En los últimos años estamos asistiendo a la eclosión del fenómeno SUV, un tipo de vehículo que, hasta ahora, destacaba por su versatilidad, por un interior en la mayoría de los casos espacioso, por esa apariencia aventurera que tanto gusta y por un puesto de conducción elevado, características que se alejan radicalmente de lo que ofrece un vehículo deportivo. Sin embargo, los todocamino irrumpen cada vez con mayor presencia en el segmento de deportivos, un mercado al que pertenece el protagonista de mi prueba, el nuevo MINI John Cooper Works Countryman 2019.

PRUEBA: MINI Countryman S E

En su segunda generación, lanzada en 2017, el MINI Countryman ha aumentado sus medidas y ha apostado por reforzar ese lado crossover que le posiciona como el modelo más grande de la compañía británica. Ahora, dos años después de su lanzamiento, la versión más vitaminada de la gama Countryman recibe una importante actualización que le permite elevar sus prestaciones y rendimiento de manera considerable.

Mismo concepto con toques deportivos

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Sin embargo, este importante restyling se centra especialmente bajo su carrocería, donde el apartado mecánico y dinámico ha sido puesto a punto para alcanzar estos nuevos estándares de deportividad. A nivel de diseño, el MINI John Cooper Works Countryman presenta grandes entradas de aire en el frontal, taloneras laterales y un parachoques trasero con un difusor integrado. En la parte superior, el kit de carrocería lo completa un alerón instalado sobre el techo y unas carcasas de los espejos retrovisores optimizadas aerodinámicamente.

Por último, diferentes detalles en rojo están presentes en la parrilla, el techo y los retrovisores, así como las molduras de los intermitentes laterales, y el logotipo ‘John Cooper Works’ en la parrilla del radiador y en el portón trasero. De serie, presenta llantas JCW de 18 pulgadas en diseño Black Grip Spoke, aunque de manera opcional se puede disponer de otros diseños en 18 y 19 pulgadas.

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

En el interior, una pareja de asientos deportivos ocupa las plazas delanteras, con reposacabezas integrados, volante multifunción deportivo, palanca de cambios específica y el guarnecido interior del techo en color antracita. En el apartado tecnológico se ofrece como parte del equipamiento de serie los faros de LED, el arranque confort, los tres modos de conducción de los que te hablaré más abajo, la Radio MINI Visual Boost de 6,5 pulgadas, navegador y cámara de visión trasera, entre otros.

MINI TwinPower Turbo, el corazón de la bestia

Mientras que los cambios en el diseño son mínimos en comparación con el Countryman JCW antes de su restyling, lo cierto es que bajo su piel se esconde todo un arsenal de mejoras que convierten al Countryman, junto al MINI John Cooper Works Clubman y el recién presentado MINI John Cooper Works GP 2020, en el modelo de calle más potente jamás creado en los 60 años de historia de MINI.

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Los ingenieros han tomado como base el ya conocido bloque 2.0 TwinPower Turbo de cuatro cilindros, presente en los MINI John Cooper Works (prueba) y MINI Cooper S (prueba), y lo han mejorado para que ofrezca 75 CV de potencia y 100 Nm de par motor más que modelo anterior. En total, esta pequeña central nuclear entrega 306 CV de potencia y 450 Nm de par motor directos a un sistema de tracción total ALL4.

El nuevo motor, que ya comparte con el BMW X2 M35i xDrive y el nuevo BMW M135i xDrive 2019, equipa un cigüeñal reforzado y modificado a medida, un cojinete de bancada con una sección transversal ampliada, pistones y bielas específicos y un nuevo amortiguador de vibraciones con refrigeración optimizada. Acompañado de un turbocompresor más grande, la relación de compresión se ha reducido de 10,2 a 9,5. Ahora se ofrece un conducto de admisión de aire rediseñado, nuevos inyectores, control de válvulas variable y un renovado sistema de escape deportivo con válvula activa.

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Este incremento de potencia ha obligado a MINI a trabajar la refrigeración. El bloque se asocia a un nuevo cambio automático Steptronic de 8 velocidades con bloqueo mecánico del diferencial y levas tras el volante, y un sistema de tracción total ALL4. De este modo, el MINI John Cooper Works Countryman 2019 necesita 5,1 segundos para llegar a los 100 km/h desde parado, o lo que es lo mismo, 1,4 segundos menos que su predecesor. Su velocidad máxima ha sido limitada electrónicamente a 250 km/h.

Evolución en el apartado dinámico

En línea con las mejores implementadas por los ingenieros de MINI en el nuevo Countryman John Cooper Works 2019, el apartado dinámico ha sido optimizado para estar a la altura del conjunto. La suspensión deportiva ha sido mejorada en términos de rigidez de componentes, cinemática y peso. De manera opcional, se puede equipar una suspensión adaptativa con amortiguadores controlados electrónicamente, mientras que el Control Dinámico de Estabilidad (DSC) y la dirección electromecánica también han recibido cambios.

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Este aumento del 25% en potencia y del 22% en par motor ha conllevado una actualización del sistema de frenos del MINI John Cooper Works Countryman 2019 que he probado. En el tren delantero ahora presenta discos sobredimensionados de 360 mm con pinzas de cuatro pistones, mientras que, en el eje posterior, se ha optado por unos discos de 330 mm y pinzas de dos pistones.

Precio y equipamiento opcional

El nuevo MINI John Cooper Works Countryman está disponible por un precio de 48.800 euros para el mercado español. Entre el equipamiento opcional que podrán añadir al de serie los clientes que lo adquieran destaca el sistema Connected Navigation Plus con pantalla táctil de 8,8 pulgadas, un asistente personal, el portal de Internet MINI Online, compatibilidad con Apple CarPlay y actualizaciones de mapas de navegación descargables automáticamente a través de la conexión a la red móvil.

Prueba en circuito MINI John Cooper Works Countryman 2019

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Es el momento de poner a prueba el MINI John Cooper Works Countryman 2019 y, para ello, he tenido la oportunidad de rodar en el Circuito Monteblanco, en Huelva. El día se presenta lluvioso, frío y con algo de niebla a primeras horas de la mañana, aunque con el paso de las horas esa capa blanquecina que nos impide ver el final de recta comienza a levantarse. Se convierte realmente en un escenario perfecto donde comprobar la capacidad de tracción del Countryman JCW y todas las mejoras que el fabricante ha implementado en el crossover deportivo.

PRUEBA: Audi Q3 Sportback

El diseño exterior, aunque es claramente deportivo, no desentona tanto al tratarse de un SUV, algo que muchos otros modelos del segmento no pueden decir. En el interior, aunque algo compacto, se respira ese ambiente que invita a pisar el acelerador y dejarme llevar por el sinuoso trazado del circuito onubense. La bandera verde ondea al fondo del pit lane, lo que nos permite adentrarnos en la pista y comenzar a rodar con el nuevo Countryman.

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

La nueva caja de cambios Steptronic de 8 velocidades se muestra más ágil que la anterior, con transiciones entre marchas más rápidas y con bastante suavidad cuando la aguja se encuentra en la parte inferior del cuentarrevoluciones. Una primera vuelta de reconocimiento, adaptación al circuito y al coche, y comienzo a dar gas a fondo por la larga recta del circuito Monteblanco. Al final de recta, una cerrada curva a derechas me advierte de que la frenada debe ser contundente, si quiero tomarla.

Los frenos no vacilan ni flaquean, mientras que la dirección se presenta estable al mismo tiempo que la suspensión deportiva del nuevo Countryman JCW lo mantiene todo bajo control. Paso a gestionar los cambios con las levas tras el volante, buscando la zona roja del cuentarrevoluciones, que se sitúa sobre las 6.500 rpm, lo que, unido al modo de conducción Sport, tiene como resultado unas transiciones entre marchas mucho más bruscas y rápidas, que te me impulsan a seguir acelerando. Además, todo ello acompañado de una excepcional banda sonora de su sistema de escape deportivo con válvula activa.

Un motor a medida

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Mención especial merece el nuevo motor. Hace ya algunos años, cuando puse a prueba el MINI John Cooper Works de 231 CV, el propulsor de 2.0 litros sobrealimentado me pareció un bloque nervioso y con gran patada. Sin embargo, los ingenieros de BMW y MINI han logrado que este motor sea incluso mejor que la anterior versión. Su empuje es impresionante. La forma en la que recupera tras cada curva lo convierte en toda una declaración de intenciones, algo que ya nos adelantan desde la marca: el MINI John Cooper Works GP 2020 ha logrado bajar de la barrera de los 8 minutos en Nürburgring.

En el John Cooper Works Countryman 2019 de mi prueba, aunque no es tan veloz debido a su tamaño y peso, lo convierte en uno de los SUV más prestacionales de su segmento, a la altura del Audi SQ2 y el antes mencionado X2 M35i xDrive. El paso por curva es otro punto fuerte para el Countryman. Los ingenieros de MINI han trabajado en el apartado dinámico para ofrecer un coche estable, con gran agarre y una enorme estabilidad, gracias a su suspensión revisada, al sistema de tracción total ALL4 y al diferencial con bloqueo mecánico. Incluso sobre superficies mojadas, este SUV presenta un gran aplomo tan solo limitado por las llantas y neumáticos de 18 pulgadas. Tuve la oportunidad de probar dos unidades del Countryman JCW, y la versión con llantas de 19 pulgadas presentaba un paso por curva algo más estable, debido al perfil más bajo y rígido de sus neumáticos.

PRUEBA MINI John Cooper Works Countryman 2019

Los rivales del MINI John Cooper Works Countryman 2019 que he probado tienen algo más de lo que preocuparse. Por 48.800 euros, el Countryman JCW ofrece todo lo que esperarías de un SUV (un puesto de conducción alto, estética deportiva adaptada a un todocamino y un maletero con 450 litros de capacidad volumétrica), y de un vehículo deportivo gracias a su nuevo motor más potente, la suspensión, frenos, chasis y un sistema de tracción a las cuatro ruedas que garantiza un gran paso por curva. Y, si lo prefieres utilizar para ir a recoger a los niños al colegio, sigue siendo un coche práctico.

Ficha técnica MINI John Cooper Works Countryman 2019
Motor Cilindrada 1.998 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 306 CV / 5.000 – 6.250 rpm
Par máximo 450 Nm / 1.750 – 4.500 rpm
Transmisión Caja de cambios Automático, 8 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.299 mm
Anchura 1.822 mm
Altura 1.557 mm
Distancia entre ejes 2.670 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Turbo. Intercooler
Peso Peso 1.675 kg
Prestaciones Velocidad máxima 250 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 5,1 seg
Consumos WLTP Combinado 8,1 l/100 km
Velocidad baja N.D.
Velocidad media N.D.
Velocidad alta N.D.
Velocidad muy alta N.D.
Emisiones WLTP Emisión CO2 185 g/km Euro 6
Precio Precio oficial Desde 48.800 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.