Desde su lanzamiento hace ahora dos años, era solo cuestión de tiempo que Audi se animara a lanzar una variante más deportiva y prestacional del SUV más pequeño de la gama Q. Ese momento ha llegado ahora coincidiendo con el Salón de París 2018, que abre sus puertas del 4 al 14 de octubre, donde se dará a conocer públicamente el nuevo Audi SQ2.

PRUEBA: Audi Q8

Se posiciona como la variante tope de gama del Audi Q2 (prueba) gracias a que ha adoptado el motor del Audi S3 (prueba). Su imagen también añade un extra de deportividad gracias a una parrilla rediseñada, los emblemas ‘S’, un parachoques con entradas de aire más grandes, faros de LED, un paragolpes trasero con un difusor y salidas de escape integradas, un alerón, taloneras laterales y llantas de aleación de 18 y 19 pulgadas.

Del interior sabemos que Audi ha instalado asientos deportivos, un techo de color negro, pilares y tapicería de los asientos de cuero, nuevos acabados en aluminio cepillado, pedales de acero inoxidable y molduras en los umbrales de las puertas con iluminación. El Audi SQ2 también dispone de reposabrazos central delantero, climatizador, volante multifunción con levas para el cambio, sistema de información al conductor en color, control de velocidad tempomat, Audi virtual cockpit y el sistema MMI Navegación plus, entre otros.

Audi SQ2

El motor del Audi S3 aterriza en el nuevo Audi SQ2

Pero lo que hace realmente especial al SQ2 es su apartado mecánico, donde encontramos el motor del Audi S3. En este caso, un bloque de cuatro cilindros en línea de 2.0 litros TFSI turbo con 300 CV de potencia y 400 Nm de par motor. Junto a este trabaja una caja de cambios automática S tronic de siete relaciones y doble embrague que canaliza toda la potencia al sistema de tracción total quattro de serie. Pasa de cero a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

Otras mejoras a nivel dinámico son una suspensión deportiva que rebaja la altura en 20 mm con respecto al Q2 original, y un sistema de frenos con discos de 340 mm en el eje delantero y de 310 mm en el posterior. La carga tecnológica incluye Audi pre sense con control de crucero adaptativo con Stop&Go y Traffic Jam Assist para tascos, asistente para el cambio activo de carril, el sistema park assist o el Audi side assist opcional.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.