El lanzamiento de un nuevo modelo siempre representa una serie de importantes desafíos para un fabricante. Debe asegurarse de que necesitan ese coche, de que encajará en el mercado, de que ofrecerá todo lo que necesita un perfil concreto de comprador y de que reportará el máximo volumen posible de ventas. Siempre ha habido, y habrá, fracasos estrepitosos, pero la Historia del SEAT Ibiza es un ejemplo de lo que ocurre cuando una marca presenta un modelo que da con la clave del éxito.

Tras haber superado holgadamente la barrera de los 5 millones de coches vendidos, el SEAT Ibiza (prueba) tiene el honor de ser el modelo más vendido en la historia de la compañía y el primero construido como marca independiente. Un vehículo que nació en 1984 y que, en función del mercado, es líder indiscutible de su segmento. Tras más de 35 años en activo de forma ininterrumpida y con cinco generaciones diferentes lanzadas desde entonces, el Ibiza es el resultado del buen hacer de SEAT como fabricante internacional.

La delicada situación de SEAT a finales de la década de 1970

Historia SEAT Ibiza

La convulsa transición democrática supuso importantes cambios en el panorama socioeconómico español. El país salía de su letargo dictatorial para entrar en una nueva fase democrática e iniciar una carrera para alcanzar a sus futuros socios europeos. Sin embargo, la realidad distaba bastante de ser así, incluyendo a compañías de la talla de SEAT, que se veían afectadas por la dura reconversión industrial. La idea del Gobierno de la época era liquidar las empresas deficitarias, y el fabricante español se encontraba en la lista negra.

SEAT Ronda, “el acto de guerra entre Fiat y SEAT”

Fiat, que por entonces era socio industrial de SEAT, muestra su interés por adquirir el total de las acciones de la empresa, pero la marca española no se encuentra en su mejor momento, con enormes deudas y una sobrecapacidad productiva que lleva al fabricante italiano a abandonar a SEAT en 1980. Esta nueva situación dejaba a la marca en una situación aún peor, lo que pone de manifiesto la urgencia de crear un modelo nuevo a coste casi cero que permita mantener a flote el barco.

SEAT Ronda
SEAT Ronda (1982-1986)

Un conglomerado industrial, con Giugiaro, ItalDesign, Karmann, Porsche y SEAT, da como resultado el primer Ibiza, un modelo que no vería la luz hasta 1984, pero que permitiría a la compañía española reemplazar a los SEAT Ronda y Fura, vehículos con éxito moderado y ADN Fiat, y poner el primer ladrillo de una gama completamente nueva de modelos que acabaría suponiendo el renacer de la empresa años más tarde.

La Historia del SEAT Ibiza: todas las generaciones, versiones y ediciones especiales

SEAT Ibiza I (1984-1993)

Esta delicada situación económica y el abandono de Fiat obligan a SEAT a diseñar desde cero un modelo completamente nuevo que le permita dejar atrás los Ronda y Fura. Pero SEAT necesita que el proyecto tenga unos costes bajos y que el resultado sea un producto viable y exitoso. Para ello, los directivos adoptan dos estrategias que le permitirán alcanzar este objetivo:

  • Una gran alianza industrial para cubrir costes en materia de fabricación
  • Adaptar un diseño ya existente de un modelo rechazado

Historia SEAT Ibiza

SEAT le encarga Giorgetto Giugiaro, el prestigioso diseñador al frente de ItalDesign, la creación de un modelo utilitario compacto de segmento B. Para ello, le hace entrega de un presupuesto limitado y unos recursos escasos, por lo que el diseñador italiano decide recurrir a creaciones recicladas para establecer las líneas del que acabaría siendo el primer Ibiza. Aunque Giugiaro no lo reconoce en todos los casos, muchos de los diseños son proyectos creados con anterioridad que bien no habían sido presentados a sus respectivos clientes o habían sido rechazados por ellos.

La opción finalmente elegida por SEAT para el nuevo Ibiza fue un diseño rechazado por Volkswagen para la creación de la segunda generación del Volkswagen Golf -conoce aquí su historia-. Su imagen presentaba líneas rectas, marcados pasos de rueda y un frontal donde la parrilla y el parachoques negro enmascaraban parcialmente los faros y los intermitentes. Dentro, las cosas seguían un estilo muy similar, con un gran volante de dos radios con varios controles para los faros integrados, un cuadro de instrumentos con tres esferas divididas y una consola central flotante sobre un salpicadero rectangular de líneas rectas.

Una asociación para reducir costes

Historia SEAT Ibiza

Ahorrar costes en el diseño no era la única medida adoptada por la compañía en este primer capítulo de la Historia del SEAT Ibiza. De la industrialización se ocupó Karmann, un prestigioso carrocero alemán con un largo historial que incluye diversos modelos de marcas como Audi, BMW, Ford, Mercedes, Porsche, Renault y Volkswagen, quien asesoró a SEAT en diferentes aspectos de su cadena de producción.

Los coches SEAT de competición más importantes de su historia

Pero, quizás el más famoso de los socios de SEAT en la creación del Ibiza I fue Porsche. El fabricante alemán fue el encargado de diseñar los motores que impulsaría al utilitario y que SEAT luciría orgulloso con la inscripción “System Porsche” en los motores de sus coches. No eran motores bóxer, ni tenían las prestaciones de los propulsores que impulsaban a modelos populares de alto rendimiento como el Porsche 911 -conoce aquí su historia completa-, pero habían sido diseñados por los de Stuttgart y SEAT no dudó en hacerlo saber a su público objetivo, especialmente en mercados del norte europeo donde la marca española no era conocida, a diferencia de Porsche.

Historia SEAT Ibiza

De este modo, surgen dos motores de gasolina de cuatro cilindros y aspiración natural para el primer Ibiza desarrollados por Porsche. El primero, un 1.2 litros, ofrecía alimentación por carburador, 63 CV de potencia a 5.800 rpm y cambio manual de cinco velocidades, con una velocidad máxima de 161 km/h. La segunda opción era un bloque de 1.5 litros que desarrollaba 85 CV a 5.600 rpm, alcanzaba una velocidad punta de 169 km/h y se emparejaba a un cambio manual de cinco velocidades y a un carburador Weber. Ambas versiones registraban un peso inferior a los 900 kilogramos, lo que lo convertía en un coche práctico (con 3,6 metros de largo) y ágil, a la par que eficiente.

El SEAT Ibiza I debuta por primera vez en el Salón del Automóvil de París de 1984 y su producción da comienzo el 27 de abril de ese mismo año. Disponible en versiones de tres y cinco puertas, el Ibiza Mk1 estaba inicialmente disponible con los motores “System Porsche” de 1.2 y 1.5 litros, así como un diésel atmosférico de 1.7 litros con 55 CV de potencia. Estuvo disponible en diferentes niveles de acabado, aunque los principales fueron L, GL y GLX e incluyó una variante denominada SXi de estilo más deportivo que llegó más tarde.

New Style, el primer restyling del Ibiza

El primer capítulo de la Historia del SEAT Ibiza estaba siendo un completo éxito comercial, con el cambio de década comenzaba a acusar el cansancio y era necesario refrescar el modelo antes de la llegada de una segunda generación. El nuevo Ibiza New Style, con SEAT bajo el dominio de Volkswagen, fue el primer restyling del modelo, que introduce cambios sutiles en el exterior, un interior renovado y diferentes ajustes a nivel mecánico. En total se implementaron 450 cambios sobre los 4.000 componentes del vehículo.

También se produce la llegada de nuevas motorizaciones, como el 0.9 litros de 44 CV, un 1.7 “System Porsche” de 105 CV para la interesante versión Sportline, una variante catalizada del 1.2 litros con 70 CV e inyección Bosch Jetronic, otra versión catalizada y con inyección de combustible del 1.5 litros, que aumentaba su rendimiento hasta los 90 CV, e incluso una versión turbo de 1.5 litros y 109 CV exclusiva para el mercado suizo que había sido presentada dos años atrás.

Historia SEAT Ibiza

Al mismo tiempo, el Ibiza de primera generación derivó en otros modelos y prototipos llamativos, como el SEAT Málaga de 1985, una variante de cuatro puertas y tres volúmenes con el diseño del Ibiza, pero basado en la plataforma del Ronda; el SEAT Ibiza Bimotor y su curiosa historia en los rallyes; y un prototipo de un Ibiza Cabrio que actualmente se encuentra en la Nave A112 de la compañía. Además, a finales de la década de 1990, cuando en el resto del mundo se comercializaba la segunda generación del Ibiza, SEAT vendió los derechos de la primera generación a dos compañías chinas, quienes vendieron el modelo en el país asiático bajo la denominación Nanjing Eagle y Soyat.

SEAT Ibiza Marathon: el ‘proto’ con motor de cinco cilindros y 300 CV

El primer Ibiza fue todo un éxito comercial. Después de nueve años en activo, el modelo había logrado comercializar un total 1.342.001 unidades, lo que hacía del Ibiza el modelo más vendido de la marca en toda su historia, y eso que la trayectoria del pequeño utilitario compacto no había hecho nada más que empezar.

1 Comentario

  1. Tengo un ibiza 4 a generación de diciembre del 2004. Sdi 1.9 es un excelente coche con un consumo irrisorio.
    La pena es que por la caza de brujas que estamos sufriendo con los vehículos diésel, me van a obligar a cambiar de coche cuando aún funciona como una máquina de precisión.
    Me volveré a comprar un ibiza aunque gasolina esta vez…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.