Hemos tenido a SEAT, a Hispano Suiza, a Pegaso o a Comarth, y ahora es CUPRA la marca que acaba de incorporarse a la corta lista de fabricantes españoles de coches –otras marcas españolas que quizá no conocías-, y más en concreto, de coches deportivos. Hoy te traemos la prueba del CUPRA Formentor VZ de 310 CV, su primer coche exclusivo: vamos a ver qué es CUPRA, de donde viene este nombre, y como se conduce el poderoso VZ. ¡Súbete con nosotros!

trasera del Cupra Formentor VZ trasera

La gama se compone de modelos SEAT a los que se les inyecta un mayor tacto deportivo y se les incrementa la calidad e los interiores, como son los CUPRA Ateca o CUPRA León. Pero el Formentor es la primera creación original de la nueva marca, un deportivo con carrocería tipo SUV de 310 caballos de potencia que solamente se vende como CUPRA. ¿Y porqué el primer coche único de CUPRA es un SUV, si sabemos que los mejores deportivos nunca podrán ser SUV por su altura y por su peso? Vamos a averiguarlo.

CUPRA: el origen

En 1996, tras 18 años de ausencia, SEAT volvió al Mundial de Rallyes y se adjudicó la victoria durante tres años consecutivos en la categoría de 2 ruedas motrices con el SEAT Ibiza Kit Car de tracción delantera. Para los que recordábamos la hazaña de Zanini, tercero en el Montecarlo con un SEAT 124 en 1977, ver a pilotos como Rius, Webber o Rovanpera ganar su categoría con un SEAT fue muy emocionante, y posteriormente se llegó a fichar a Didier Auriol y a competir por la categoría absoluta. Pero esta es otra historia…

tres cuartos delantero del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV

Y ya desde el primer año de los Ibiza en el Mundial, la firma española quiso llevar a las calles la pasión de las carreras, y así nació el primer coche que llevaría el apellido CUPRA, y que fue el SEAT Ibiza Cupra. Un coche de tacto muy, muy deportivo, y con 150 caballos, que para la época, y en un modelo tan pequeño, eran una verdadera bomba. Desde entonces, SEAT ha lanzado infinidad de modelos CUPRA basados en sus coches de serie, y fue en 2018 cuando CUPRA se independizó definitivamente.

SEAT Ibiza Cupra Sport F2: ¡el Ibiza con el que todos soñamos!

Formentor, exclusivo de CUPRA

El CUPRA Formentor toma como base la plataforma del SEAT León, del Grupo Volkswagen, y a partir de ella ha desarrollado una carrocería que solamente estará disponible como CUPRA. Su carrocería le cataloga como un SUV; sin embargo sus proporciones son contenidas, y aunque es más largo que un Ateca, es más bajo y tanto la altura total como la altura libre al suelo no son exageradas. En vivo, el Formentor parece a medio camino entre un SUV tradicional y un turismo.

Estéticamente se caracteriza por líneas complejas, desde los laterales hasta el capó con dos nervaduras, o la parrilla frontal, barroca y con un sinfín de líneas superpuestas que se cruzan formando estructuras muy recargadas. Este diseño logra mucho dinamismo visual, y creo que es acertado para un modelo de aspiraciones deportivas.

Dato importante es el color del logotipo, cobre, un color que podríamos decir que se está convirtiendo en una seña de identidad de CUPRA ya desde los últimos lanzamientos de SEAT en los que CUPRA eran versiones deportivas y no una marca independiente todavía.

Por dentro

El interior es prácticamente igual que el de los León, pero se ha enriquecido con materiales que ofrecen una mejor calidad visual y detalles en el citado color cobre. Los asientos logran una excelente sujeción, y la postura de conducción es casi la de un turismo: no muy elevada y con el volante bastante paralelo al conductor.

interior Cupra Formentor VZ interior

Los relojes son digitales, una gran pantalla táctil de 12 pulgadas domina el centro del salpicadero, y desde ella podemos controlar un sinfín de funciones del coche. Además, bajo la pantalla encontramos los botones relativos a la climatización, que son muy útiles, y tenemos el apoyo del sistema de reconocimiento de voz para manejarnos aun más cómodamente. Echamos de menos un mando del volumen que pudiésemos girar, como los de toda la vida, pero el táctil bajo la pantalla y el del volante hacen que pronto nos olvidemos de él.

PRUEBA: Porsche Macan GTS 2020

En pocas palabras, el interior de este CUPRA muestra una gran calidad, y está a medio camino entre las firmas generalistas y las premium, así que podemos decir que un CUPRA muestra una calidad a medio camino entre un SEAT y un Audi.

asiento y volante del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV

Motor poderoso

El motor genera la friolera de 310 caballos de potencia, tiene dos litros de cilindrada, sobrealimentación por turbo y cuatro cilindros. Entrega la potencia a las cuatro ruedas (a las traseras solo cuando hay deslizamiento de las delanteras) a través de una caja de cambios automática de doble embrague y siete marchas bañada en aceite, que podemos emplear de manera manual mediante las levas tras el volante. Así armado es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, y su velocidad máxima ha sido autolimitada a 250 km/h.

motor del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV

En la práctica, tratamos con un motorazo que entrega toda la fuerza a muy bajas vueltas, a tan solo 2.000 ya encontramos el par motor máximo, y desde esas 2.000 vueltas hasta las 6.500 tenemos una amplísima zona media en la que siempre encontramos respuestas muy contundentes. En la zona alta, desde las 6.500 revoluciones hasta el corte la potencia ya no sube más, pero sigue siendo una gran zona alta.

Así que en conducción relajada tenemos potencia fácil y rápida para movernos por el tráfico o adelantar, mientras que en conducción deportiva tenemos un amplísimo margen de uso, y por todo ello, además de poderoso este motor es muy fácil de aprovechar.

prueba del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV

Driver Profile y comportamiento

Antes de empezar a pilotar podemos poner el coche a nuestro gusto. Gracias al Driver Profile es posible variar elementos como la dureza de la amortiguación, la asistencia de la dirección o el sonido.

PRUEBA: CUPRA Formentor 1.4 TSI e-Hybrid

Y al ponerlo todo en los modos más deportivos, algo que podemos hacer pulsando el botón CUPRA en el volante, lo cierto es que los cambios del ajuste general se perciben con claridad, sobre todo por el sonido y el endurecimiento de la amortiguación, que yo he notado más que en ningún SEAT previo. Eso sí, el sonido se percibe demasiado artificial, quizá porque se nota que los altavoces tienen buena parte de la culpa.

prueba del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV

En cuanto al comportamiento en carretera, es cierto que estamos subidos a un todocamino, pero sus dimensiones están en realidad a medio camino entre los SUV y los turismos: el peso es de unos 1.650 kilos, y la altura de 1,5 metros, cifras que lo sitúan entre los SUV más bajos y ligeros, aunque, como decimos, siguen siendo superiores a las de un turismo, y eso va a influir en la conducción deportiva.

Así que si el dinamismo es lo primero en tu decisión de compra, te recomendamos el CUPRA León, con el mismo motor y menos altura y peso. Pero si buscas un SUV deportivo, este es uno de los de mejores.

El Formentor cuenta con suspensiones independientes en ambos ejes, y en opción cuenta con unos frenos Brembo por 2.500 euros, aconsejables si estás decidido a exprimirlo en carreteras de montaña.

En la cocina

llanta y frenos del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CVAsí armado, el coche entra en los giros con decisión, con poco subviraje y sin apenas balanceos de la carrocería, lo que permite enlazar curvas con una gran precisión. Además, nos notamos un poco más altos que de costumbre en un deportivo, pero no hay ninguna sensación de inseguridad. Pilotando el Mini del Rally Dakar me he sentido en un coche mucho más alto.

Y en el vértice me he encontrado una grata sorpresa, porque la trasera es una trasera viva, sensible al acelerador, de manera que soltando gas podemos hacer que deslice un poco. Solo un poco, y esto es bueno, porque podrás disfrutar de una trasera viva cuando la fuerces pero nunca será nerviosa; no te va a poner en apuros en curvas rápidas.

Y en la salida de los giros la tracción total ayuda a hacerlo como un disparo, a acelerar muy pronto sin pérdidas de adherencia. El sistema de tracción total no marca la trasera al acelerar ni tiene autoblocantes, así que no podemos compararlo al de un (prueba) Ford Focus RS o al de un Toyota GR Yaris, pero a cambio no va a consumir tanto combustible como en el caso de los citados.

PRUEBA: Toyota GR Yaris

Cuando apagamos los modos deportivos la suavidad se incrementa, desde la amortiguación hasta el volante pasando por la respuesta del motor, y el coche presenta un tacto equilibrado entre eficacia y confort perfecto para viajar y para usar a diario, con una excelente insonorización y rodar premium.

prueba del CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV

Veredicto

Si comenzábamos la prueba del CUPRA Formentor VZ diciendo que puede parecer extraño que una firma deportiva como ésta lance su primer coche único con carrocería tipo SUV, lo cierto es que esto es así porque hoy día se venden muchos más todocamino que deportivos, es lo que demanda el público, y CUPRA ya tiene un excelente deportivo del mismo tamaño en formato tradicional, que es el CUPRA León.

Así que el CUPRA Formentor nace como un coche para los que les gustan los SUV, pero no quieren renunciar a la diversión de la conducción deportiva. Y para ese público, el Formentor es uno de los SUV deportivos más destacados por su agilidad de todo el mercado, no solo de su categoría, y también uno de los de mejor relación calidad-precio, pues sus rivales directos son coches como el BMW X2 M35i o el Mercedes-AMG GLA 35 4MATIC+, modelos que resultan mucho más caros a pesar de contar con prestaciones parejas.

Eso sí, este es un mercado que está en plena ebullición, y cada vez hay más alternativas. A día de hoy sus rivales más directos son sus “primos”, los Volkswagen T-Roc R y Tiguan R, a los que pronto se unirá el Hyundai Kona N.

A destacar A mejorar
Tacto deportivo y Driver Profile Precio elevado, aunque competitivo
Calidad de marcha Sonido jugoso pero artificial
Exclusividad
CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV
Motor Cilindrada 1.984 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 310 CV / 5.500-6.500 rpm
Par máximo 400 Nm / 2.000-5.400 rpm
Alimentación Tipo Inyección indirecta, turbo
Transmisión Caja de Cambios Doble embrague en aceite, 7 marchas
Tracción Integral
Suspensión Delantera McPherson
Muelles helicoidales
Barra estabilizadora
Trasera Doble triángulo
Muelles helicoidales
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados / 340 mm
Traseros Discos / 310 mm
Dimensiones Longitud 4.450 mm
Anchura 1.839 mm
Altura 1.511 mm
Distancia entre ejes 2.680 mm
Maletero Volumen 420 litros
Peso Peso 1.644 kg
Prestaciones Velocidad máxima 250 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 4,9 segundos
Consumo
(WLTP)
Combinado 8,6 l/100 km
Velocidad baja 12,4 l/100 km
Velocidad media 8,4 l/100 km
Velocidad alta 7,4 l/100 km
Velocidad muy alta 8,2 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 193 g/km Euro 6 – Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 44.920 euros

Fotografías: Álex Aguilar

2 Comentarios

  1. Manuel, así lo decidieron y comunicaron los responsables de Seat de aquel momento. Los Ibiza estaban participando en la Copa FIA 2 litros del Mundial, que se adjudicaron en varias ocasiones, y de ahí el nombre, CUP de Copa y RA de Racing.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.