La espera ha terminado, el Mercedes-AMG GT 4 puertas por fin ha sido revelado en el Salón de Ginebra 2018 después de un año desde que fuera presentado el Mercedes-AMG GT Concept original y una infinidad de imágenes espía. Además, trae consigo una serie de importantes novedades, como las tres versiones diferentes, una de ellas híbrida, y hasta 630 CV de potencia en la variante más vitaminada.

Mercedes anuncia los coches que llegarán en 2018

Aunque es considerada la versión de cuatro puertas del Mercedes-AMG GT (prueba), la realidad es que sigue su propio esquema de variantes independientemente de lo que ofrece el coupé. Además, adopta nuevas denominaciones nunca vistas antes en la marca gracias a las tres versiones diferentes: el GT53 4MATIC+, un híbrido; el GT63 4MATIC+ y el más potente GT63 S 4MATIC+. Esto permite diferenciarse del coupé y el roadster, los cuales se ofrecen en versiones GT, GT S, GT C y GT R, como la opción más potente.

Mercedes-AMG GT53 4MATIC+

Por lo tanto, el nuevo Mercedes-AMG GT 4 puertas es una combinación entre los modelos más estandarizados de AMG y el Mercedes-AMG GT. Del mismo modo, los responsables de la marca ya aseguraron hace unas semanas que no habría una variante 63 del nuevo Mercedes CLS 2018, siendo la variante Mercedes-AMG CLS 53 la más potente del modelo, la cual fue revelada en el Salón de Detroit en enero.

Mercedes-AMG GT 4 puertas, una imagen similar, una configuración única

Empecemos por el diseño. Desde la parrilla Panamericana de Mercedes, que fue revelada en el restyling que sufrió el año pasado el Mercedes-AMG GT, hasta la caída del techo de tipo coupé, el nuevo GT de cuatro puertas es una mezcla perfecta en deportividad y usabilidad. Aboga por la elegancia, con líneas suaves en la zaga, pero un parachoques delantero claramente marcado por las entradas de aire a cada extremo. Además, ofrece un alerón activo o uno fijo en función de la versión.

Mercedes-AMG GT63 S 4MATIC+

El interior conserva la consola central en caída con los interruptores en la misma disposición que los ocho cilindros de su motor, un volante deportivo y unos asientos de tipo baquet. Sin embargo, recurre al nuevo Mercedes Clase E y su hermano mayor, el Mercedes Clase S, para integrar la doble pantalla de 12,3 pulgadas para el cuadro de instrumentos y el sistema multimedia. La fibra de carbono, tapicerías de cuero y Alcántara, costuras en contraste y una configuración de cuatro o cinco asientos dependiendo de la versión, son algunos de sus atributos más remarcables.

Tres versiones con todo el ADN de Mercedes-AMG

La gama del Mercedes-AMG GT 4 puertas estará compuesta por tres versiones diferentes. Si empezamos por la de menor potencia, encontramos la variante híbrida con un sistema de 48 voltios, la cual se suma al CLS 53 antes mencionado y al Mercedes-AMG E 53 Coupé y Cabrio, ambas novedades en Detroit. Esta versión combina un motor de seis cilindros sobrealimentado y 3.0 litros junto a un motor eléctrico para una potencia combinada de 435 CV. El motor eléctrico entrega 21 CV y 250 Nm de par motor, mientras que la unidad de combustión interna emplea un turbocompresor eléctrico que reduce el conocido lag de los motores sobrealimentados. Con todo, es capaz de pasar de cero a 100 km/h en 4,5 segundos y de alcanzar una velocidad punta de 285 km/h.

Mercedes-AMG GT53 4MATIC+

Un escalón inmediatamente por encima en la gama tenemos al Mercedes-AMG GT63 4MATIC+, el cual ya recurre al famoso motor V8 biturbo de 4.0 litros para entregar una potencia de 585 CV y un par motor de 800 Nm, o lo que es lo mismo, las cifras que arroja el poderoso Mercedes-AMG GT R o el mismo motor que ha sido instalado en el Mercedes-AMG G63 2018, también una novedad en Ginebra. Alcanza los 100 km/h en 3,4 segundos y llega a una velocidad máxima de 310 km/h.

Por último, el Mercedes-AMG GT63 S 4MATIC+ es la opción para los que quieren el máximo rendimiento en un deportivo de cuatro puertas. Toma como base el motor V8 biturbo de 4.0 litros, pero eleva su desempeño hasta fronteras nunca antes experimentadas por este propulsor. 630 CV de potencia y 900 Nm de par motor son suficientes para alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,2 segundos y llegar a una velocidad punta de 315 km/h.

Mercedes-AMG GT63 S 4MATIC+

Las dos versiones V8 del Mercedes-AMG GT 4 puertas están equipadas con tecnología AMG Cylinder Management que desactiva una bancada de cilindros cuando se circula a bajo régimen y reduce así el consumo de combustible y las emisiones. También es común en ambas versiones la caja de cambios automática MCT de nueve relaciones y la suspensión neumática multicámara, mientras que la versión GT63 S 4MATIC+ equipa de serie unos montantes del motor activos que son opcionales en la versión GT63 4MATIC+. Por último, la versión GT53 4MATIC+ cuenta con un cambio TCT de nueve velocidades y una suspensión adaptativa, mientras que el eje direccional trasero es de serie en las versiones 63 y un extra en el 53.

PRUEBA: Mercedes-AMG GT Roadster

Todos los modelos de la gama Mercedes-AMG GT 4 puertas están equipados con un sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC+ que calcula de forma continuada la mejor distribución de par entre ejes. El modo de conducción Drift es estándar en el GT63 S, mientras que los otros modelos pueden equiparlo de forma opcional. La versión de 4 puertas del AMG GT llegará finales de este verano a los concesionarios y será un duro rival para el Porsche Panamera Turbo, el BMW M6 Gran Coupé y el Audi RS 7 Sportback.

Mercedes-AMG GT53 4MATIC+

Mercedes-AMG GT63 S 4MATIC+

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here