2020 es una fecha clave marcada en el calendario de todas las marcas que comercializan sus vehículos en el mercado europeo. Es el año a partir del cual el nuevo reglamento de la Unión Europea entrará en vigor y obligará a todos los fabricantes a no superar la media de 95 gr/km de CO2 en los coches nuevos vendidos en este mercado. Esto ha provocado que muchos fabricantes aceleren la carrera por la electrificación, con la llegada de nuevos vehículos que, en muchos casos, son los primeros modelos 100% eléctricos de algunas marcas. Esto ocurre con SEAT, quien ha lanzado el SEAT Mii electric que acabado de poner a prueba.

SEAT Minimó, la apuesta de movilidad urbana, en el Mobile World Congress

Resultado de la unión de la fuerza de tres principales marcas dentro del Grupo Volkswagen, el SEAT Mii electric se ha convertido en el primo cercano del Volkswagen e-Up! y el nuevo Skoda Citigoe iV, con los que comparte diseño, mecánica y tecnologías. Estos tres productos surgieron con motores de combustión tradicionales y, con el paso del tiempo, han sido objeto de la llegada de los motores eléctricos que los han convertido en eficientes urbanitas ideales para las grandes ciudades del planeta.

Prueba SEAT Mii electric

El urbanita de cero emisiones, que ya fue adelantado a modo de concept car en 2017 con el SEAT e-Mii, no solo plantea un cambio de rumbo radical en su concepto original, sino que representa el primer modelo 100% eléctrico dentro de la gama SEAT. Esta estrategia de electrificación conllevará la llegada de hasta seis vehículos nuevos hasta 2021, así como diferentes conceptos de movilidad urbana que incluyen un scooter eléctrico o los populares patinetes eléctricos, entre otros.

Un Mii por fuera, un urbanita eléctrico por dentro

Lo mejor del SEAT Mii electric de la prueba es que sigue siendo un Mii a simple vista, sin parecer un futurista vehículo traído de la ciencia ficción a nuestro mundo. Sin elementos superfluos, sin una imagen que pueda impactar a simple vista ni excentricidades. Tan solo unas llantas de diseño propio en 16 pulgadas, una insignia en la zaga y dos adhesivos en las puertas delanteras. Además, cinco colores exteriores entre los que elegir –Negro Deep, Blanco Candy, Rojo Tornado, Azul Costa y Plata Tungsten- y opciones de personalización que incluyen espejos retrovisores y techo en color negro.

Prueba SEAT Mii electric

Los diseñadores de SEAT han tomado el Mii y lo han ajustado a las exigencias de un coche eléctrico. Incluso la toma de carga la encuentras bajo la tapa donde se encontraba la boca de repostaje para el depósito de gasolina. Lo mismo ocurre con el interior. El Mii eléctrico equipa una nueva moldura decorativa que recorre todo el ancho del salpicadero, un sistema de iluminación ambiental y una tapicería específica.

El resto de cambios los encontramos en el cuadro de instrumentos, donde el medidor del depósito de gasolina ahora indica el nivel de carga de la batería, y el cuentarrevoluciones ahora ofrece información de lo que ocurre bajo el capó, si aceleras más de la cuenta o si, por el contrario, estás recargando la batería. Se ha eliminado la palanca de cambios manual y se ha instalado un selector como el que encontramos en cualquier vehículo de la marca equipado con transmisión automática DSG. Ésta gestiona la transmisión eléctrica y nos permite elegir el nivel de retención que genera el motor.

Más potente y rápido que el Mii de gasolina

Prueba SEAT Mii electric
Más potente y eficiente que el Mii de gasolina

En el lugar en el que deberíamos encontrar una unidad tricilíndrica 1.0 MPi de 60 CV, ahora se aloja un motor eléctrico con una potencia de 83 CV y un par motor instantáneo (desde principio a fin) de 212 Nm. Éste, a su vez, es alimentado por una batería de iones de litio de 32,3 kWh de capacidad que ha sido integrada en la propia plataforma, que otorga un rango de autonomía de 259 km, según el ciclo de homologación WLTP, y que puede aumentar hasta los 358 km en ciclo urbano.

Prueba SEAT Mii electric

Puede pasar de 0 a 50 km/h en 3,9 segundos y su velocidad máxima se limita a 130 km/h, todo ello con un consumo combinado de 14,4-14,9 kWh/100 km. La batería se puede recargar en un punto de carga rápida con corriente continua de 40 kW hasta un 80% de su nivel en 1 hora, mientras que en un punto de carga con corriente alterna a 7,2 kW, el tiempo hasta completar el 80% se demora a 4 horas.

Todas estas características técnicas caben dentro de un Mii con las proporciones de un vehículo de segmento A, con 3,5 metros de longitud, 1,6 metros de anchura y 1,5 metros de altura, así como una distancia entre ejes de 2,4 metros. Ofrece cinco puertas, cuatro plazas en su interior y un maletero con una capacidad volumétrica de 251 litros ampliables hasta los 923 al abatir las plazas traseras.

Equipamiento y tecnología

El SEAT Mii electric que he probado está disponible en dos acabados diferentes: Mii electric y Mii electric Plus. Entre el equipamiento de serie más destacado se incluyen elementos como el Lane Assist, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de arranque en pendiente, sensor de presión de neumáticos, SEAT Connect, radio con pantalla a color, USB, Bluetooth y una base para fijar un smartphone, climatizador y elevalunas eléctricos. Mientras tanto, el acabado Plus añade el sensor de lluvia y luces, asientos delanteros calefactables, 6 altavoces, llantas de 16 pulgadas, faros antiniebla, lunas tintadas y techo interior en negro.

Opcionalmente se ofrecen cuatro paquetes de equipamiento:

  • Pack Garage: sensor de aparcamiento trasero, control de crucero e iluminación ambiental.
  • Pack Below Zero: asientos delanteros calefactables, retrovisores eléctricos, parabrisas calefactable, sensor de luces y lluvia, y faros de circulación diurna de LED.
  • Easy Flex: asiento del pasajero regulable en altura, gancho en guantera, doble fondo de maletero y asientos traseros plegables.
  • Pack Home Charge: cable modo 2 (Schuko).

Precio del SEAT Mii electric

Prueba SEAT Mii electric

Versión Precio
SEAT Mii electric21.230 euros
SEAT Mii electric Plus22.380 euros

Sin embargo, como oferta de lanzamiento, SEAT quiere democratizar aún más los precios con una promoción especial que incluye el Mii electric Plus con los cuatro paquetes opcionales de equipamiento antes mencionados y un punto de carga Wallbox de corriente alterna en el domicilio (instalación no incluida), por 17.900 euros siempre que financies la compra.

SEAT compra Respiro y entra en el carsharing

Además, el Mii eléctrico irá acompañado, cuando llegue a los concesionarios en febrero de 2020, de una garantía oficial de 8 años o 160.000 kilómetros que incluye los puntos más críticos del vehículo, como el motor eléctrico y la batería. SEAT asegura que, tras este período, la batería aún dispondrá de una capacidad de carga del 70%.

Prueba del SEAT Mii electric

Prueba SEAT Mii electric

El SEAT Mii electric de mi prueba tiene esas cotas supercompactas que siempre me han gustado, ideales para moverte y aparcar en ciudad. Ofrece un interior con el estándar de calidad del segmento A, pero con suficiente equipamiento para justificar su precio. A fin de cuentas, tienes asientos calefactados, climatizador automático e incluso asistente para el mantenimiento de carril, todo ello en un coche de poco más de 3,5 metros de largo.

Como te decía al principio de la prueba, del Mii eléctrico me gusta que parece un coche ‘normal’, con el pequeño matiz de que bajo su piel se esconde un avanzado sistema de propulsión eléctrico. Giro la llave para poner en marcha el motor (en el Mii no hay botón de arranque) con la extraña sensación de no saber si el sistema está encendido. Este hecho me lo confirma una ligera campanita y el cuadro de instrumentos cobrando vida.

Prueba SEAT Mii electric

Prefiero la comodidad de la palanca de cambios como si fuera una transmisión DSG. Es mucho más sencillo para alguien que viene de conducir un coche con motor de combustión interna durante toda su vida. Coloco el selector en ‘D’ e inicio la marcha. Es tan suave y silencioso como cabría esperar de un coche eléctrico, con el característico silbido cuando aceleras o levantas el pie derecho y la retención del motor empieza a actuar.

Mucho más fácil para los no iniciados encontrar una palanca ‘DSG’ en el interior del Mii electric

Otra característica que sin duda le hace ganar enteros es la estabilidad y buen aplomo del que hace gala. Además de las llantas de 16 pulgadas, el centro de gravedad es más bajo en comparación con el modelo anterior con motor de gasolina gracias a la posición de la batería, lo que hace del SEAT Mii electric un coche muy divertido para callejear e incluso, por qué no, disfrutar al volante en una carretera de curvas.

Prueba SEAT Mii electric

Esto está acompañado de un propulsor enérgico gracias, principalmente, a los 212 Nm de par motor instantáneo. Esta cifra, unido a los 1.235 kg (299 kg más que la versión de gasolina) que registra sobre la báscula, convierten al Mii eléctrico en un serio competidor entre semáforo y semáforo. En autopista y carretera abierta, aunque no es su hábitat natural, tampoco se comporta de una manera erróneo o incómoda, aunque verás como la autonomía merma de manera preocupante, especialmente si circulas a velocidades sostenidas.

Cuatro niveles de regeneración, la clave del éxito

El Mii electric, como cualquier otro coche eléctrico, obtiene energía adicional a través de los sistemas de recuperación, como son la frenada regenerativa o los cuatro niveles de retención del motor. Su gestión es manual y lo haces de forma sencilla utilizando la palanca selectora de la caja de cambios. Una vez en ‘D’, si golpeas la palanca hacia la izquierda, aumentan el nivel de retención; si la golpeas a la derecha, se reduce. Para activar el cuarto nivel, el más restrictivo, basta con llevar la palanca atrás del todo, a la posición ‘B’.

Prueba SEAT Mii electric
No más fobia a la autonomía gracias a sus 259 km homologados

Este sistema se convierte en la clave del éxito principal para una conducción más eficiente, que te permitirá no hacer un uso abusivo de los puntos de recarga al arañar algunos kilómetros extra. Aunque el sistema está bien desarrollado, aprovechando la función de cambio secuencial de este tipo de palancas en coches automáticos con motor térmico reconvertida en una nueva característica, prefiero otras soluciones más intuitivas y prácticas, como unas levas tras el volante para aumentar o disminuir el nivel de retención, una medida que muchos otros fabricantes ya utilizan.

PRUEBA: KIA e-Soul 64 kWh 204 CV

Además, cuenta con tres modos de conducción diferentes: Normal, Eco y Eco+. El primero libera la potencia por completo y te permite hacer uso de cualquier elemento de confort sin restricciones. Los otros dos aplican ciertas limitaciones en rendimiento y sistemas como el de climatización. Por el contrario, obtienes unos valiosos kilómetros adicionales de autonomía.

Prueba SEAT Mii electric
En un punto de carga rápida (40 kW) obtiene un 80% de la batería en una hora

Y es que la fobia a la falta de autonomía es el mayor de los frenos al coche eléctrico en España. Sin embargo, si gestionas de manera efectiva los niveles de regeneración y, sobre todo, te adelantas a las condiciones del tráfico, bastan unos minutos en ciudad o carreteras extraurbanas para ver cómo crece la cifra de autonomía en el ordenador de a bordo.

Sí, como segundo coche en casa

En definitiva, el SEAT Mii electric que he podido probar me ha demostrado la buena senda que ha decidido iniciar SEAT en la carrera por la electrificación. Empezar por un segmento pequeño es la solución más lógica. Me convence su autonomía, su dinámica de conducción y, desde luego, sus prestaciones (con las que seguro que te divertirás al volante). La ausencia de gran peso de un sistema de infoentretenimiento convencional, con una pantalla táctil que integre todas las funciones necesarias, es un punto negativo en contra del Mii eléctrico. SEAT trata de paliarlo con una solución inteligente que permite integrar y convertir tu teléfono móvil en un sistema multimedia.

Prueba SEAT Mii electric

Pese a esto, el Mii electric llega para convertirse en un serio candidato para muchos compradores dispuestos a dar el paso definitivo hacia su primer coche eléctrico, sin renunciar a un vehículo con motor tradicional como unidad principal en la familia. La promoción de lanzamiento lo hace incluso más interesante y, si recurres a las ayudas oficiales a la compra (Plan Moves), puedes ahorrarte algunos euros extra en su compra. Sin duda, una gran opción como primer coche eléctrico y un muy buen primer paso para SEAT en la carrera de la electrificación.

Ficha técnica SEAT Mii electric
MotorTipoEléctrico
MotorSíncrono de imanes permanentes
Potencia máxima83 CV
Par máximo212 Nm
TransmisiónCaja de cambiosAutomática, 1 velocidad
TracciónDelantera
SuspensiónDelanteraTipo McPherson, resorte helicoidal, barra estabilizadora
TraseraRueda tirada con elemento torsional, resorte helicoidal
DimensionesLongitud3.556 mm
Anchura1.645 mm
Altura1.481 mm
Distancia entre ejes2.421 mm
AlimentaciónBateríaIon-Litio, 32,3 kWh
PesoPeso1.235 kg
PrestacionesVelocidad máxima130 km/h
Aceleración 0-100 km/h12,3 seg
ConsumosUrbano
Extraurbano
Combinado14,4-14,9 kWh/100 km
PrecioPrecio finalDesde 21.230 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.