Dicen que el Ferrari F40 de esta prueba fue el primer coche deportivo capaz de transmitir lo mismo que un coche de carreras en la calle, sin entrar en versiones homologadas para tal efecto. Tras la prueba del McLaren Senna tengo claro que la firma de Woking ha sido capaz de lanzar un órdago directo a Maranello, demostrando que 30 años después está en condiciones de poner en problemas a cualquiera.

El McLaren Senna forma parte del selecto club de vehículos dentro de la gama McLaren Ultimate Series. El no va más, en otras palabras. Son los vehículos más exclusivos y potentes de la firma británica y lo más interesante es que todos tienen una personalidad muy bien definida, eso crea valor añadido para los coleccionistas y es todo un deleite para los fans.

Prueba del McLaren Senna

Por ejemplo, el McLaren P1 era un hiperdeportivo híbrido, donde se buscaba el impacto estético y las altas prestaciones. El McLaren Speedtail es un Gran Turismo de lujo capaz de rodar a más de 400 km/h mientras que el McLaren Elva busca conseguir las máximas sensaciones al volante: por no tener no tiene ni parabrisas.

En el McLaren Senna de esta prueba lo que se busca es llevar el circuito a la calle, el box de un circuito al garaje de tu casa. Es un coche pensado para ser lo más eficaz posible en una pista, como un coche de carreras, y por eso, una de sus claves es que fue diseñado por ingenieros, no por diseñadores. ¡Toda una declaración de intenciones!

McLaren Senna: un aspecto irracional

Si hay algo que me gusta en las creaciones más deportivas y radicales de Ferrari, incluso en el Enzo, es que dentro de sus formas afiladas y que buscan llamar la atención, siempre se esconde un hilo de elegancia que lo hace especial. En el caso del McLaren Senna no: ¡su diseño es brutal!

Desproporcionado me atrevería a decir. Todo son agujeros y tomas de aire, formas sin mucha coherencia estética. Ruedas pequeñas y un alerón gigantesco. Pero todo, absolutamente TODO, está creado para cumplir un propósito. Lo bello se sacrifica para alcanzar la máxima efectividad.

Frente a mí, lo que más me llama la atención es su tremendo alerón, gigantesco. Más tarde hablaremos de él en términos de aerodinámica. También destaca mucho el frontal, muy afilado y con grandes huecos que dejan entrever el sistema de aerodinámica activa.

PRUEBA: Bugatti Chiron W16 8.0 1.500 CV

Impone desde el primer segundo. Otro elemento donde destaca son los pequeños detalles, como por ejemplo la combinación de color, con detalles en naranja que añaden espectacularidad al conjunto. Prácticamente cada McLaren Senna es único, ya que las posibilidades de personalización ofrecidas por el departamento MSO son amplísimas.

Un interior casi de carreras

Por fuera es algo especial y que intimida, pero te debo confesar que cuando abres la puerta de apertura vertical y te encuentras ese habitáculo tan minimalista, con esos bacquets de fibra de carbono, con esa cantidad de detalles propios de un coche de competición, todavía intimida más.

Volante y consola del McLaren Senna

Es un coche duro, donde el confort pasa a un segundo plano. Algo que me sorprende son los asientos: parecen durísimos, ya que es simplemente una estructura de carbono con pequeñas inserciones de goma y tapicería de Alcantara. Pero, en realidad, no lo son tanto: recogen al cuerpo como un guante y realmente te sientes bien desde el primer segundo.

La postura al volante es maravillosa. Frente a mí, el cuadro de mandos bascula: puedes elegir una posición minimalista, que roba menos campo de visión, donde solo se ofrece la velocidad y pocos datos más. Si lo prefieres, puedes levantar la pantalla y ver más información relevante como el régimen de revoluciones, la temperatura de los neumáticos o del aceite del motor.

No puedo esperar más para empezar la prueba del McLaren Senna y rodar con esta bestia. Pero antes de contarte mis sensaciones, deja que te cuente los secretos técnicos que guarda esta máquina.

Motor del McLaren Senna: ¡salvaje!

El McLaren Senna está basado, como el resto de McLaren, en un avanzado chasis monocasco fabricado íntegramente en fibra de carbono. Esto le dota de una enorme rigidez torsional. En el caso del Senna, la carrocería también está fabricada en este ligero y noble material, por lo que como esperas, el peso final del conjunto es realmente bajo: el McLaren Senna apenas pesa 1.198 kilos, más o menos lo mismo que un Volkswagen Polo de 115 CV.

escape triple del McLaren Senna
En Europa equipa tres salidas de escape, dos en el resto del mundo. La razón es la normativa europea para limitar el ruido.

Pero en este caso bajo el capó, situado en posición central trasera, justo tras los asientos, se encuentra el salvaje motor M840TR, un propulsor V8 biturbo, de cuatro litros de cilindrada, capaz de generar 800 CV y 800 Nm de par. Su comportamiento es salvaje: alcanza su máxima potencia a 7.250 vueltas y el máximo par solo a partir de las 5.500 revoluciones.

¿Qué significa eso? Pues que la patada que genera a partir de las 5.000 vueltas recuerda un poco a coches de otra época. Sí, de nuevo me viene a la cabeza el Ferrari F40. No diré que en bajas esté vacío de poder porque no es cierto, pero lo que está claro es que en altas revoluciones es cuando este bólido es capaz, verdaderamente, de asustar a cualquiera.

Sobre el papel, el McLaren Senna es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, pero, personalmente, hay otra cifra que me parece más impresionante y a la vez más evidente de su carácter: acelera de 0 a 200 km/h en 6,8 segundos. Y sí, puedo decir que lo que más me impresionó en este coche es su capacidad increíble para ganar velocidad cuando ya ruedas a un ritmo veloz.

prueba del McLaren Senna

Su velocidad máxima es de 340 km/h, una cifra que dado su potencia y peso no resulta especialmente llamativa, pero tiene truco: la aerodinámica. El McLaren Senna es un coche pensado para ser eficaz en un circuito y para ello, los ingenieros de la marca han desarrollado todo un sistema de aerodinámica activa para pegar el coche al suelo y conseguir que sus límites estén en la estratosfera.

La aerodinámica, protagonista

alerón posterior del McLaren SennaHay dos elementos clave en este coche: el efecto suelo y el downforce. A través de diferentes canalizaciones interiores, el Senna es capaz de generar un efecto suelo por la diferencia entre los gradientes de presión que se generan en la parte inferior del vehículo, succionando el coche hacia el suelo y mejorando su capacidad de tracción. Todo el flujo aerodinámico está perfectamente canalizado por diferentes elementos, que bien mantienen el aire en una parte baja para canalizar el aire hacia el difusor trasero o bien para refrigerar correctamente elementos como los frenos o, sobretodo, el motor V8.

La presión que ejerce el aire para pegar el coche al suelo es fundamental para conocer el comportamiento del coche. Los maletines móviles en el eje delantero actúan de manera automática cuando se necesita más downforce en el eje delantero, para conseguir mejor capacidad de tracción en curva. El alerón trasero, por su parte, se encarga de pegar al suelo el eje trasero. Entre los dos, consiguen hasta 800 kg de downforce a más de 200 km/h. Por lo que este coche prácticamente podría ir boca abajo.

prueba en España del McLaren Senna

¿Alguna vez te has preguntado por qué el alerón del Senna es tan grande? Todo este flujo aerodinámico, junto al bajo peso del conjunto, podría generar vibraciones en la parte trasera del vehículo. A alta velocidad, hay dos flujos principales de aire en la parte trasera: uno por la parte superior del vehículo, que choca contra el alerón, y otro por la parte inferior, que va a parar al difusor. Este último elemento tiene como misión mantener bajo el flujo de aire, mientras que el alerón alto evita que el flujo baje drásticamente y pueda provocar turbulencias.

Para que te hagas una idea: con el Senna rodando a alta velocidad, hay unos dos metros por detrás del vehículo que está libre de flujo aerodinámico. Como en una especie de vacío, evitando así inestabilidad. Lo dicho: todo en este coche está pensado para ser lo más eficaz posible, aunque estéticamente no sea todo lo agraciado que puedas esperar.

Prueba del McLaren Senna, ¡qué empiece la acción!

botón de encendido del McLaren SennaCon toda esta información bajo el brazo, debo decir que empiezo la prueba del Senna con mucho respeto por una maquina tan espectacular. El botón de arranque se encuentra en el techo, para dar más impresión de estar en algo que tiene cuatro ruedas pero que de coche tiene poco. ¡Parece una nave espacial!

Arranco y el bramido del motor V8 entra con una contundencia brutal al habitáculo. Para conseguir la máxima ligereza se ha eliminado buena parte del aislante del habitáculo. No es un coche que busca refinamiento, al contrario, busca sensaciones al máximo nivel.

PRUEBA: Porsche 918 Spyder

A baja velocidad es un coche que sorprende por su fácil manejo: ¡nada que ver con el F40! Se nota la evolución de los coches deportivos en estos 30 años. Ahora bien, no te voy a mentir: no es un coche cómodo, en ningún momento. Y eso me encanta. Estás en un bólido de carreras con matrícula y se siente como tal.

habitáculo y asientos del McLaren Senna

En el interior se escuchan los golpecitos que dan las piedras al ser catapultadas por los neumáticos, la dirección transmite perfectamente lo que ocurre en todo momento. Es una conexión hombre/máquina total. El sonido en el interior es constante, por lo que si vas acompañado prácticamente estás obligado a elevar la voz. Es una experiencia 100% racing.

Decido pisarle un poco para ver de lo que es capaz y la verdad es que intimida. Es mi primer hiperdeportivo y no se parece a nada que he probado antes. Sí, mantiene el carácter explosivo del motor que ya he probado en el 570GT o en el 720S, pero con un nuevo nivel de prestaciones. Elementos como la temperatura de los neumáticos se vuelve en fundamental para poder traccionar con seguridad.

Sí, realmente McLaren ha conseguido que el sabor sea 100% de competición. Creo que no me equivoco si digo que es uno de los coches más exigentes del mercado, si no el que más. Es un coche que demanda manos y conocimiento de causa. Hundo el acelerador y el coche sale catapultado, en segunda, pero sobretodo en tercera, el empuje es animal. Es mejor estar atento al velocímetro si no quieres tener un susto con los agentes de la Guardia Civil. ¡En este coche puedes terminar en el calabozo de una manera muy sencilla!

Sus prestaciones impresionan, sobretodo más allá de los límites legales: y es que en primera es un coche que sufre por enviar tanta potencia al asfalto. Necesitas las condiciones óptimas para poder acelerar sin patinar los neumáticos traseros. Pero es que puedes quemar rueda en cuarta sin despeinarte. ¡Una barbaridad!

prueba del McLaren Senna

Ahora bien, para mí la clave, más incluso que las prestaciones, es lo que llega a transmitir. Creo que era el objetivo de este coche dentro de la Ultimate Series y creo que lo han conseguido. Lleva el concepto de ‘coche radical’ a un nuevo nivel: las vibraciones, el sonido, lo exigente de su comportamiento. Es un coche del que te bajas con una sonrisa en la boca pero también con sudor en la frente.

PRUEBA: Ferrari LaFerrari

Y eso, amigos míos, a día de hoy es algo muy caro de ver, en un mundo donde la racionalidad y el hecho de querer un coche para todo parece imponerse. Por eso, esta prueba del McLaren Senna me ha dejado claro que todavía hay esperanza. Que aquellos que buscan emocionarse al volante y emular a grandes pilotos, como el propio Ayrton Senna, tienen una opción real. McLaren corrió un riesgo alto quemando su bala de llamar ‘Senna’ a un coche de calle, pero después de probarlo, no tengo duda que el piloto brasileño estaría orgulloso del resultado. ¡Tanto es así que seguro que lo guardaría en su garaje!

tres cuartos delantero del McLaren Senna

Ficha técnica McLaren Senna
MotorCilindrada3.994 cc
Cilindros8 en V
Potencia máxima800 CV / 7.250 rpm
Par máximo770 Nm / 5.500 – 6.700 rpm
AlimentaciónTipoInyección Indirecta
Turbo
TransmisiónCaja de CambiosAutomática, 7 velocidades,
doble embrague
TracciónTrasera
SuspensiónDelanteraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
TraseraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
FrenosDelanterosDisco ventilado cerámico / 390 mm
TraserosDisco ventilado cerámico / 390 mm
DimensionesLongitud4.543 mm
Anchura1.930 mm
Altura1.196  mm
Distancia entre ejes2.670 mm
MaleteroVolumenn.d.
PesoPeso1.198 kg
PrestacionesVelocidad máxima340 km/h
Aceleración 0-100 Km/h2,8 seg
ConsumoCombinadon.d.
Velocidad bajan.d.
Velocidad median.d.
Velocidad altan.d.
Velocidad muy altan.d.
EmisionesEmisiones de CO2250 g/km (NEDC)
PrecioPrecio oficialDesde 1.168.000 euros (impuestos incluidos)

Imágenes: Raúl Salinas

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.