Sabes que cuando esperas algo con ganas la espera se te hace eterna, ¿verdad? Pues multiplica esa sensación por dos si por medio se mete una pandemia mundial. Eso es la sensación que he experimentado con el coche de la prueba, el Honda e Advance 2020 154 CV.

foto frontal de la prueba del Honda e Advance 2020 154 CV

No te miento si te digo que el pequeño eléctrico de Honda es el vehículo que más ganas he tenido de probar en estos dos últimos años, y eso que por mis manos han pasado tales artefactos como el (prueba) Porsche Taycan Turbo S, el (prueba) Ferrari 812 Superfast o el (prueba) Porsche 911 GT3, entre otros muchos deportivos de gran potencia, adictivo sonido e imagen de perdición.

Este automóvil es pequeño -tiene una longitud de 3.895 metros, una anchura de 1.750 m y una altura de 1.510 m- y no suena, pero es atractivo a más no poder. Ken Sahara, encargado del diseño exterior, ha conseguido una imagen retro y minimalista que es un imán para las miradas, tanto las discretas como las indiscretas -creo que es la sesión de fotos en la que más gente se ha acercado y preguntado por él-. También es limpia con los tiradores delanteros enrasados en la carrocería, con los traseros integrados en el pilar C y con la ausencia de antena y de retrovisores, que han sido sustituidos por cámaras que traen un recubrimiento que repele el agua.

Asimismo, la carrocería combina el color principal, el Blanco Platino Perlado en el caso de nuestra unidad de pruebas del Honda e Advance 2020 154 CV, con el negro brillante que ‘marca’ algunos elementos, como la estructura cóncava que encuadra los grupos ópticos -tanto los delanteros como los traseros-, que son redondos, adoptan tecnología LED y están inspirados en los faros de estilo clásico. También el de la tapa de carga, que está realizada en vidrio y que está situada en el centro del capó, como si del abultamiento de un deportivo se tratase; y el de las llantas de 17″, que adoptan cubiertas que ocultan los discos y las pinzas de freno.

PRUEBA: Renault Clio E-TECH 2020 Híbrido

Hora de conocer su interior. El acceso se realiza de forma sencilla debido al ligero peso de sus puertas y al gran ángulo de apertura de las mismas. Una vez sentado, la sensación es muy buena, extraña, porque no había visto nada similar, pero muy buena. Lo primero que me llama la atención por las cinco pantallas -seis sin contamos la del retrovisor interior- que recorren todo el ancho del vehículo: las de los extremos, que son de 6″, hacen de retrovisores; la que se sitúa enfrente del conductor, que es de 8,8″, de cuadro de instrumentación; y las otras dos, de 12,3″, son las del sistema de infoentretenimiento. Estas dos últimas son táctiles, tienen un interface realmente atractivo y fácil de usar -muy parecido a un smartphone- y son totalmente configurables con sus 12 accesos directos a las apps -incluso el fondo de pantalla, todo un puntazo-.

foto del interior del Honda e Advance 2020 154 CV

Las líneas horizontales creadas con las pantallas más las del salpicadero consiguen una sensación de mayor amplitud. También su diseño minimalista en el que, bravo por Honda, no prescinde de los botones físicos para las funciones más importantes. Aún así tenemos el Asistente Personal, que se activa diciendo “Ok, Honda” y que ejecuta las acciones que le indique.

La sensación de gran calidad que consiguen las pantallas, más las logradas por las molduras sintéticas con efecto de madera y la tapicería tipo mélange hacen que su interior sea único en el segmento. También que los plásticos duros del salpicadero pasen desapercibidos. Duros, sí, pero consistentes.

Además, equipa bastantes huecos portaobjetos, ya sean en forma de bolsillo, de posavasos o de compartimento divisible al gusto, como el que separa los dos asientos de las plazas delanteras. Asimismo, trae conector HDMI, toma de 12V, de corriente de 230 V CA y cuatro USB -dos delante y dos detrás-.

Me desplazo a la segunda fila donde compruebo la gran comodidad de su banqueta corrida; lástima que esté homologado para dos plazas, porque la central es aún más cómoda y el túnel es muy bajo. Los pasajeros tienen un hueco holgado para las piernas y la cabeza, y eso que equipa techo panorámico -cuatro y tres dedos, respectivamente, con mi altura: 1,78m-.

Continúo la prueba del Honda e Advance 2020 154 CV analizando el maletero. Por su configuración de motor y propulsión trasera, cubica 171 litros, una cifra menor que la de los coches de la competencia. Además, tiene formas irregulares por los pasos de rueda, pero se puede abatir el respaldo de las plazas posteriores, que es de una pieza, para conseguir un piso plano.

maletero del Honda e Advance 2020 154 CV

Prueba del Honda e Advance 2020 154 CV

pantalla del retrovisor digital del Honda e Advance 2020 154 CV Llega el momento que tanto tiempo he esperado. Acomodado en su confortable asiento, me pongo el cinturón, que es de color marrón, otro detalle en el que se aprecia el esmero que ha puesto Honda, y encuentro rápidamente la mejor postura de conducción. Eso sí, me llama la atención que en un coche de 37.000 euros tengas que desplazar la banqueta de forma manual, al igual que la cortinilla del techo panorámico. Pero en marcha, se me olvidan todos esos detalles al intentar hacerme con los retrovisores digitales. Lo cierto que el periodo de adaptación es rápido, porque la calidad de las pantallas de 6 pulgadas es muy buena y porque éstas están situadas a la altura perfecta, cosa que no ocurre en el (prueba) Audi e-tron. También la visibilidad es mejor que la que ofrece el alemán, sobre todo al dar marcha atrás, acción que se realiza con mucha mayor confianza; llámame millennial de pacotilla, pero prefiero el espejo tradicional. Da igual si elijo la vista normal o la panorámica, que según Honda se amplía el ángulo de visión en un 10 y en un 50%, respectivamente, porque mi movimiento de cabeza más propio de una cantante de hip hop del Bronx me da, por lo menos la sensación, de mayor perspectiva y por ello, seguridad. La que más me ha gustado es la que hace de retrovisor -con un movimiento se cambia a espejo-, que mejora la visión con pasajeros en las plazas traseras y bultos voluminosos de carga que obliguen a la bandeja estar en posición vertical -de serie en el Advance-.

prueba del Honda e Advance 2020 154 CV

Por primera vez en la historia de Honda, un motor eléctrico es el que se encarga por sí solo de mover el vehículo. En el caso del Honda e puede ser uno de 136 CV o uno de 154 CV, dependiendo de si el nivel de equipamiento es el base o el Advance. Independiente te de la potencia tiene el mismo par, 315 Nm; velocidad máxima, 145 km/h y autonomía, 222 kilómetros, 211 km en el caso de que equipe llantas de 17 pulgadas, como el Honda e Advance 2020 154 CV de la prueba. Y toda esa energía surge de una batería de 35,5 kWh, que según la marca japonesa puede ser cargada hasta el 80% en solo 30 minutos con la función de carga rápida de 50 kW -4,1 horas en uno de 7.4 kW y 18,8 horas en uno de 2.3 kW-. Por cierto, ésta tiene una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros y garantiza una capacidad de duración de hasta un 70%.

PRUEBA: Hyundai Kona Eléctrico 64 kWh 204 CV

En marcha conducir el Honda e es una gozada. El silencio que manda en el habitáculo y la agilidad con la que se mueve este pequeñín hace que sea una opción perfecta para moverte por ciudad. Más aún con su radio de giro de 4,3 metros, con el que casi podría dar la vuelta en una alcantarilla.

redactor Hugo Valverde probando el Honda e Advance 2020 154 CV

Sus 154 CV mueven con soltura los 1.527 kg que suma en la báscula, da igual si vamos en modo ‘Normal’, donde la entrega de energía es más comedida, o en ‘Sport’, en el que no se le pone límites a su pegada. Y es en ese momento cuando tienes la aceleración instantánea que demandas y cuando en una salida de un semáforo ves al resto de coches en el retrovisor -recuerda, normal o digital, a tu elección- en un abrir y cerrar de ojos.

Y para reservar y recargar la energía de la batería tienes los modos de retención que se gestionan desde las levas del volante o el botón ‘Single Pedal Control System’, situado en el túnel central. Debido a la intensa forma de retener el coche -puede ser de hasta 0,18 G-, el conductor puede conducir solo dando gas pisando el pedal del acelerador. De esta forma recargamos la batería a la vez que alargamos la vida útil de los frenos.

foto dinámica de la prueba del Honda e Advance 2020 154 CV

El Honda e es un coche muy divertido, que acelera rápidamente en recta -hace el 0 a 100 km/h en solo 8,3″- y que muestra unas muy buenas maneras en curva sin oscilar la carrocería notablemente y sin comprometer la comodidad de sus ocupantes. Sorprende cómo supera las rotondas a alta velocidad debido a la buena puesta a punto que ha realizado el fabricante, a la disposición de su motor, trasera, y a ser un coche de propulsión.

Como te he comentado en unos párrafos más arriba de esta prueba, el Honda e Advance 2020 154 CV es una opción perfecta para circular por la urbe, pero tampoco se amilana en carretera. Su potencia, su velocidad punta de 145 km/h y su buena insonorización consigue que cumpla con nota. Otra cosa es el consumo de energía a alta velocidad…

prueba del Honda e Advance 2020 154 CV

El Honda e tiene un precio de partida de 34.800 euros -no incluyen el programa de ayudas del Gobierno-, 37.800 en el caso de nuestra unidad de pruebas. Es un precio elevado, aunque incluya de serie el sistema de retrovisores por cámara, el Honda Sensing, los asientos delanteros calefactables, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros o las llantas de aleación de 16″, en eso estamos de acuerdo. Más aún si tenemos en cuenta que en el mercado ya existen candidatos con mayor espacio y autonomía. Pero ninguno, también en eso estaremos de acuerdo, tiene un diseño exterior con tanto estilo o un interior tan cómodo, pero, sobre todo, tan tecnológico -recuerda sus seis pantallas-, bien hecho y que desprenda esa dilatada sensación de calidad.

PRUEBA: Opel Corsa-e

Que no te extrañe si empiezas a verlo por la calle, porque ya está a la venta y las primeras unidades llegarán en agosto de este año.

redactor junto con el Honda e Advance 2020 154 CV

Ficha técnica Honda e Advance 2020 154 CV
MotorTipoEléctrico
MotorSíncrono de imanes permanentes
Potencia máxima154 CV
Par máximo315 Nm
TransmisiónCaja de cambiosAutomática, 1 velocidad
TracciónTrasera
SuspensiónDelanteraTipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
TraseraTipo McPherson / Resorte helicoidal / barra estabilizadora
DimensionesLongitud3.895 mm
Anchura1.750 mm
Altura1.512 mm
Distancia entre ejes2.530 mm
AlimentaciónBateríaIon-litio, 35,5 kWh
AutonomíaCiclo WLTP222 km (16″) / 211 km (17″)
PesoPeso1.527 kg
PrestacionesVelocidad máxima145 km/h
Aceleración 0-100 Km/h8,3 seg
ConsumosUrbanoN.D.
ExtraurbanoN.D.
Combinado18 kWh/100 km
EmisionesEmisión CO20 g/km Euro 6
PrecioPrecio oficial37.800 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.