Antes de comenzar con la prueba del Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV, déjame que como Marty McFly viaje un poco atrás en el tiempo… En 2002, Porsche sorprendió a propios y extraños, para bien o para mal, con la incorporación de un SUV a la gama. Bendita aparición que salvó a la marca de la quiebra. En 2014, vio la luz el otro todocamino, más pequeño pero con la impronta deportiva que se exige a cualquier modelo de la firma de Stuttgart. Y es así como nació el Macan, un éxito en lo que a ventas se refiere.

prueba Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

A pesar de ser su vehículo más vendido y de que su imagen sigue siendo casi tan fresca como el primer día, la compañía ha decidido lanzar la segunda generación del Macan. El descenso en ventas del 11% sufrido en 2018 (86.031 unidades) frente a 2017 (97.202), descenso lógico tras conocerse la nueva generación, y la demanda de mayor tecnología han sido los dos argumentos para justificar esta decisión.

PRUEBA: Porsche Macan GTS

Frente a frente observo que su exterior sigue siendo tan fiero como el modelo lanzado hace ahora cinco años -continúa haciendo honor a su nombre, que en indonesio significa tigre-. Guarda los mismos elementos de diseño, pero actualizados para no perder su esencia Porsche. Los faros LED ahora son más afilados y portan los cuatro puntos característicos de la compañía. Son de serie, no así el sistema opcional Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS Plus), que distribuye el haz de luz ajustándose a las condiciones de la calzada, la luminosidad y el tráfico.

faro del Porsche Macan S 2019El paragolpes delantero, que también es de nuevo cuño, estrena unas tomas de refrigeración más amplias y unos listones en sus extremos, logrando una percepción de mayor anchura. No podían faltar las llantas de hasta 21 pulgadas, las molduras laterales o el difusor integrado en el paragolpes posterior. Otra novedad en su exterior, la más destacada, es la banda trasera tridimensional de luces LED, también con luces de freno de cuatro puntos. Era el único modelo que faltaba por adoptar esta configuración. Mención aparte merecen los algunos de los cuatro nuevos colores, como los atrevidos el Mamba Green o el Miami Blue, el encargado de bañar la carrocería del coche de pruebas, un guiño a esas tonalidades arriesgadas de los 80 y los 90.

Accedo al interior y no me sorprende lo que observo, lo que toco. En el primer vistazo percibo la mayor diferencia respecto a la primera generación: la enorme pantalla táctil de 10,9 pulgadas del Porsche Communication Management (PCM), de serie y que ha obligado a redistribuir las toberas del sistema de climatización. Por su parte, el cuadro de instrumentos mantiene las tres esferas, dos analógicas, la central y la de a izquierda; y una digital, la de la derecha. Porsche prescinde de los ‘virtual cockpit’ que sí equipa, por ejemplo, (prueba) el Audi Q3 2019.

interior del Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

La calidad de los materiales y los ajustes son excelentes; sinceramente, no me esperaba menos. El tacto de su volante, también. Como lo es su diámetro y grosor. Y eso que mi unidad de pruebas del Porsche Macan 2019 no equipa el volante opcional GT con el conmutador de modos -con el paquete opcional Sport Chrono-. Si lees mis pruebas sabrás que no alabo la supresión de botones en la consola central. No comulgo con la nueva tendencia minimalista que me exige navegar por un menú de una pantalla táctil para activar una función habitual. Por eso felicito a Porsche, por no seguir esa moda y dotar al Macan con los botones físicos necesarios.

PRUEBA: Porsche Cayenne Turbo

En lo que respecta al espacio, el todocamino compacto ofrece hueco suficiente para las piernas de los pasajeros posteriores; algo más justo si hablamos del de la cabeza -con mi 1,78 de altura son dos dedos los que separan mi cabeza del techo-. Si hablamos del de carga, puede acoger 500 litros, 1.000 más con los asientos de la segunda fila abatidos. Ademas, tiene formas regulares, dos alturas y un portón muy amplio.

Prueba del Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

Es hora de comenzar la prueba dinámica del Porsche Macan 2019. Por el momento, la gama está compuesta por dos bloques, un 2.0 de 245 CV y un 3.0 V6 de 354. En la primera parte del partido: gasolina 2 – diésel 0. El más potente se llevará el grueso de las ventas, y por ello ha sido mi elegido. Giro la llave, elemento que este modelo sí equipa, no como el Porsche 911 2019 992, y a diferencia del de cuatro cilindros, el sonido que surge me alegra el inicio del día. Este rugido da el banderazo de salida para que comience a estirar su fantástico motor de seis cilindros en V con un par de 480 Nm.

No es difícil imaginar el empuje que tiene este SUV deportivo de origen alemán. A pesar de que mi unidad no equipa el conmutador Sport Response, sí un botón Sport, el Macan ofrece una respuesta excelente, sin apenas retraso del turbo -adopta la nueva tecnología denominada Central Turbo Layout en la que el turbo va montado entre las bancadas de cilindros que forman la V- y con rabia desde la zona baja del cuenta vueltas y hasta el límite con el corte. Es lógico si tenemos en cuenta que su par máximo es entregado desde las 1.360 rpm y hasta las 4.800 y que todo su potencia está disponible desde las 5.400 y hasta las 6.400 rpm. Por este motivo las recuperaciones son coser y cantar y los adelantamientos, tarea fácil.

motor Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

Como no podía ser de otra forma, la fuerza se transmite al asfalto mediante la rapidísima caja de cambios de doble embrague PDK de siete velocidades. Toque de levas y antes de que procese yo la información, ya ha engranado él una marcha diferente. ¡Qué barbaridad! Como de locos también es su aceleración de 0 a 100 km/h: 5,3 segundos, cifra que se ve reducida dos décimas con el paquete Sport Chrono. ¿Y de frenar sus casi dos toneladas? Los discos de serie están a la altura y no echarás en falta los cerámicos PCCB, y menos cuando conoces el precio de este extra: 9.163 euros.

PRUEBA: Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4

Llevar el escudo de Porsche en el morro exige un comportamiento deportivo. El nuevo Macan lo tiene. En 2014 no había ningún modelo que ofreciese un experiencia de conducción como él. En 2019, tampoco. Sigue siendo el rey a pesar de sus 1.865 kg y de su 1,62 m de altura. Y es que se mueve con una rapidez y una soltura propia de una berlina deportiva. Brinda rápidos cambios de apoyo sin balancear la carrocería.

prueba Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

Pero lo bueno de todo es que también es confortable, puesto que absorbe realmente bien las juntas de dilatación y las irregularidades de la calzada. Y eso que nuestra unidad equipa llantas de aleación de 20 pulgadas (otra novedad es que los neumáticos de los dos ejes tienen diferentes dimensiones: en mi caso, 265/45 R20 delante y 295/40 R20 detrás). Asimismo, gracias a la buena insonorización, puedes circular a velocidad muy alta sin percatarte de ello, así que cuidado con la aguja del velocímetro si quieres evitarte un desembolso no previsto.

PRUEBA: Porsche 718 Cayman GTS PDK

Tampoco me ha sorprendido el trabajo que realiza la dirección. Como en la generación anterior y como en cualquier modelo de la gama, el coche de la prueba, el Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV, es rápida y tiene una precisión y un tacto exquisito.

prueba nuevo Porsche Macan S

Esta segunda generación, ahora sí, equipa la última tecnología; desde navegación online, grabación en vídeo del recorrido, control por voz inteligente y hasta puerto de acceso Wi-Fi. En lo que a seguridad se refiere, no podía faltar la velocidad de crucero adaptativa con función de parada y arranque en atasco, ayuda que equipa el Porsche 911; cámara de visión 360 -con una imagen realmente nítida-, mantenimiento de carril, parabrisas calefactable y acristalamiento antitérmico, entro otros muchos elementos.

PRUEBA: Porsche 911 GT2 RS (991)

El nuevo Macan tiene un precio de partida de 75.421 euros. ¿Es caro? Sí, no es barato, pero es un Porsche, un auténtico Porsche.

prueba Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

Ficha técnica Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV
Motor Cilindrada 2.995 cc
Cilindros 6 en V
Potencia Máxima 354 CV / 5.400 – 6.400 rpm
Par Máximo 480 Nm / 1.360 – 4.800 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática, doble embrague PDK 7 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra Estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.696 mm
Anchura 1.923 mm
Altura 1.624 mm
Distancia entre Ejes 2.807 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa, turbo e intercooler
Peso Peso 1.865 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 254 km/h
Aceleración 0-100 km/h 5,3 seg
Consumos Urbano 11,3 l/100 km
Extraurbano 7,5 l/100 km
Combinado 8,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 204 g/km (Euro 6d-Temp)
Precio Precio final Desde 75.421 euros

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.