PRUEBA: Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4

Se ha hecho esperar pero aquí tenemos su prueba: Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4 First Edition. El SUV italiano llega con una imagen atractiva, además de unas cualidades dinámicas a la altura del producto de Porsche. Aunque, como todo vehículo, tiene asignaturas pendientes que mejorar.

Ha tardado en llegar. Quizás demasiado. Tras 63 años sin un modelo con aptitudes off-road, el último fue el Alfa Romeo Matta, y tras un intento conceptual que no fue llevado a producción por la escasa demanda que había en 2003, el Kamal, llega el coche de esta prueba: el Alfa Romeo Stelvio. 280 CV son los que rinde su motor 2.0 de gasolina, máquina que consigue mover este todocamino de diseño atractivo asentado sobre la misma plataforma que la de la berlina de la marca.

Prueba Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4

Ya vimos de lo que es capaz la compañía italiana con la prueba del Giulia 2.2d 180 CV, elevado a la máxima potencia en el brutal Quadrifoglio: de crear un diseño que muy pocas firmas pueden igualar.

Esos elaborados trazos también han sido llevados por la senda correcta en el interior, donde encuentro un volante muy deportivo, igual que el del Giulia. Algo que ha mejorado respecto a este modelo son los ajustes, aunque aún podría superarse. La calidad percibida es muy buena, gracias, sobre todo, a los materiales: plásticos gomosos en la mayor parte del habitáculo, madera o cuero en la tapicería; lástima que el del asiento no sea perforado para una mejor transpiración. Influye también lo bien acoplada que está la pantalla de 8,8 pulgadas del sistema de infoentretenimiento.

Interior Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4

Destacaría sus comodísimos asientos. Desde el del conductor encuentro una posición al volante excelente, aunque, eso sí, echo en falta mayor sujeción lateral. Y no es lo único, porque también esperaba más hueco para la cabeza en las plazas posteriores, aunque es cierto que nuestra unidad equipa techo solar panorámico, que da más luminosidad al habitáculo, por lo que parece más espacioso, pero a la vez resta espacio a los pasajeros. Lo que sobra, y mucho, es hueco para las piernas. ¡Chapó! Por su parte, el respaldo central es incómodo, más duro, porque esconde un reposabrazos con posavasos. Lo bueno es que se abate de forma independiente, función perfecta para poder meter, por ejemplo, unos esquís. Asimismo, el espacio de carga, con portón eléctrico de serie desde el acabado más bajo, cuenta con 525 litros de capacidad, una cifra que le sitúa entre la media de lo que ofrecen sus rivales. Eso sí, presenta una forma muy cuadrada, por tanto, muy aprovechable a la hora de cargarlo.

Acomodado de nuevo en la banqueta del conductor, y con tan solo echar un vistazo a un par de elementos, certifico que estoy a los mandos de un SUV deportivo: el DNA, que incluye modo Dynamic, y las grandes levas metálicas y fijas, como las del espectacular Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio, lo delatan. Ansioso por ver lo que me espera, pulso el botón de encendido, que está situado en el volante, como en los coches de altas prestaciones.

Prueba Alfa Romeo Stelvio 280 CV

Es hora comenzar la prueba dinámica del Alfa Romeo Stelvio 280 CV Q4 y mover los 1.735 kilogramos de este SUV. Se ha confiado esta tarea al motor de gasolina 2.0, que trabaja con un cambio automático de ocho velocidades de convertidor de par. Desde el minuto uno me doy cuenta de la excelente relación del propulsor con la caja. El bloque sube de vueltas de forma fugaz, con un leve retardo de entrega de potencia a bajas revoluciones, aunque brinda su fuerza de forma bastante lineal, algo que percibo con mayor intensidad a partir de las 2.500 rpm. En modo ‘Dynamic‘, el cambio, como si de un deportivo se tratase, da tirones al subir de marcha; acción que me gusta, pero que se esfuma en los otros dos modos. Es un plus que ejecute de forma fastuosa la orden de mis dedos, así como que me brinden sus levas metálicas su exquisito. Durante la prueba el consumo medio obtenido ha sido de 8,8 l/100 km, una cifra bastante buena para tratarse de vehículo con esa masa y un motor de gasolina de elevada potencia.

La dirección es muy rápida y comunicativa, porque sabes en todo momento qué pasa bajo el eje delantero. Pero en cambio, para mi gusto, es demasiado ligera, incluso en modo deportivo, como también ocurre en el Giulia. Ese handicap tiene su ventaja en ciudad, porque facilita los virajes cerrados.

Prueba Alfa Romeo Stelvio gasolina

La suspensión mantiene firme la carrocería, virtud excelente para afrontar curvas a velocidad rápida. A pesar de ello, no afecta al compromiso con la comodidad, puesto que filtra muy bien las irregularidades de la calzada, así como las resaltos. Por ello y por su ligereza, sorprende. Y es que muchos componentes de este SUV con excelentes cualidades dinámicas, a la altura de las de un Porche Macan (prueba), han sido fabricados en aluminio, como los pasos de las ruedas, el capó, el portón, las puertas y la suspensión. No así el eje de transmisión, como suele ser habitual. En su lugar se ha usado la fibra de carbono, restando algunos kilogramos en la báscula.

Como te comentaba al principio de la prueba del Stelvio, este SUV es el primer vehículo off-road creado en los últimos 50 años por la compañía fundada en Milán. Aunque no es un 4×4 puro como su antecesor, se defiende bien en terrenos de dificultad media, porque traiciona muy bien y es capaz de subir y bajar por pendientes pronunciadas. Sus voladizos cortos se lo permiten, también el ángulo de ataque y salida, aunque la altura de la carrocería podría ser mayor para evitar roces bastantes dolorosos para tu seguro. Lo que no acompañan son las enormes llantas de 20 pulgadas, algo que suele ser muy habitual, puesto que prima la estética antes que la practicidad. Pero tampoco supone un problema, porque puedo asegurarte que este todocamino ha sido creado para devorar el asfalto.

Prueba Alfa Romeo Stelvio First Edition

Finalizada la prueba del Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4 llego a la conclusión de que estoy ante un muy buen producto que destaca por su diseño exterior y por la respuesta en curva a alta velocidad. Esta última cualidad la consigue gracias a su magnífico chasis y a su firme suspensión, que en ningún caso llega a ser incómoda. Su motor empuja y su cambio automático tiene un rendimiento extraordinario. Por contra, algunos materiales tienen menos calidad que otros competidores premium como Porsche, Audi o BMW, así como sus ajustes, que no están tan bien rematados. Pero también el italiano tiene un precio es menos elevado…

Prueba Alfa Romeo Stelvio 280 CV

Ficha técnica Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4
Motor Cilindrada 1.995 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 280 CV / 5.250 rpm
Par máximo 400 Nm / 2.250 rpm
Transmisión Caja de cambios Automática, 8 velocidades, convertidor de par
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Trasera Paralelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Dimensiones Longitud 4.687 mm
Anchura 1.671 mm
Altura 1.671 mm
Distancia entre ejes 2.818 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Turbo.
Peso Peso 1.735 kg
Prestaciones Velocidad máxima 230 km/h
Aceleración 0-96 km/h 5,7 seg
Consumos Urbano 8,9 l/100 km
Extraurbano 5,9 l/100 km
Combinado 7 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 161 g/km
Precio Precio final 57.675 euros

Fotos: Álex Aguilar

Resumen
Fecha de la prueba
Coche probado
Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4 First Edition
Calificación
41star1star1star1stargray

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies