Citroën nos tiene acostumbrados a romper moldes con sus automóviles. Entre otros muchos casos, lo hizo en 1961 con el Ami 6, un vehículo totalmente transgresor… sobre todo en lo que a diseño se refiere. Por ese motivo, por cambiar el paradigma, se ha rescatado su nombre -que proviene de la palabra ‘amigo’ en francés- para cedérselo al ‘no-coche’ -como es denominado por la marca- de la prueba, el Citroën Ami.

prueba del Citroën Ami

Y es que este pequeño cuadriciclo ligero eléctrico de estructura tubular metálica llega para cambiar la movilidad, no solo de las ciudades, como demuestran los pedidos que ya se han realizado en Francia: un tercio en zonas urbanas, otro en periurbanas y otro en áreas rurales y de costa. Y lo cambiará, estoy seguro de ello; primero porque es un vehículo que puede ser conducido por cualquier persona con una edad mínima de 15 años que disponga del permiso AM, el de ciclomotor. Segundo porque su batería de iones de litio de 5,5 kWh puede ser cargada en un enchufe convencional -toma doméstica de 220 V- en tan solo tres horas. Y tercero, porque puede ser utilizado para carsharing, comprado o alquilado por un mes, un año, dos años, todo con unos precios supercompetitivos que te detallaré más adelante.

Su diseño, inspirado en el Citroën Ami One Concept y de esos que no sabes si va o viene, parece sacado de una película futurista. Pero su desahogado espacio interior, a pesar de sus contenidísimas cotas, no es ciencia ficción, es real. Tiene una longitud de 2,41 m, menos que la batalla de un SEAT Ibiza -2,56 m-, una anchura de 1,39 m y una altura de 1,52 m. Por este motivo, porque carece casi de voladizos -las cuatro ruedas están colocadas en los extremos- y por su diámetro de giro de 7,20 m -el de un Twingo es de 8,60 m- es un vehículo perfecto para circular por la ciudad. De carretera no hablamos porque por autopista la legislación no se lo permite, y por carretera convencional, no es el vehículo más recomendable al tener una velocidad máxima de 45 km/h.

Citroën Ami en una calle de Madrid

Si te gusta ver la vida de color, que no te preocupe que su carrocería solo pueda estar bañada en Azul AMI AMI, porque puedes elegir entre cuatro colores para las llantas, el techo, los adhesivos del techo y la puerta, las alfombrillas, el gancho, las bolsas de las puertas y la parte superior del salpicadero. Se trata de los paquetes My AMI Caqui, My AMI Azul, My AMI Gris y My AMI Naranja, que cuestan 400 euros cada uno. Por si esas opciones de personalización te saben a poco, existen dos packs: My AMY Pop (900 euros), que le da un toque más deportivo al vehículo con un alerón de techo, un adhesivo con un número y unas protecciones negras en los paragolpes; y My AMI Vibe (1.360 euros), con el que se consigue un aspecto más chic con la pegatina del lateral, las barras de techo y las mismas protecciones que el Pop. Todos ellos, los seis, puedes adquirirlos a posteriori; todos los elementos vienen en una caja de cartón para poder montarlos con tus propias manitas… y por si eres manazas, del adhesivo del Vibe se encarga la marca.

Antes de comenzar la prueba dinámica del Citroën Ami 2020, quiero comprobar si mantiene el tipo de apertura de puertas del concept. Meto la llave en el bombín, la giro, la saco y lo presiono. Abierta. Y sí, así es; suicida en el lado del conductor y clásica en el del pasajero. Esto se debe a que las puertas son iguales para abaratar costes. Por la misma razón, la parte frontal y la trasera comparten diseño. Los ingenieros y los diseñadores le han dado mil vueltas para poder ofrecer un producto con un precio competitivo, por ello su simplicidad, como pone de manifiesto el número de piezas que lo componen: menos de 250.

interior del Citroën Ami

Sentado, en el primer vistazo, veo que se ha mantenido la misma filosofía. No tiene tiradores, sino cintas; y carece de espejo retrovisor, lo que no supone un gran problema hasta que la sirena de una ambulancia que no localizo hace girar mi cuerpo como si de Patrick Swayze se tratase. Asimismo, las ventanillas son de pinza y basculan hacia arriba, como las del 2CV -recuerda la filosofía del ahorro de costes, pequeño saltamontes-, con una acción sencilla para abrirlas, pero más complicada e imposible hacer en marcha para cerrarla -necesitas las dos manos-.

Como te comentaba unas líneas más atrás, el interior sorprende por su espacio. La gente de Citroën ha hecho un gran trabajo. Además, la sensación de amplitud aumenta con la gran superficie que está acristalada, ofreciendo una visión 360º que facilita mucho las cosas al circular por la ciudad entre coches, motos, bicicletas, patinetes… Lo malo es que los días de sol, su techo panorámico no para los rayos -tampoco los parasoles, porque no tiene…-, aunque en opción puede equipar una cortinilla, algo que creo que es indispensable. No enciendas el aire acondicionado, porque tampoco tiene. Según Citroën sería añadir más peso al vehículo e incrementar el precio, por lo que ya no sería tan atractivo. Tranquilo, que sí que tiene calefacción.

habitáculo acristalado del Citroën Ami

El salpicadero cuenta con una enorme bandeja portaobjetos que va de lado a lado; las puertas, con amplias bolsas. Y detrás del cuadro de instrumentos, un soporte para colocar el altavoz portátil, que, por cierto, puede sumergirse bajo el agua. Asimismo, el asiento del acompañante está un poco más retrasado para que los hombros de los dos pasajeros no se molesten y para dejar en los pies un hueco generoso. Tanto que en él cabe un trolley de viaje.

SEAT Minimó, la apuesta de movilidad urbana, en el Mobile World Congress

La consola es más simple que el mecanismo de un chupete, como el mismo ‘no-coche’. Cuenta con toma USB, soporte para colocar el smartphone y tres botones iluminados; por cierto, detalle a destacar, ya que algunos coches modernos y de alto standing como el (prueba) SEAT León 2020 o el (prueba) Volkswagen Golf 8 equipan algunos sin esta particularidad. Ojo.

Prueba del Ami – 100% ëlectric

Meto la llave, giro y el pequeño cuadro de instrumentos monocromo se enciende -muestra la velocidad en grande, la autonomía, los kilómetros recorridos, la velocidad y D, N o R-. A la izquierda del asiento tengo los botones con la D, la N y la R para avanzar o retroceder y a mi derecha, el freno de mano, un elemento querido por mi persona pero que, por desgracia, está en peligro de extinción.

prueba del Citroën Ami 2020

Tengo por delante 75 kilómetros de autonomía. Coloco el asiento de forma longitudinal -el respaldo es fijo, al igual que el volante, que no puede ser regulado ni en altura ni en profundidad- y comienzo la prueba del Citroën Ami.

En marcha, por el sonido de su motor de 6 KW, me ‘transporta’ el Caribe, a ese momento en el que el botones me llevaba en el carrito del resort a mi habitación. También al (prueba) Renault Twizy y, salvando pequeñas distancias, al Citroën E-Mehari, otro eléctrico de la marca que también toma prestado el nombre de un clásico, solo que éste si puede alcanzar los 110 km/h, cosa que con el Ami no: solo hasta 45 km/h y 46 si vas cuesta abajo; comprobado por el Paseo de la Castellana de Madrid. También me recuerda al de una atracción de feria, no sé si por su sonido o por sus asientos, cuyo respaldo y banqueta tienen un pequeño colchón; aún así no son cómodos, pero sí validos para los 20 o 30 minutos, aproximadamente, que vas a utilizar el vehículo. En la hora de trayecto que ha durado la ruta, mi cuerpo no se ha resentido.

prueba del Citroën Ami por el Palacio Real de Madrid

Los retrovisores exteriores son pequeños, circulares, como los de una motocicleta. Aunque a priori puedan parecer insuficientes, me han parecido perfectamente válidos, aunque sigo echando en falta el interior… Llámame clásico.

Si esperas un reprís enorme como eléctrico que es, deshecha la idea. Es justo y progresivo; recuerda que no se trata de un coche. Y si te esperas un vehículo incómodo, deshéchala también, puesto que filtra sorprendentemente bien para ser un cuadriciclo ligero; comprobado en tres calles empedradas de Madrid.

prueba del Citroën Ami

Con él, moverte por la ciudad es algo fácil y divertido. Sus justísimas cotas y el radio de giro lo hace todo sencillo. Como fácil es cargar su batería: como si fuese la aspiradora, tiras del enchufe que está escondido en la puerta del copiloto y lo conectas a uno convencional (220 V). Si tienes un (prueba) Porsche Taycan en el garaje, y, por tanto, un cargador más sofisticado, que sepas que existe un adaptador, pero que la velocidad y el tiempo de carga será el mismo: tres horas si la batería está completamente vacía.

Tanto si eres un poco vago como si eres la mar de moderno, puedes hacer el pedido 100% online, a cualquier hora de cualquier día de la semana. También lo puedes hacer de forma física en los concesionarios Citroën que hayan decidido venderlo, en los centros de prueba itinerantes o en el Fnac, como si fuese un libro. Y en pocos días te lo pueden enviar a casa (200 euros) o ir tu al concesionario a recogerlo -si quieres explicación de un experto, pagas 100 euros-.

prueba del Citroën Ami eléctrico

Precios del Citroën Ami

Y ahora los precios del Citroën Ami 100% electric, uno de los puntos por lo que más convencerá. Parte de 6.900 euros, eso sin contar con posibles ayudas del Gobierno. Pero lo más llamativo es la posibilidad de alquiler por minutos, horas, días, meses o años. La compañía de los chevrones aún no tiene precio para España, pero según nos ha confirmado serán muy parecidos a los franceses: 19,99 euros al mes en periodos de larga duración (48 meses) con una entrada de 2.644 euros.

PRUEBA: SEAT Mii electric

Las primeras unidades llegarán en marzo, aunque ya se pueden hacer los primeros pedidos.

prueba del Citroën Ami

Ficha técnica Citroën Ami
MotorCilindradan.d
Cilindrosn.d
Potencia máxima6 kW
Par máximon.d
AutonomíaKilómetros75 km
BateríaTipoIones de litio
Tiempo de carga3 horas en enchufe de 220V
SuspensiónDelanteran.d
Traseran.d
FrenosDelanterosn.d
Traserosn.d
DimensionesLongitud2,40 m
Anchura1, 39 m (sin retrovisores)
Altura1, 52 m
Distancia entre ejesn.d
MaleteroVolumenn.d
PesoPeso485 kg (con batería)
425 kg (sin batería)
PrestacionesVelocidad máxima45 km/h
Aceleración 0-100 Km/hn.d
ConsumoCombinadon.d
Velocidad bajan.d
Velocidad median.d
Velocidad altan.d
Velocidad muy altan.d
EmisionesEmisiones de CO20 g/km
PrecioPrecio oficialDesde 6.900 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.