Fue una de las sorpresas de la compañía bávara en el pasado Salón de Frankfurt 2017. La cuarta carrocería del BMW Serie 6 debutaba en septiembre como una alternativa para todos aquellos que anteponen el lujo y el confort sin renunciar a la practicidad de las famosas carrocerías Gran Turismo de la marca. Ahora he puesto a prueba el nuevo BMW Serie 6 GT para conocer todos esos atributos que harán que muchos compradores se replanteen adquirir la berlina de corte ejecutivo.

Al BMW Serie 6 Coupé y al Serie 6 Cabrio se sumó el BMW Serie 6 Gran Coupé en el año 2012 como la carrocería de cuatro puertas para todos los compradores que buscaban un extra de versatilidad. Mientras tanto, y como parte de la reestructuración que desde hace años está llevando a cabo la marca en toda su gama de modelos, el nuevo Serie 6 GT se une tanto a la familia de modelos Gran Turismo, con el BMW Serie 3 GT y el BMW Serie 5 GT, aunque dentro de la Serie 6, lo que le otorga un extra de exclusividad y lujo solo disponibles en las dos últimas series de BMW.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

Llegado para reemplazar al BMW Serie 5 Gran Turismo, el nuevo BMW Serie 6 GT se basa en la plataforma modular CLAR que ya emplean el nuevo BMW Serie 5 y el BMW Serie 7 (prueba). Como tal, crece 87 mm en longitud con respecto a su predecesor, reduce la altura en 21 mm y mantiene la misma anchura, mientras que la distancia entre ejes de 3.070 mm garantiza un interior amplio y una gran capacidad de carga en el maletero.

PRUEBA: Mercedes Clase E 2016

Su imagen también se renueva por completo y adopta el nuevo sello que BMW nos ha mostrado en el BMW Serie 5 (prueba), lo que se traduce en faros con tecnología LED, la enorme parrilla ovoide, líneas musculosas a lo largo de la carrocería, la famosa salida de aire (air breathers) tras el paso de rueda delantero, la caída del techo muy pronunciada hasta unirse en un pequeño spoiler activo, los pilares A más inclinados, la zaga 64 mm más baja y el gran grupo óptico trasero. En el BMW Serie 6 GT también ha sido optimizada la aerodinámica con elementos como la calandra activa para mejorar el flujo de aire para la refrigeración del radiador, el recubrimiento casi completo de los bajos y el antes mencionado alerón activo que se extiende al superar los 120 km/h y vuelve a retraerse al bajar de los 80 km/h. Todo ello contribuye a obtener un coeficiente aerodinámico de solo 0,25 en comparación a los 0,29 de su predecesor.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

En el interior del BMW Serie 6 Gran Turismo que he probado encontramos una clara influencia de su hermano mayor, el BMW Serie 7. El lenguaje de diseño actual permite realzar los diferentes elementos característicos del habitáculo, como el nuevo Head-Up Display totalmente a color, la pantalla táctil de 10,25 pulgadas del sistema de infoentretenimiento con control gestual, los asientos confort con ocho programas de masaje y totalmente climatizados, sistema multimedia de doble pantalla en las plazas traseras y asientos traseros ajustables eléctricamente. El interior del nuevo Serie 6 GT destaca por dos cosas: la calidad de los materiales y el espacio, fruto de sus cotas exteriores, que le permiten contar con uno de los maleteros más grandes de BMW, con 610 litros de capacidad volumétrica ampliables hasta los 1.800 litros gracias a los asientos traseros abatibles en proporción 40:20:40.

El nuevo Serie 6 Gran Turismo está disponible con cuatro acabados –Serie, Sport Line, Luxury Line y kit deportivo M-, así como una selección de llantas de aleación ligera de entre 17 y 21 pulgadas, doce colores de pintura exterior sin contar el programa BMW Individual de personalización, diferentes opciones de tapicerías y variados materiales para las inserciones y acabados en el salpicadero, la consola central y el las puertas.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

Desde el lanzamiento, el BMW Serie 6 GT estará disponible con tres motorizaciones diferentes, dos opciones de gasolina y un diésel que ya pudimos probar en otros modelos de la marca, como el nuevo BMW X3 2018 (prueba). En el caso de las opciones de gasolina tenemos disponible el 630i GT con un motor de 2.0 litros turbo con 258 CV y 400 Nm de par motor y el 640i GT/640i xDrive GT, el cual equipa un motor de seis cilindros en línea sobrealimentado con 3.0 litros, 340 CV y 450 Nm de par motor. En cuanto al diésel, la única opción de momento será el 630d GT/630d xDrive GT, con el famoso 3.0 litros turbodiésel de seis cilindros que ofrece 265 CV de potencia y 620 Nm de par motor. Más adelante llegará una versión más potente de este motor con 320 CV bajo la denominación 640d xDrive GT. Todos los propulsores estarán asociados a una caja de cambios Steptronic de ocho relaciones y a un sistema de tracción total xDrive o propulsión trasera en función de la motorización.

Desde su lanzamiento está disponible con tres motorizaciones diferentes

A nivel dinámico, el nuevo integrante de la familia Gran Turismo recibe muchos de los ajustes específicos de la marca que le permiten contar con un elevado nivel de confort en marcha y un dinamismo propio de otras carrocerías. Recibe un chasis avanzado con tecnología como la amortiguación neumática en el eje posterior de serie o la dirección electromecánica de serie con función Servotronic. Opcionalmente, la dirección puede ser integral activa, se puede optar por una suspensión adaptativa con amortiguación neumática en ambos ejes, el paquete Executive Drive con el sistema activo de supresión de inclinaciones o el selector personalizado Driving Experience Control con modos Adaptative y Confort+ como novedad.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

La carga tecnológica del BMW Serie 6 GT está al nivel de su hermano mayor, el BMW Serie 7, con todas las últimas novedades del fabricante bávaro en este campo. En un breve resumen podemos encontrar control gestual, comandos de voz, la pantalla táctil de 10,25 pulgadas, el Head-Up Display, advertencia de acercamiento peligroso al coche que precede, advertencia de presencia de peatones, frenada de emergencia en ciudad, control de velocidad adaptativo, sistema Speed Limit Info, advertencia de cambio de carril y abandono de carril, sistema de advertencia de colisión lateral, el sistema auxiliar de esquivar obstáculos, sistema de visión nocturna, diferentes funciones de aparcamiento automático, la llave BMW Display o las variadas funciones de conectividad. Por último, como tecnología más destacada, el asistente de la dirección y de guiado en el carril, disponible entre 0 y 210 km/h, es parte de la tecnología de conducción semi-autónoma de BMW.

PRUEBA: Audi A6 Competition Bi TDI 326 CV quattro

El nuevo Serie 6 Gran Turismo ya está a la venta y los concesionarios admiten pedidos desde el pasado mes de noviembre. Por su parte, estos son los precios del BMW Serie 6 GT:

BMW 630i Gran Turismo: 68.900 euros
BMW 630d Gran Turismo: 74.200 euros
BMW 630d xDrive Gran Turismo: 76.900 euros
BMW 640i Gran Turismo: 80.300 euros
BMW 640d xDrive Gran Turismo: 82.700 euros
BMW 640i xDrive Gran Turismo: 83.000 euros

Prueba BMW 630d Gran Turismo Steptronic

El salto cualitativo en diseño es palpable desde el primer vistazo. El sucesor del BMW Serie 5 GT cubre, al fin, una de sus principales debilidades para convertirla en una fortaleza, la imagen exterior. A caballo entre una carrocería familiar y una berlina de tres volúmenes tradicional, la familia Gran Turismo de BMW trata de unir lo mejor de dos mundos diferentes para el comprador más exigentes, aunque ello, hasta ahora, hubiera significado sacrificar el diseño. Pongo a prueba el BMW 630d Gran Turismo Steptronic para conocer todas las novedades de un modelo que, a priori, no solo cambia de nomenclatura.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

Su imagen ahora es mucho más natural, con líneas simétricas y con una caída del techo hacia la zaga, más baja que la de su predecesor, mucho más elegante, sutil y, por qué no decirlo, con un toque coupé. La robustez, las marcadas líneas de carácter de la carrocería y el diseño anguloso en los voladizos son parte del nuevo lenguaje de diseño de BMW y en el Serie 6 GT encuentran el equilibrio perfecto entre la elegancia y la practicidad.

El nuevo BMW Serie 6 GT es el equilibrio perfecto entre lujo, confort y versatilidad

Los responsables de la marca mencionan que en el nuevo BMW Serie 6 GT se ha dado más importancia al confort y algo menos (no sin llegar a dejarlo de lado) al dinamismo. Es lo más parecido a un Serie 7 familiar, un segmento que es difícil de cubrir actualmente por sus rivales directos, ya que ni Audi ni Mercedes tienen productos similares en el mercado, por lo que el fabricante de Múnich se suma un punto a su favor. Pasamos al interior, donde más ha ganado este modelo si lo comparamos con su predecesor.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

Es un Serie 7 en todos los aspectos. Tan solo es 7 mm más corto y la distancia entre ejes es exactamente la misma en la versión de batalla corta. Esto se traduce en un habitáculo espacioso para hasta cinco ocupantes, con asientos de tipo confort, con función masaje en las plazas delanteras y las traseras reclinables en proporción 40:20:40 y ajustables eléctricamente. Pese a la caída del techo y la zaga más baja, la altura libre hasta el techo en los asientos traseros no se ve sacrificada, mientras que el espacio para las piernas es amplio mientras viajas en un entorno que es lo más parecido a un sofá de lujo envuelto en una atmósfera libre de ruidos y vibraciones.

La calidad de los materiales, que gana enteros con respecto a su predecesor, y las tapicerías y acabados del salpicadero responden a esa premisa que arrojaban los responsables de BMW durante la presentación en la que los diseñadores habían apostado por el confort. Además, a nivel mecánico, el 630d GT Steptronic que he probado equipa un mecánica fiable y muy utilizada en otros modelos de la marca, como el BMW X5, el BMW X6 o incluso los BMW Serie 3 y Serie 4. Hablamos, por supuesto, del bloque de seis cilindros en línea turbodiésel de 3.0 litros con 265 CV de potencia y 620 Nm de par motor, el cual se asocia como única opción a una transmisión automática ZF Steptronic de ocho velocidades que canaliza la potencia al tren posterior, aunque alternativamente existe una variante con tracción total xDrive.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

Pese a acusar un peso de 1.900 kilogramos, tanto en carretera como en autovía, el BMW 630d Gran Turismo de la prueba se muestra dócil, refinado y con un toque de deportividad cuando activamos los modos Sport o Sport+ del selector de modos de conducción Driving Experience Control. El ajuste de la suspensión, el tacto de la dirección y la respuesta del conjunto del motor y la caja de cambios cumple a la perfección con su cometido, aunque las variantes 630i GT o 640i GT con unidades de gasolina otorgarán ese extra de deportividad acompañado de un sonido mucho más agradable.

PRUEBA: Volvo V90 D5 Inscription

Siempre es una apuesta arriesgada, un tipo de carrocería poco visto que puede no enamorar a los amantes de las berlinas ni satisfacer al 100% a los defensores de las versiones familiares. Sin embargo, es la respuesta a todo aquel que busca diferenciarse del resto, pero sin renunciar a nada. Las bondades del buque insignia de BMW, el Serie 7, con la versatilidad y el maletero del BMW Serie 5 Touring, el cual tiene, además, 95 litros de capacidad volumétrica más que el Serie 7 y 40 litros más que el BMW Serie 5 Touring, así como 100 litros más que el familiar a plena carga. Los precios, por otro lado, son acordes, ya que tienes toda la tecnología y calidad de materiales de la berlina ejecutiva por más de 20.000 euros menos, mientras que el Serie 5 Touring se queda a solo 8.000 euros por debajo.

PRUEBA: BMW Serie 6 GT

Ficha técnica BMW 630d Gran Turismo Steptronic
Motor Cilindrada 2.993 cc
Cilindros 6 en línea
Potencia Máxima 265 CV / 4.000 rpm
Par Máximo 620 Nm / 2.000 – 2.500 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática, 8 velocidades
Tracción Trasera
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable, Resorte neumático, Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 5.091 mm
Anchura 1.902 mm
Altura 1.538 mm
Distancia entre Ejes 3.070 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa conducto común, Admisión variable, Turbo, Geometría variable, Intercooler
Peso Peso 1.900 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 250 km/h
Aceleración 0-100 km/h 6,1 seg
Consumos Urbano 5,9 l/100 km
Extraurbano 4,7 l/100 km
Combinado 5,1 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 135 g/km
Precio Precio final 74.200 euros

 

Valoración y review
Puntuación global
9,5
Compartir
Artículo anteriorEstos son los cinco (+1) mejores Mazda con motor rotativo
Artículo siguienteMercedes-Benz compra la patente de diseño del Reliant Robin
Aficionado a la gasolina, las curvas y todas las sensaciones que un volante puede transmitir. Publicitario convertido en redactor del motor. Aprendiendo cada día un poco más sobre este mundillo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here