El Koenigsegg Jesko fue la criatura con la que el fabricante sueco sorprendió a todos los asistentes a la edición 2019 del Salón de Ginebra. Este hiperdeportivo es la gran apuesta de Koenigsegg para batir a su gran rival, el Bugatti Chiron, y, como cualquier coche de su clase, es tan exclusivo que incluso su equipamiento opcional es prohibitivo. Este es el extra del Koenigsegg Jesko que cuesta más que un Ferrari 812 Superfast.

Koenigsegg Gemera: el nuevo Gran Turismo con 1.723 CV

Tan solo se van a fabricar 125 unidades si sumamos el Jesko estándar y el Koenigsegg Jesko Absolut, por lo que 125 posibles clientes recibieron la clave para acceder al configurador secreto de la compañía y concebir el coche que estarían dispuestos a comprar y que Koenigsegg estaría encantado de fabricar. Manny Khoshbin, un acaudalado empresario y multimillonario, es uno de esos exclusivos clientes y nos muestra en su último vídeo todos los detalles del Jesko que se ha comprado tras crearlo en el configurador.

El extra del Koenigsegg Jesko que cuesta más que un Ferrari 812 Superfast

El precio base para el mercado estadounidense es de 2.969.700 dólares (unos 2,5 millones de euros al tipo de cambio actual), pero puede sumar elementos opcionales tan caros como la pintura o las llantas de fibra de carbono. Pero hay algo que te dejará atónito, ya que el fabricante ofrece como opción una carrocería de fibra de carbono completamente expuesta que recibe el nombre comercial de Koenisegg’s Naked Carbon (KNC, de ahora en adelante).

Este extra, que es el que protagoniza estas líneas, tiene un precio de 443.400 dólares (375.000 euros), una espectacular cifra que supera holgadamente los 339.000 euros de precio base que tiene todo un Ferrari 812 Superfast (prueba). Koenigsegg también ofrece otras opciones, además de pintura y el KNC, para terminar la carrocería de tu nuevo Jesko, como el carbono terminado con laca, que cuesta 292.000 dólares (247.000 euros) o el tejido de carbono teñido en verde, azul, rojo o morado, por solo 346.100 dólares (293.000 euros).

¿Qué es el Koenigsegg’s Naked Carbon?

Koenigsegg Jesko

Pero, ¿qué es el Koenigsegg’s Naked Carbon? Esta terminación, que fue introducida por primera vez en 2019 de la mano del Koenigsegg Regera, es un proceso laborioso que no implica ningún tipo de laca, barniz o revestimiento alternativo. La delgada capa de epoxi que normalmente une y cubre las piezas de carbono dentro de un autoclave se elimina cuidadosamente puliéndolas a mano, lo que le da a la carrocería “una apariencia de grafito más metálico. Esto se debe a que las hebras de grafito están expuestas, en su estado puro es más duro que cualquier otro revestimiento y al tacto es frío.

Los ingenieros de Koenigsegg han estado trabajando en el KNC durante años, dejando muestras expuestas a los elementos climatológicos para evaluar cómo le afectan y su durabilidad al paso del año. Por 375.000 euros puedes comprarte un 812 Superfast con algunos extras, y necesitarás otros 70.000 euros si quieres un Lamborghini Aventador SVJ, pero no habrá ningún otro coche con este tratamiento externo (con la salvedad de los kits que McLaren Special Operations lanzó en 2016 para el McLaren P1).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.