El Koenigsegg Regera de producción debuta en Ginebra

Tras el debut del prototipo del Koenigsegg Regera el pasado año, la firma introduce la versión definitiva de producción en el Salón de Ginebra 2016, el mismo evento en el que ha debutado el que será su principal rival, el nuevo Bugatti Chiron de 1.500 CV. Según palabras del fabricante: “El vehículo ha sido creado como una alternativa de lujo a los coches de calle de Koenigsegg“. La denominación Regera es la palabra sueca para ‘Reinar‘, “un nombre adecuado para una máquina que ofrece una combinación nunca vista antes de potencia, capacidad de respuesta y lujo”.

No te pierdas: Koenigsegg convierte al Regera en un ‘transformer’

El alma del Koenigsegg Regera es el denominado sistema Koenigsegg Direct Drive, el cual combina un motor V8 de 5,0 litros, que genera 1.100 CV y 1.250 Nm de par, con tres propulsores eléctricos que generan 700 CV y un par de 900 Nm, lo que se traduce en una entrega combinada de potencia de 1.500 CV y más de 2.000 Nm de par motor. Esta tecnología prescinde de la transmisión tradicional al crear accionamiento directo para el eje trasero desde el motor de combustión, sin necesidad de emplear multitud de engranajes u otros tipos más tradicionales de transmisión.

Koenigsegg Regera producción (2)

El innovador sistema que equipa el Koenigsegg Regera cuenta con tres motores eléctricos, uno en cada rueda trasera para el accionamiento directo eléctrico, y el otro en el cigüeñal, proporcionando par motor, generación de electricidad y la funcionalidad del motor de arranque. Los propulsores eléctricos son alimentados por una batería de 800 voltios a 4,5 kWh, mientras que todo el conjunto del sistema constituye un peso adicional de 90 kilogramos, situando la balanza del Regera en los 1.590 kg. La batería se encuentra en una zona protegida del coche, rodeada de fibra de carbono y refrigerada por radiadores externos, y puede ser recargada mediante el sistema de frenado regenerativo.

El Koenigsegg Regera pasa de 0 a 100 km/h en 2.8 segundos, de 150 a 250 km/h en 3.9 segundos y de 0 a 400 km/h en 20 segundos. Sí, solo 20 segundos en indicar una cifra en el velocímetro que muy pocos coches pueden alcanzar. Para no perder el control a estas velocidades, Koenigsegg ha dotado al Regera de un spoiler retráctil, activo instalado en la parte superior trasera, mientras que el sistema de escape está fabricado en colaboración con Akrapovic.

koenigsegg-regera-1-500-cv-de-propulsion-hibrida-perfil1

Tras finalizar la exposición del prototipo en la edición de 2015 del Salón de Ginebra, que puedes ver en la galería de imágenes que tienes más abajo, la marca ha introducido más de 3.000 modificaciones en el modelo hasta acabar con la versión definitiva de producción que presenta ahora, de la que se fabricarán 80 unidades, un número que simboliza “el principio de la dominación, el control y el logro en numerología pitagórica”.

Koenigsegg Regera de producción

Prototipo del Koenigsegg Regera

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.