El Salón de Ginebra 2019 ha prometido ser uno de los escenarios donde muchos fabricantes se han atrevido a revelar sus nuevos superdeportivos. Además de las sorpresas de Aston Martin y el nuevo (e increíble) Pininfarina Battista, también se ha descubierto lo último del fabricante sueco, el Koenigsegg Jesko, un hypercar que rinde tributo al padre de Christian von Koenigsegg.

El Koenigsegg Agera RS bate el récord de velocidad con 447 km/h

Christian incluso mantuvo en secreto el nombre del nuevo modelo a su padre hasta el último momento antes de revelarlo en Ginebra. Jesko von Koenigsegg tiene gran presencia dentro de la compañía, ayudando a su hijo a establecer Koenigsegg como uno de los líderes en el mundo de los superdeportivos, por lo que este tributo es un signo de aprecio por parte del fundador de la marca hacia su padre.

Koenigsegg Jesko, más que un mero tributo

Koenigsegg Jesko

El nuevo Koenigsegg Jesko es un gran sucesor para modelos como el Koenigsegg Agera RS (poseedor del récord de velocidad máxima para un vehículo de producción) o el treméndamente equilibrado Koenigsegg One:1 (con 1.360 CV y 1.360 kilogramos). En el caso del Jesko, el superdeportivo sueco es capaz de alcanzar los 482 km/h de velocidad punta, según las propias simulaciones del fabricante.

Ahora bien, esto es posible gracias a un potente motor V8 sobrealimentado de 5.0 litros muy modificado que puede entregar hasta 1.600 CV de potencia y 1.500 Nm de par motor máximo con combustible E85 de alto octanaje. Mientras se emplea el combustible ‘estándar’, la potencia se reduce hasta los 1.280 CV.

Koenigsegg Jesko

El motor V8 revisado cuenta con un cigüeñal plano de 180 grados que se 5 kilogramos más ligero y le permite acelerar hasta las 8.500 rpm y producir más potencia mientras genera un “sonido aún más visceral”. Los dos turbocompresores están conectados directamente a un pequeño compresor eléctrico, que impulsa el aire desde un depósito de 20 litros hecho de fibra de carbono. Koenigsegg asegura que gracias a esta característica, se elimina el lag del turbo, lo que proporciona una respuesta instantánea y un gran empuje antes de que los gases de escape llegue a las turbinas.

Por otro lado, el motor del Koenigsegg Jesko se asocia a una transmisión denominada ‘Light Speed Transmission’, una unidad de embrague múltiple de nueve velocidades diseñada internamente que no presenta los anillos de sincronización tradicionales. Esto le permite cambiar entre cualquier marcha “cercano a la velocidad de la luz”.

Koenigsegg Jesko

Esta revolucionaria transmisión LST de Koenigsegg permite cambios directos entre marchas, independientemente de la relación de esa marcha con la actual. Por ejemplo, puede cambiar de 7ª a 4ª directamente sin esperar la sincronización. Toda la caja de cambios pesa solo 90 kg, completa con embragues húmedos, volante, fluidos, motor de arranque y bombas de aceite, lo que la hace mucho más liviana que cualquier caja de cambios de doble embrague.

Carbono, elemento clave en su creación

El chasis del Jesko es de fibra de carbono y es 40 mm más largo y 22 más alto que el del Agera RS para otorgarle más espacio a la cabina. Está equipado con un amortiguador Triplex en la parte delantera, lo que evita que el coche se incline en las aceleraciones y lo mantenga nivelado en todo momento. Además de los tradicionales amortiguadores Öhlins, también se ha integrado por primera vez un sistema de eje direccional trasero.

Koenigsegg Jesko

El Koenigsegg Jesko también dispone de llantas de fibra de carbono, que son las más ligeras jamás creadas por el fabricante, con medidas de 20 y 21 pulgadas y pesos de 5,9 y 7,7 kg, respectivamente. Koenigsegg afirma que gracias a su enorme splitter delantero y al alerón trasero con forma de bumerán, el Jesko produce alrededor de 800 kg de carga aerodinámica a 250 km/h, 1.000 kg a 275 km/h y 1.400 kg a máxima velocidad. En el futuro se espera que llegue una versión con menor carga aerodinámica que es la que se espera que alcance los 482 km/h.

La carrocería está equipada con el conocido sistema Autoskin de Koenigsegg, una serie de mini motores hidráulicos que pueden operar desde el kit aerodinámico hasta las puertas y el capó, lo que permite una entrada al vehículo sin contacto. Mientras tanto, el interior equipa un volante con dos pantallas táctiles y respuesta háptica, así como un nuevo cuadro de instrumentos digital de 5 pulgadas denominado SmartCluster.

Koenigsegg Jesko

Koenigsegg ha planificado una producción de 125 unidades del Jesko, con una producción anual de entre 40 y 50 unidades. Se espera que los precios comiencen a partir de los 3 millones de euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.