El Aston Martin V12 Speedster es la última edición especial de Aston Martin. Un superdeportivo con motor V12 que prescinde del techo y del parabrisas para ofrecer una experiencia de conducción más pura. Un modelo que sigue de esta forma los pasos de vehículos tan espectaculares como los Ferrari Monza SP1 y SP2 o el McLaren Elva.

Aston Martin DBX: ya está aquí el primer SUV de la marca

El nuevo Aston Martin V12 Speedster habría sido una de las novedades del Salón de Ginebra 2020. Combina elementos del DBS Superleggera y Vantage junto con detalles específicos. La carrocería, de fibra de carbono, está inspirada en modelos como el DBR11 que ganó Le Mans en 1959, en el DB3S de 1953 o en el CC100 Speedster Concept de 2013. También en los aviones de combate, de hecho, el ejemplar de las fotos rinde tributo al F/A-18 y es fruto de una nueva colaboración entre Aston Martin y Boeing.

Aston Martin V12 Speedster trasera

El motor del V12 Speedster es el conocido bloque 5.2 V12 biturbo de la marca, situado en posición central-delantera. Un bloque que para la ocasión desarrolla una potencia máxima de 700 CV y un par motor de 753 Nm. Toda esa potencia se envía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de ocho velocidades fabricada por ZF y de un diferencial de deslizamiento limitado. Con todo, el Aston Martin V12 Speedster es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, con una velocidad máxima limitada a 300 km/h.

Aston Martin V12 Speedster interior

Será fabricado por la división Q de la marca de Gaydon, especializada en pedidos especiales, que solo producirá un total de 88 unidades para todo el mundo. Cada uno de esos ejemplares tendrá un precio de partida de 765.000 libras esterlinas, el equivalente a unos 876.000 euros al cambio. Ya admiten pedidos, aunque las primeras entregas no tendrán lugar hasta el primer trimestre de 2021.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.