A nadie se le escapa que el segmento de los SUV compactos sigue crecimiento de forma imparable. Por este motivo, para hacerse con una buena porción de este atractivo pastel, la compañía alemana ha creado el modelo de la prueba, el Volkswagen T-Roc. No es el primer todocamino nacido en Wolfsburgo, tampoco el último, porque a este integrante se sumarán en poco más de un año la nueva generación del Touareg, el T-Cross, que por tamaño se situará por debajo; y el I.D Crozz, el eléctrico puro.

Prueba del Volkswagen T-Roc

En esta ocasión, de la fuerte ofensiva SUV que está llevando a cabo Volkswagen, los honores se los lleva este SUV innovador que rompe, en lo que a diseño se refiere, con la gama actual. Es la ventaja de partir de cero, que se pueden materializar ideas más arriesgadas. De ahí la novedosa parrilla, que ahora integra los faros; el ancho frontal, donde destacan las luces diurnas LED con forma de aro -en los acabados más bajos son halógenas y con disposición horizontal- o la pronunciada caída del techo. Éste admite tonalidades distintas al resto de la carrocería, sumando, además, el pilar A y las carcasas de los retrovisores exteriores. También llama la atención la línea de tensión que cruza el portón y que se afianza en los pilotos; unos grupos ópticos que toman la tecnología LED y un diseño tridimensional.

PRUEBA: Volvo XC40 T5 R-Design

Una vez acomodado en la banqueta del conductor, en posición más alta que la del Golf, con lo que se facilita la entrada y la salida, observo el habitáculo. La cantidad de plásticos duros repartidos no consiguen empañar los buenos ajustes o la destacada calidad percibida. Ésta se consigue gracias, entre otras cosas, a las molduras en negro piano -pueden ir en diferentes colores: ‘Azul Ravenna’, ‘Naranja calatea’ y ‘Amarillo cúrcuma’-, a la pantalla de 8” del sistema de infoentretenimiento, colocada en posición alta y con los botones físicos para las funciones esenciales, algo que agradezco sobremanera; y al cuadro de instrumentos digital de 11’7”, de serie con del acabado Sport y en el que el mapa del navegador se proyecta a pantalla completa.

Cuadro de instrumentos digital del Volkswagen T-Roc
Cuadro de instrumentos digital del Volkswagen T-Roc

Durante la prueba del Volkswagen T-Roc he podido examinar el espacio existente en las plazas posteriores. A pesar de ser tres centímetros más pequeño que el Golf, modelo del que toma la plataforma MQB, el hueco reservado para las piernas es holgado, así como el de la cabeza: cuatro dedos impiden que roce con el techo a pesar de mi 1,78 m de estatura. Y es que la marca alemana ha sabido ofrecer un interior espacioso en un vehículo que no se caracteriza por tener una exagerada longitud. De hecho es más pequeño que el Opel Mokka X, pero su mayor distancia entre ejes hace que los pasajeros gocen de más espacio a bordo.

Con 445 litros, su maletero es uno de los más grandes del segmento

Y si hablamos de hueco, tengo que destacar el de carga. El maletero puede acoger hasta 445 litros -en el caso del coche de la prueba, el Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion, es de 392 debido a la tracción a las cuatro ruedas-, superando a todos los rivales –Toyota C-HR (prueba) con 377, Fiat 500X con 350 litros, Opel Mokka X con 356 y Audi Q2 (prueba) con 405- excepto al MINI Countryman, que cubica solo cinco litros más.

Maletero del Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion

Volkswagen lo tiene claro: quiere que su T-Roc atraiga miradas por su diseño, pero también clientes gracias a los múltiples sistemas de seguridad y conectividad que equipa. Alguno de ellos vienen de serie, como el App Connect (MirrorLink, Android Auto y Apple CarPlay) o el Security & Service, con el que en caso de accidente el coche comunica de forma autónoma la posición del vehículo, los sensores que se han activado y el número de pasajeros que se encuentran en el interior. Eso en lo que respecta a la conectividad, sin olvidarnos del Guide & Inform, con información en tiempo real de tráfico, gasolineras o aparcamientos, aunque este es opcional. En lo que respecta a seguridad, el precio base del Volkswagen T-Roc trae control de crucero adaptativo con detector de peatones, aviso por cambio involuntario de carril y protección de ocupantes proactiva, que ayuda a minimizar las lesiones de los pasajeros en caso de accidente: sube las ventanillas y tensa los cinturones. Previo pago, puede adoptar el asistente para atascos, con el que el automóvil acelera y frena el por sí solo; el sensor de ángulo muerto o el servicio de aparcamiento asistido.

Interior del Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion

La gama de motores la componen multitud de opciones que se irán incorporando a lo largo del año. Existen variantes diésel y gasolina que van de los 115 a los 190 CV, con tracción delantera o total. Por el momento Volkswagen no se plantea una versión híbrida o eléctrica, pero en poco tiempo se podría desarrollar una gracias a las facilidades que ofrece la plataforma modular MQB.

Motor Potencia Par Cambio Tracción
1.0 TSI 115 CV 200 Nm M6 Delantera
1.5 TSI 150 CV 250 Nm M6 Delantera
1.5 TSI 150 CV 250 Nm DSG 7 Delantera
2.0 TSI 190 CV 320 Nm DSG 7 4Motion
1.6 TDI 115 CV 250 Nm M6 Delantera
2.0 TDI 150 CV 340 Nm M6 Delantera
2.0 TDI 150 CV 340 Nm DSG 7 Delantera
2.0 TDI 150 CV 340 Nm DSG 7 4Motion

Volkswagen T-Roc R-Line: la línea deportiva debuta en Frankfurt

Prueba del Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion

Para la prueba he tenido a mi disposición el Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion. Se trata de la opción más potente de la gama gracias a su potente bloque, que es equipado por otros modelos de corte deportivo como el Volkswagen Golf GTI (prueba). Pero no te lleves a engaños, porque a pesar de sus casi 200 CV y de su par de 320 Nm no tiene una respuesta rabiosa. Posiblemente este propulsor se vea lastrado por la tracción a las cuatro ruedas y el cambio automático de doble embrague -además, nuestra unidad equipaba techo solar panorámico-. Pero al César lo que es del César, suma con viveza kilómetros en el velocímetro y tiene un comportamiento muy bueno entre las 2.000 y las 5.000 vueltas. Asimismo, en adelantamientos no se amedrenta y gran parte de culpa la tiene la transmisión DSG y los diferentes modos de conducción, entre los que se incluye el ‘Sport’.

Prueba del Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion

La dirección es comunicativa y de tacto agradable, mientras que la suspensión se muestra firme. Y es que la configuración elegida mantiene a raya los balanceos y cabeceos de la carrocería sin que la comodidad a bordo se vea afectada.

PRUEBA: BMW X2

En ciudad, gracias a su agilidad, se mueve como pez en el agua y en carretera, por las sensaciones que transmite, también. El motor, que gira a 2.000 rpm a 120 km/h; el espacio interior y el enorme maletero consiguen que llegue a ser un perfecto compañero de viaje.

Prueba del Volkswagen T-Roc

Ficha técnica Volkswagen T-Roc 2.0 TSI 190 CV 4Motion
Motor Cilindrada 1.984 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 190 CV / 4.200-6.000 rpm
Par Máximo 320 Nm / 1.450-4.200 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática, 7 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera McPherson, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.234 mm
Anchura 1.819 mm
Altura 1.572 mm
Distancia entre Ejes 2.593 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección mixta directa/indirecta. Turbo.
Peso Peso 1.495 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 216 km/h
Aceleración 0-100 km/h 7,2 seg
Consumos Urbano 8,4 l/100 km
Extraurbano 5,7 l/100 km
Combinado 6,8 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 153 g/km (Euro 6)
Precio Precio final 33.990 euros

Precios Volkswagen T-Roc

Modelo Precio
1.0 TSI 115 CV Advance 23.870 euros
1.5 TSI EVO 150 CV Advance 25.250 euros
1.5 TSI EVO 150 CV DSG7 Advance 26.500 euros
1.6 TDI 115 CV Advance Próximamente
2.0 TDI 150 CV Advance Próximamente
2.0 TDI 150 CV DSG7 Advance Próximamente
1.0 TSI 115 CV Advance Style 24.470 euros
1.5 TSI EVO 150 CV Advance Style 25.870 euros
1.5 TSI EVO 150 CV DSG7 Advance Style 27.120 euros
1.6 TDI 115 CV Advance Style Próximamente
2.0 TDI 150 CV Advance Style Próximamente
2.0 TDI 150 CV DSG7 Advance Style Próximamente
1.5 TSI EVO 150 CV Sport 27.170 euros
1.5 TSI EVO 150 CV DSG7 Sport 28.420 euros
2.0 TSI 190 CV 4Mmotion Sport 33.990 euros
2.0 TDI 150 CV Sport Próximamente
2.0 TDI 150 CV DSG7 Sport Próximamente
2.0 TDI 150 CV DSG7 4Mmotion Sport 34.610 euros
Valoración
Puntuación
Compartir
Artículo anteriorPRUEBA: BMW X2
Artículo siguientePRUEBA: Porsche 911 991.2 GT3 Clubsport Package
Periodista apasionado a todo 'hierro' que tenga cuatro ruedas desde que mis padres me subieron al carrito de bebé. Creo que todo coche, grande o pequeño, caro o barato, antiguo o nuevo, tiene algo que fascina.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.