Es extraño, pero creo que a estas alturas de la vida poco se podría añadir del Porsche Taycan. Tal ha sido el éxito generado que ya nadie duda de que es un Porsche de cabo a rabo pese a ser un vehículo eléctrico. Sea cual sea la versión escogida, Turbo S (prueba), Turbo (prueba) o 4S (prueba), las sensaciones obtenidas son las de un auténtico deportivo. Entonces, se puede mejorar algo que ya parece inmejorable.

Seguramente sí pero estas líneas no están dedicadas a hablar de ello, sino a conseguir que la cabeza te acabe de explotar con la que es su segunda carrocería. Seguramente no te descubro nada si te hablo del Taycan Cross Turismo, pero si es la primera vez que escuchas dicha denominación has de saber que se trataría del Taycan más polivalente de todos. Algo similar a lo que ya existe entre el Panamera (prueba) y el Panamera Sport Turismo.

Y es que Porsche no es ajena a las tendencias actuales del mercado y no, no me refiero a los eléctricos, que también lógicamente, sino a todo lo que desprenda estilo SUV. Porque el Taycan Cross Turismo además de ser un Taycan en formato ranchera luce un aspecto aventurero que a mí, personalmente, me enamora. Además, se convierte en el primer crossover 100% eléctrico que se comercializa, y eso tiene mucho valor. Tanto que entra en el Olimpo de las creaciones de Porsche tras el Cayenne (prueba), el primer SUV de alto rendimiento jamás fabricado. Dicho queda.

Marsien: el Porsche 911 del desierto

Igual pero diferente

Porsche Taycan Cross Turismo frontal

La ventaja que tiene el Taycan Cross Turismo es que en esencia es un Taycan pero con un look más campero y familiar. De hecho mide exactamente lo mismo que la berlina, 4,97 metros y aunque no son demasiado abundantes los detalles diferenciadores, los que están son de renombre. Hablamos de paragolpes específicos tanto delante como detrás, estribos laterales en negro, llantas con un diseño único de 20 o 21 pulgadas, pasos de rueda protegidos por la típica tira plástica en negro, barras de techo y un alerón fijo en el portón.

A ello se suma una altura libre al suelo 20 mm superior a la de un Taycan que pasa a ser de 30 mm en el caso de que montemos el paquete Off road, en el que además se incluyen unas lamas integradas en la parte delantera que sirven tanto para aportar un punto más de atractivo como para proteger los bajos en caso de circular por terrenos no asfaltados.

Porsche Taycan Cross Turismo trasera

Pero la guinda a esta polivalencia de la que Porsche no se cansa de repetirnos la ponen dos elementos: el primero, el portón trasero, con una gran apertura y una boca de carga mucho más ancha que la de la berlina; el segundo, el portabicicletas que se puede colocar en un hueco situado en el paragolpes trasero permitiéndonos transportar hasta tres bicis y soportando un peso de 50 kilos. Hablando de carga, en caso de montar las comentadas barras (son opcionales por cierto) podemos también acoplar un cofre con un volumen de 480 litros que ha sido desarrollado por el Centro de Diseño Ferdinand Porsche.

Todo ello sin perder los puntos definitorios de todo Porsche: el Flyline lateral que termina con una ligera caída del techo y la tira lumínica LED que conecta los grupos ópticos traseros y en el que se incrusta el nombre de la marca en 3D con la posibilidad incluso de pintarla en el mismo color de la carrocería que escojamos. Tonos estos, que además mantienen los pantones de la berlina, siendo algunos tan vistosos como el Azul Frozen Metalizado de las imágenes, el Azul Genitán Metalizado o el Rojo Carmín perteneciente a los colores especiales.

PRUEBA: Porsche 911 Targa 4S (992)

Más habitable

De puertas para dentro podemos llegar incluso a omitir el puesto de conducción porque en esencia es el mismo que luce cualquier Taycan. Su diseño variará en función de las opciones escogidas pero destaca claramente por su digitalización gracias a la posibilidad de equipar hasta cuatro pantallas: un cuadro de instrumentos curvo, el monitor central para el sistema multimedia, otro vertical para el climatizador y el último colocado frente al copiloto.

Porsche Taycan Cross Turismo salpicadero

Ni que decir que la calidad y el ajuste de los materiales es excelente, aunque hay algunas partes que podrían ser más ergonómicas como los comandos situados en el marco del cuadro de instrumentos o la posición del ajuste de los retrovisores. Mención aparte claro para el control de los difusores, de manera táctil mediante la pantalla.

La gran diferencia es el acceso. Los 20 mm de más pueden parecer nimios de inicio pero se notan en el momento en el que no hay que ‘tirarse’ al asiento del coche. Ojo, no pienses en un Cayenne o en un Macan (prueba) pero el acceso es bastante más confortable, no cabe duda. Hablando de las plazas traseras, Porsche asegura que hay 45 mm más de espacio para la cabeza provocado por esa forma del pilar C.

De hecho, si en la berlina yo intuía el techo con mi coronilla (mido 1,79 m) en este Taycan Cross Turismo tengo casi 6 cm de hueco para la cabeza. Y hablo de unidades con techo solar, un elemento este último muy llamativo pues la superficie acristalada es gigantesca y aporta tanta luminosidad como exclusividad. Otro apunte, esta carrocería del Taycan se configura de inicio con cinco pasajeros aunque la central es casi testimonial por el túnel central voluminoso y por el respaldo rígido.

En su parte final, es decir, en el maletero, este Taycan saca a relucir toda esa polivalencia ya que además de contar con el mencionado portón, con una boca más ancha, tenemos un hueco de nada menos que 446 litros. Vienen a ser 35 litros más que en la berlina pudiendo alcanzar los 1.212 litros si abatimos los respaldos posteriores.

A prueba el Taycan 4S Cross Turismo…

Una vez analizadas las diferencias toca lo divertido de verdad, conducirlo. La gama mecánica se estructura casi de la misma manera que el Taycan con la salvedad de que todos los Cross Turismo incorporan tracción total, algo lógico por otra parte al tratarse de una versión aventurera. Así, la gama parte del 4, sigue con el 4S para pasar ya a los Turbo y Turbo S. Las potencias son las mismas: 380 CV (476 CV), 490 CV (571 CV), 625 CV (680 CV) y 625 CV (761 CV) poniendo entre paréntesis las potencias máximas que alcanza durante determinados segundos, en lo que viene a ser la función Overboost.

Porsche Taycan Cross Turismo movimiento trasera

Todos ellos, además de combinar dos motores están asociados a la batería Performance Plus, con una capacidad bruta de 93,4 kWh. Ello redunda en una autonomía que varía entre los 388 km en el peor de los casos y 456 km en el mejor. Al proponer una tecnología de 800 voltios, todos admiten cargas ultrarápidas hasta de 270 kW, llenando el 80% de la misma en menos de 30 min.

Para la primera parte del recorrido nos decantamos por el que creemos es el más equilibrado de todos, el 4S Cross Turismo. No hay variación alguna con el Taycan berlina en lo que a sensaciones se refiere. No es el más potente pero ya nos da de sobra para dibujar una sonrisa en nuestro rostro. Para comprenderlo, los 4,1 segundos que tarda en pasar de 0 a 100 km/h. Suficientes, ¿verdad? Pues el Turbo lo rebaja a los 3,3 seg. y el Turbo S, hasta los 2,9 segundos (un F1 acelera de 0 a 100 km/h en 2,1 segundos).

Porsche Taycan Cross Turismo movimiento delantera

Como digo, no hay diferencias en el comportamiento. Todo trabaja en post de la deportividad. La dirección es precisa, la suspensión adaptativa neumática evita cualquier atisbo de balanceo, los frenos son contundentes y la caja de cambios, ¡ay, la caja!, con dos velocidades consigue trasladarnos casi la misma sensación que una PDK acompañada en este caso por un sonido melódico y perfectamente conseguido cuando activamos el programa Sport y el Sport Plus.

… y el Turbo S Cross Turismo

Pero el plato fuerte llega al subirnos otra vez a un Taycan Turbo S. Ya lo hicimos hace tiempo y las sensaciones no pudieron ser más radicales. Quizá no tenga lógica alguna pero solo por comprobar lo mucho que corre ya merece la pena. Ahora bien, lo que más sorprende es la capacidad de frenada que ostenta. Puede equipar los frenos carbocerámicos aunque los Porsche Surface Coated Brake recubiertos de tungsteno ya dan cuenta de una capacidad de detención elevadísima. Del mismo modo tenemos a nuestra disposición eje trasero direccional, dirección progresiva…

Porsche Taycan Turbo S Cross Turismo

Todo con el objetivo de convertirle en un tren de alta velocidad tanto en recta como en curva, vamos, para ir sobre raíles. Puede que no haya habido coche que haya fusionado más veces mi espalda con el respaldo del asiento (de corte deportivo por supuesto) porque no hay calificativo para definir las sensaciones que transmite esta versión.

Sal al campo sin (demasiado) miedo

Porsche Taycan Cross Turismo logo sucio

Todo eso está muy bien, pero hay un elemento que define al Taycan Cross Turismo por encima de todo: sus ganas de aventura. Para ello equipa el denominado modo Gravel (Grava) que ha sido tomado prestado del que monta el Cayenne para ofrecer un manejo fuera pista más seguro y sin sorpresas, más aún si lo combinamos con el paquete estético Off road. Al activar este modo (el comando está en la parte baja de la pantalla inferior) se modifican los parámetros tanto del control de estabilidad como del control de tracción e incluso del Porshe Torque Vectoring + para mejorar su manejo sobre tierra. Nosotros lo hemos probado brevemente y más allá de una mayor ligereza en el eje trasero, lo que prima es la confianza de poder ir más rápido que con un Taycan berlina.

El Porsche 924 Carrera GTS Rally de 1981 de Walter Röhrl

En definitiva

Seguramente hay quien todavía se esté tirando de los pelos al ver el logo de Porsche en un Cayanne y no quiero deciros en un Taycan, pero la realidad es que con este Cross Turismo la firma de Stuttgart ha dado en el clavo. Vuelve a ser la creadora de un segmento, el de los crossover eléctricos (Premium o no) pero sin perder un ápice del ADN deportivo que le ha caracterizado desde sus orígenes.

prueba Porsche Taycan Cross Turismo

Entonces, ¿compensa adquirir un Taycan Cross Turismo frente a un Taycan? La respuesta es sí a medida que nos vayamos acercando a la palabra Turbo porque el sobrecoste en dichas versiones es de tan solo 1.452 €. Si nos vamos al 4S la brecha se abre más dado que el Cross Turismo monta la batería de mayor capacidad y la berlina puede hacerlo con la Performance ‘a secas’, siendo en este caso 5.521 € más caro. De hecho, si las equiparamos, el Cross Turismo sale 169 € más barato. Es decir, que con este último dato cerramos todo tipo de argumentación, ¿verdad?

Ficha técnica Porsche Taycan 4S Cross Turismo

Motor Tipo Dos motores síncronos de imanes permanentes
Posición Delantero transversal
Trasero transversal
Potencia máxima 490 CV (571 CV con función Overboost)
Par máximo 650 Nm
Alimentación Batería 93,4 kWh
Transmisión Caja de Cambios Automática, 2 velocidades (motor trasero)
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable
Resorte neumático
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte neumático
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Disco ventilado de fundición
360 mm
Traseros Disco ventilado de fundición
358 mm
Dimensiones Longitud 4.974 mm
Anchura 1.967 mm
Altura 1.409 mm
Distancia entre ejes 2.904 mm
Maletero Volumen 446 + 84 litros
Peso Peso 2.320 kg
Prestaciones Velocidad máxima 240 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 4,1 seg
Consumo Combinado 22,6 kWh/100 km
Velocidad baja 19,3 kWh/100 km
Velocidad media 18,5 kWh/100 km
Velocidad alta 19,1 kWh/100 km
Velocidad muy alta 24,1 kWh/100 km
Autonomía WLTP 452 km
Precio Precio oficial Desde 114.508 euros

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.