Puede que el nombre de Frank Stephenson, que nos recomiendan estos 7 coches que serán clásicos coleccionables en el futuro, no te suene del todo. Sin embargo, es uno de los diseñadores de coches más reconocidos del panorama actual, con una trayectoria que haber trabajado para marcas como Ford, BMW, Ferrari, Maserati, Fiat, Lancia y, en la actualidad, para McLaren.

Su dilatada carrera nos ha permitido descubrir algunos de los coches más importantes de los últimos años. Stephenson es considerado padre (a nivel de diseño) de coches como el Ford Escort RS Cosworth, el primer BMW X5, el Ferrari F430 o, más recientemente, los McLaren P1 y 720S. Es por este motivo que su conocimiento en la materia puede ser un aliciente para hacerte con alguno de estos futuros clásicos coleccionables.

Stephenson se centra principalmente en el diseño de estos vehículos como principal motivo para convertirse en clásicos coleccionables en el futuro. Sin embargo, también tiene en cuenta que, en la actualidad, son coches con precios ligeramente económicos y que ofrecen un rendimiento peculiar.

BMW Z4 Coupé (2006-2008)

coches clásicos coleccionables futuro

Aunque tengamos de nuevo un BMW Z4 en el mercado, se refiere al original, que tomó el relevo del Z3. Al contrario que el descapotable, el Coupé solo se comercializaba con el motor 3.0 de seis cilindros en línea y 265 CV.

Honda S2000 (1999-2009)

coches clásicos coleccionables futuro

El último integrante de una larga dinastía de descapotables Honda, que se convirtió instantáneamente en un favorito de los fans y que 20 años después de su lanzamiento sigue luciendo igual de bien. Su animado motor 2.0 VTEC de 240 CV ponía la guinda al conjunto.

Alfa Romeo Brera (2005-2010)

coches clásicos coleccionables futuro

Uno de los grandes olvidados de la historia de Alfa, el Brera reemplazó al GTV adoptando un formato de compacto con un diseño peculiar, con un largo capó y una trasera ancha. Su oferta de motores incluía opciones deportivas como el bloque 3.2 V6 de 260 CV.

Citroën C6 (2005-2012)

coches clásicos coleccionables futuro

Stephenson señala que puede convertirse en un clásico de diseño, y es entendible su punto de vista: la posición de los faros delanteros, el marco cromado de las ventanillas y hasta donde se alarga, tocando prácticamente con los pilotos traseros, la forma de la luna posterior… hay que admitir que era especial.

Honda CRZ (2010-2016)

coches clásicos coleccionables futuro

Otro incomprendido y quizá adelantado a su tiempo con su mecánica híbrida. Desde el punto del diseño lo tenía todo para “molar”: silueta cupé, frontal incisivo, grandes y angulosos faros, una zaga prácticamente vertical… Eso sí, sus 124 CV podían quedarse algo escasos.

Opel Astra OPC (2012-2015)

coches clásicos coleccionables futuro

Hablamos de otra era de diseño en Opel, con unas líneas mucho más redondeadas que en sus modelos actuales y que en la versión OPC del Astra llegaron a otro nivel. Era el exceso hecho compacto deportivo, con una impronta contundente y una mecánica de 280 CV.

Porsche 911 997 (2004-2013)

coches clásicos coleccionables futuro

El diseño clásico de este Porsche 911 difícilmente pasará de moda, pero lo que hace que además esté por delante de otras generaciones es que hablamos del último 911 que fue analógico, el último que montó un motor de aspiración natural.

BONUS

coches clásicos coleccionables futuro

Como ‘popurrí’ final, Stephenson hace una selección de coches que también pueden ser una buena inversión de cara al futuro. Entre ellos tienen gran importancia los compactos radicales como el Ford Focus RS Mk1, el Volkswagen Golf R32 Mk4 y el Honda Civic Type R EP3; pero también otras alternativas como el BMW Serie 7 E38 y el Lotus Elise.

1 COMENTARIO

  1. Yo creo que no va acertar ni una. Pero bueno el tiene nombre eso se verá en las subastas haber lo que se tercia muy atrevido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.