En abril del año pasado, la compañía del óvalo azul revelaba la cuarta generación del Ford Focus (prueba) tras una exitosa tercera generación que nos había dejado productos tan interesantes como el Ford Focus RS (prueba). Ahora, tras diez meses de continuo desarrollo, la marca ha presentado el nuevo Ford Focus ST 2019, el aspirante que luchará de tú a tú contra los grandes del segmento compacto deportivo.

Ford Focus 2018: la cuarta generación se ‘crossoveriza’

El Focus ST es el hermano pequeño del Focus RS, una opción que está disponible tanto con carrocería hatchback de cinco puertas como en el familiar, el Focus Sportbreack, así como con dos motorizaciones diferentes. Ahora, la nueva generación hereda muchos de los componentes y tecnologías del anterior RS para crear un producto que esté a la altura de su potente competencia, como el Renault Mégane RS o el Hyundai i30 N (prueba), entre otros.

Ford Focus ST 2019

Ford Focus ST 2019: estilo e interior

El nuevo Ford Focus ST 2019 se postula, temporalmente, como la versión más deportiva y prestacional del nuevo Focus. Como tal, su exterior ha sido ajustado a conciencia con nuevos parachoques de corte deportivo con entradas de aire más grande sen el frontal, una parrilla específica, taloneras, un alerón montado sobre el techo, un parachoques trasero deportivo y un difusor que incluye una doble salida de escape. Los logotipos ST y unas llantas de 19 pulgadas calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S completan la imagen exterior.

Mientras tanto, el habitáculo del nuevo Focus ST, que estará disponible con ambas carrocerías en Europa este mismo verano, recibe un volante deportivo, asientos Recaro disponibles en tela, cuero o cuero/Miko Dinamica, pedales de aluminio, un nuevo pomo para la palanca de cambios, logotipos ST e inserciones metálicas o símil fibra de carbono en salpicadero y paneles de las puertas.

Ford Focus ST 2019

Ford Focus ST 2019: nuevo motor, nueva potencia

El nuevo Focus ST 2019 abandona el anterior motor de cuatro cilindros y 2.0 litros turbo para adoptar el bloque que daba vida al Focus RS y al Ford Mustang, un propulsor de 2.3 litros EcoBoost que entrega 280 CV de potencia a 5.500 rpm y 420 Nm de par motor entre 3.000 y 4.000 rpm. Esto significa que ahora es un 12% más potente y presenta un incremento del 17% en el par motor si lo comparamos con el anterior Focus ST.

Los mejores Ford Focus de la Historia

Según Ford, el Ford Focus ST 2019 es capaz de completar el cero a 100 km/h en menos de seis segundos. También se beneficia por primera vez de un diferencial electrónico de deslizamiento limitado que mejora la tracción y la estabilidad, así como diferentes modos de conducción para ajustar su comportamiento.

Ford Focus ST 2019

El nuevo Focus ST también integra muchas de las tecnologías adoptadas de los modelos más potentes de la marca, como el Ford GT o el Ford F-150 Raptor. Entre los sistemas ahora disponibles encontramos una tecnología anti-lag que promete una “entrega de potencia inmediata” en los modos Sport y Track. Esta tecnología mantiene el acelerador abierto cuando el conductor levanta el pie del pedal, con el compresor a plena carga, lo que permite aumentar la presión inmediatamente una vez vuelve a pisar el acelerador, reduciendo los tiempos de repuesta y el famoso lag de los motores sobrealimentados.

Nuevo Focus ST, también disponible con motor diésel

Además de la unidad 2.3 EcoBoost antes mencionada, Ford ha decidido seguir ofreciendo el Focus ST con motor diésel. En este este caso, se trata de la mecánica de gasóleo más potente jamás equipada en un Focus, un cuatro cilindros de 2.0 litros EcoBlue con 190 CV a 3.500 rpm y 400 Nm de par motor entre las 2.000 y 3.000 rpm.

Ford Focus ST 2019

Ambos motores se asocian a un cambio manual de seis velocidades con cambios cortos y ajuste de revoluciones automático, o una transmisión automática de siete velocidades con levas y cambios adaptativos, un sistema que evalúa los estilos de conducción individualmente para optimizar los tiempos entre cambio y cambio.

Ford Focus RS 2020: así podría ser

Otros ajustes que recibe el nuevo Ford Focus ST 2019 los encontramos un sistema de amortiguación de control continuo capaz de mejorar la configuración de la suspensión trasera independiente y ofrecer, según Ford, lo mejor de dos mundos, un cómodo compacto y un deportivo con tan solo pulsar un botón. También ha aumentado la rigidez de la suspensión en un 20% en el eje delantero y en un 13% en el tren posterior, mientras que la altura se ha reducido en 10 mm.

Ford Focus ST 2019

La dirección asistida eléctrica es un 15% más rápida que en el Focus estándar, los frenos integran discos más grandes y pinzas de doble pistón en el eje delantero, mientras el sistema de frenado ha sido complementado con un refuerzo de frenos eléctrico, el cual aumenta la presión de los frenos más rápido que un sistema hidráulico, según el fabricante.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.