E-gasolina y e-diésel: ¿qué son los combustibles sintéticos?

combustibles sintéticos

Si echamos un vistazo a las noticias sobre tecnología en la automoción de los últimos meses (o años), la principal temática de ellas se divide en dos ramas: conducción autónoma y coches eléctricos. Mientras que la primera es algo más distante y, de alguna manera, por capricho de las marcas, la segunda es mucho más acuciante dados los niveles de contaminación insostenibles en los que nos hayamos inversos. La pregunta es sencilla, ¿van a suponer las mecánicas eléctricas la desaparición  total de los motores de combustión? A largo plazo, es posible, pero estos pueden tener su salvación en los combustibles sintéticos.

Científicos japoneses consiguen biocombustible a partir de naranjas

¿Qué son? Se trata de carburantes que permiten a los motores ser neutros en cuanto a CO2. ¿Significa que al emplearlo los propulsores no generarían dichas partículas? Para nada, seguirían emitiéndolas pero, dado que en el proceso de fabricación de los combustibles sintéticos se utilizan cantidades similares de CO2, se retiraría esta sustancia contaminante de la atmósfera.

Así funciona

La mejor manera de entender este tipo de carburante (que puede ser e-gasolina, e-diésel o e-gas) es saber cuál es su proceso de fabricación. Hay tres tipos de procesos para producirlo (como la licuefacción directa del carbón), pero el más común es la producción de gas de síntesis.

¿Por qué es más caro el combustible de alto octanaje?

En éste se extrae hidrógeno del agua y se combina con carbono, que se obtiene como residuo de las fábricas que lo expulsan o directamente se filtra desde el aire, resultando en un combustible líquido que para crearse ha eliminado CO2 de la atmósfera. Para redondear la jugada, las plantas de procesamiento específicas en las que se lleva a cabo la producción de los combustibles sintéticos están alimentadas por energías renovables.

Los implicados

Actualmente dos compañías son las que están más implicada en el desarrollo de estos carburantes sintéticos, Robert Bosch GmbH y Audi. Es la marca de los cuatro aros la primera que ha conseguido producir la cantidad suficiente de e-gasolina para probarla en bancos de motores.

La compañía apunta que el combustible tiene unas muy buenas propiedades antidetonantes así que, además de ser neutro en CO2, permite aumentar la compresión de los motores para optimizar así su eficiencia. Actualmente el fabricante alemán utiliza biomasa como base del proceso, algo que en una segunda etapa buscará eliminar utilizando solo hidrógeno y CO2 como materias primas.

Impacto

La sustitución de la gasolina y el diesel convencionales por e-gasolina y e-diésel no supondría la eliminación de la contaminación o el fin del efecto invernadero, pero la condición neutra (en cuanto a CO2) que tendrían los millones de vehículos de combustión de todo el mundo significaría que, al menos no aumentaría.

10 trucos prácticos para ahorrar combustible

El Dr. Volkmar Denner, presidente del consejo de administración de Robert Bosch GmbH, lo expone de la siguiente manera: “Los carburantes sintéticos pueden convertir a los coches de gasolina o diésel al carbono neutro y contribuir así de manera significativa a limitar el calentamiento climático”. Por formularlo como dato, su empleo supondría un ahorro de hasta 2,8 gigatoneladas de CO2 (es decir, 2.800.000.000.000 kilos) desde ahora hasta 2050.

Además, su precio de venta al público sería de entre 1 y 1,4 euros el litro, lo que haría que su coste de funcionamiento fuera incluso menor que el de un coche 100% eléctrico.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.