Volkswagen no siempre ha sido el gigante automotriz que es hoy día. A lo largo de sus más de 80 años de historia, la compañía alemana ha tenido que enfrentarse a numerosos fabricantes que, ya sea por longevidad o por experiencia en un mercado, han tenido mayor presencia y ventas que la marca de Wolfburgo. Hoy te cuento un caso concreto que tuvo lugar a finales de la década de 1980, cuando el Corrado evitó el declive de Volkswagen en Estados Unidos.

Volkswagen Corrado G60 Record: un desconocido para recordar

Aunque Volkswagen siempre ha disfrutado de una gran aceptación en el mercado americano, esto no le ha eximido de tener que hacer frente a una amplia competencia, tanto local (Ford, General Motors y GM), como de importación (marcas japonesas y europeas). El fabricante alemán ha ido recobrando poco a poco la compostura hasta convertirse en el gigante que es hoy en día a nivel mundial.

El Corrado, el salvador de Volkswagen en Estados Unidos

Volkswagen Corrado

En la segunda mitad de los 80, Volkswagen no disfrutaba de los mejores resultados de ventas al otro lado del Atlántico, donde la incursión de las marcas japonesas con precios más competitivos, hacían más difícil que los compradores se decantaran por un Volkswagen. Esto, unido a una gama de modelos algo desfasada frente a la competencia, provocarían que la marca se replanteara un cambio en su estrategia para recuperar la senda del éxito.

Modelos como el Honda Civic (prueba) o el siempre bien valorado Toyota Corolla (prueba), provocaron que los compradores estadounidenses se decantaran por estos vehículos, generalmente más baratos, capaces y fiables, en lugar de los coches que por entonces comercializaba Volkswagen. Los directivos decidieron renovar su gama, y el Volkswagen Corrado -conoce su historia- sería la clave para que la compañía no perdiera terreno frente a la competencia.

Volkswagen Corrado

El Volkswagen Scirocco (prueba) de segunda generación comenzaba a mostrar signos de su avanzada edad en un mercado que no estaba resultando recesivo para la compañía. Sin embargo, en 1988 finalmente se lanzaría el Corrado, un vehículo cuyo desarrollo daría comienzo en 1981 y que inicialmente sería concebido como el sucesor del Scirocco II.

Su desarrollo da comienzo en 1981, pero no llega hasta 1990

El proyecto Typhoon toma como base la misma plataforma del Scirocco II, una decisión que se toma después de confirmar que el Corrado conviviría en el mercado con el Scirocco durante algunos años en lugar de ser un reemplazo generacional. Su presentación tiene lugar en 1988 y la comercialización da el pistoletazo de salida en 1989 en Europa y en 1990 en Estados Unidos.

Volkswagen Corrado

El Corrado estuvo disponible con varias motorizaciones diferentes. Las opciones de acceso fueron un bloque de 2.0 litros y cuatro cilindros de aspiración natural. El primero ofrecía 115 CV y el segundo, con 16 válvulas, elevaba la cifra hasta los 136 CV. Ante, un motor de 1.8 litros y 136 CV no había terminado de convencer a los compradores. El Volkswagen Corrado G60, uno de los más famosos de la época, apostaba por un motor turbo de 1.8 litros con 160 CV de potencia. Mientras tanto, el Corrado VR6, con un motor de 2.9 litros y 190 CV, se convertiría en la variante más prestacional de la gama.

La historia de los 3 Volkswagen Polo G40 de 1985 que rodaron a 200 km/h durante 24 horas

Del éxito al declive y la desaparición

También en 1985, como la primera oleada de esta estrategia para recuperar las ventas frente a la competencia japonesa, se lanza la segunda generación del Volkswagen Golf -conoce aquí su historia- en Estados Unidos, sustituyendo al controvertido Rabbit. Su comercialización se extendería hasta 1991, año en el cual se lanza el Golf Mk3.

Volkswagen Corrado

El Volkswagen Corrado ayudó a mantener a flote las ventas de la compañía alemana en Estados Unidos, pese a la difícil situación ante la fuerte ofensiva de los fabricantes japoneses. Sin embargo, el éxito del Corrado no sirvió para que Volkswagen decidiera conservarlo durante muchos años, o incluso lanzara un sucesor con el mismo nombre. En 1995 desaparecería finalmente y serían necesarios otros 13 años para que Volkswagen se animara a lanzar un nuevo compacto coupé, el Scirocco III, que recientemente ha cesado su producción, también sin sucesor confirmado ante el declive que este tipo de carrocería ha experimentado en los últimos años.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.