El Volkswagen Corrado G60 es uno de esos coches que han marcado la infancia de muchos adolescentes, sobre todo de los nacidos en la década de los años ’80. Pero además de la versión de calle, un modelo ampliamente conocido por la gran mayoría de ‘petrolheads’, existe el Volkswagen Corrado G60 Record. Un coche que, como bien dice su apellido, se encargó de establecer algunos récords en competiciones de finales de esos mismos años ’80. Por lo tanto, con lo interesante que es, queremos hacer un repaso a la vida y milagros del Volkswagen Corrado G60 Record.

¿Cuál fue el Volkswagen Corrado G60 Record?

El Volkswagen Corrado G60 Record fue una variante de competición derivada del Volkswagen Corrado G60 que se comercializaba. Lo cierto es que tan solo se fabricaron, en el año 1987, dos unidades piloto para que fueran testadas en el circuito de pruebas de Ehra-Lessen, situado en Alemania. Y vaya si cumplieron: consiguieron establecer hasta seis nuevos récords en el trazado teutón. Lo hicieron con el mismo bloque motor del Volkswagen Corrado G60, pero con una potencia aumentada hasta los 220 CV, algo que mejoraba notablemente unas prestaciones que ya eran geniales de por sí.

Los 8 importantes vehículos que expondrá Volkswagen en Techno Classica 2019

Volkswagen Corrado G60 Record, un diseño de competición

La imagen del Volkswagen Corrado G60 Record es más radical que la de una versión estándar de este compacto coupé alemán. Sin embargo, es solo estética, ya que la forma de la carrocería es exactamente la misma. Incluye un vinilo decorativo en los laterales en el que se puede leer ‘Corrado G60’ en grande, ya que abarca desde la aleta delantera hasta los flancos del portón trasero. Además, en las puertas delanteras añade el número 1 y, en las partes más bajas, pegatinas publicitarias de combustibles, faros, neumáticos…

Eso sí, cuenta con elementos de competición que mejoran su rendimiento en pista, como una jaula antivuelco, unas llantas de aleación más ligeras y la supresión de la fila de asientos trasera para eliminar peso. Con estas características y el incremento de la potencia se convirtió en toda una bala. Por cierto, si quieres ver una unidad del Volkswagen Corrado G60 Record en persona tan solo tienes que acercarte a la ciudad alemana de Essen, en donde se encuentra expuesta.

volkswagen corrado vr6

La versión de calle marcó una época

La variante comercial del Volkswagen Corrado G60 se ha convertido igualmente un coche para recordar. Se trata de un modelo coupé compacto construido en 1988 sobre la base del Volkswagen Golf coetáneo, y cuyo diseño fue encargado al especialista Karmann, que más tarde se encargaría de construir su carrocería. Eso sí, aunque utilizó su misma base y convivió en el mercado con él durante diez años, el Corrado no tenía la misión de sustituir al Volkswagen Scirocco de la época, sino de complementarlo. Durante un tiempo fue el modelo más potente y más caro de la marca de Wolfsburgo.

La historia de los 3 Volkswagen Polo G40 de 1985 que rodaron a 200 km/h durante 24 horas

Su diseño se caracteriza por ser muy musculoso y cuadriculado, pero a la vez elegante. Todo lo contrario a los coches japoneses que existían en esos mismos años, distanciando mucho su imagen entre sí al tener estos unas líneas más fluidas y redondeadas. Sin embargo, su aerodinámica era realmente buena para su tiempo, con un coeficiente de 0,32 Cx que sin duda ayudaba a mejorar sus números. En total, pesaba entre unos 1.100 y 1.200 kg, dependiendo de la versión escogida, y su longitud era de 4,05 m. Dentro contaba con una configuración de 2+2 plazas y su distancia entre ejes era de 2,47 m. Por supuesto, solo estaba disponible con una carrocería de tres puertas.

Todos los motores del Volkswagen Corrado

Entre los motores del Volkswagen Corrado destaca sin duda el del Volkswagen Corrado G60. Un propulsor de gasolina de 1,8 litros sobrealimentado que desarrollaba 160 CV. Este fue el primero en llegar, y con él este modelo registraba una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h. No obstante, para aquellos que buscasen algo menos pesado la firma alemana ofreció a partir de 1989 el Corrado con un bloque derivado del Golf, un 1.8 de 16 válvulas con 139 CV. Aun así, la guinda de la gama fue el Volkswagen Corrado VR6.

volkswagen corrado g60

Esta variante aterrizó en el mercado allá por 1992 y lo hacía con una mecánica de 12 válvulas y casi 3,0 litros capaz de entregar 190 CV de potencia. Sus prestaciones también eran mejores que las del Volkswagen Corrado G60, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y una velocidad punta de 233 km/h. Finalmente, su producción acabó en 1995 lastrada por un precio muy alto -comenzaba en unos cinco millones de peseta, que son aproximadamente 30.000 euros al cambio- y por un consumo de combustible realmente elevado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.