Completando una saga de prototipos conceptuales que comenzó en 2017 con el Audi Aicon Concept, la firma alemana ha aprovechado el Salón de Frankfurt 2019 para revelar el último de todos, el Audi AI:TRAIL quattro Concept. Se trata de un estudio completamente eléctrico que nos adelanta cómo podrían ser los todoterrenos extremos en el futuro mientras combina la conducción autónoma con unas excelentes capacidades off-road.

Audi AI:ME Concept: revelado en el Salón de Shanghái

Y no solo adelanta el futuro de los todoterrenos, sino que muestra algunos detalles de diseño y estilo que podrían acabar llegando a la gama SUV de Audi en los próximos años. Los más destacado de su robusta imagen es su cabina panorámica con grandes ventanales a ambos lados y en el techo, los grandes pasos de rueda, la suspensión sobreelevada y, por supuesto, las descomunales llantas cubiertas con neumáticos todoterreno.

Audi AI:TRAIL quattro Concept

Audi AI:TRAIL quattro Concept

El Audi AI:TRAIL quattro Concept tiene unas dimensiones muy similares a las de un Audi Q3 (prueba). Mide 4,15 metros de largo y 2,15 metros de ancho, con una distancia librea al suelo de 34 cm, lo que le permitirá vadear agua a más de medio metro de profundidad. Mientras tanto, los ocupantes podrán permanecer secos y a salvo en una cabina que combina minimalismo, materiales naturales y la mejor tecnología.

En el interior del AI:TRAIL quattro al que se accede mediante las cuatro puertas laterales (las traseras, de abertura invertida) ofrece espacio para cuatro pasajeros, con asientos traseros de tela sobre cintas de sujeción. La madera y las superficies limpias, sin pantallas ni controles innecesarios, permite que los ocupantes delanteros, sobre asientos de tela, tengan una visión perfecta del exterior. También se han incluido algunos complementos interesantes, como linternas, cinturones de seguridad de cuatro puntos, unos prismáticos, un termo y asideras de cuerda sobre el techo.

Audi R8 LMS GT2: un carreras-cliente muy potente

El volante, sin la sección superior integra un soporte para smartphones y dos pantallas con los comandos básicos del coche. Incluso la gestión de la transmisión se realiza desde el propio volante. Los espejos retrovisores tradicionales se han sustituido por cámaras como las que ya equipa el Audi e-tron (prueba), las cuales proyectan sus imágenes al interior a través de dos pantallas montadas en los pilares A.

Audi AI:TRAIL quattro Concept

La movilidad eléctrica off-road

Encargado de ofrecer energía directamente a las ruedas se encuentran cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda, con una potencia combinada de 435 CV y un par motor máximo de 1.000 Nm. No hay diferenciales ni bloqueos centrales, ya que el sistema de propulsión eléctrico es capaz de controlar individualmente cada motor dependiendo de las condiciones de conducción.

Audi no ha publicado las características de la batería que alimenta el sistema de propulsión eléctrico, pero asegura que ofrece un rango de autonomía de entre 400 y 500 kilómetros sobre carreteras asfaltadas, mientras que una vez se abandona la tranquilidad del pavimento, la autonomía puede ser de hasta 250 km sobre superficies irregulares. Por su parte, la velocidad máxima ha sido limitada a 130 km/h.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.