Si hay una marca caracterizada por dar más de todo a cambio de un precio menor que la media, esa marca es Skoda. Y el nuevo Fabia no es una excepción. Y no se trata de mejorar lo ofrecido por la competencia en uno o dos aspectos, en este caso el Skoda Fabia de la prueba ataca con muchas más ventajas que el habitual mayor tamaño. Por ejemplo, con un maletero y un espacio interior insuperables. También con un precio inferior al de sus rivales a igualdad de equipamiento, o con una funcionalidad sobresaliente en la que siempre tienen mucho que ver los paquetes de soluciones Simply Clever que en el Fabia pueden llegar a 43. Además, el nuevo Fabia cuenta con la mejor aerodinámica del segmento entre muchas otras ventajas.

prueba skoda fabia 1.0 tsi 110 cv dsg sport

La cuarta generación del Skoda Fabia se sustenta sobre la plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva. Ventajas, casi todas, ya que es una base sólida que aporta rigidez y permite mejorar notablemente la calidad general y el comportamiento. En el otro lado de la balanza encontramos que esta plataforma es incompatible con los motores diésel y con los sistemas de hibridación ligera utilizados por algunos rivales, a la espera del lanzamiento de las versiones eléctricas dentro de dos años.

Prueba del Skoda Fabia 1.0 TSI 110 CV DSG Sport

Pero gracias a que ha recurrido a esta plataforma, el nuevo Fabia ofrece una distancia entre ejes 94 mm mayor que la de su predecesor y aún más espacio para los pasajeros, especialmente en la parte trasera, con 130 mm de ancho entre apoyabrazos y 136 mm de ancho a la altura de los hombros. Y algunos datos curiosos revelan que, gracias a sus 2.564 mm de batalla, la distancia entre ejes del utilitario checo es incluso mayor que la que ofrecía la primera generación del (prueba) Skoda Octavia (lanzado en 1996), que medía sólo 2.512 mm, unos centímetros extra que redundan en mayor espacio interior. Además, con una longitud de 4.108 mm, el Fabia supera en tamaño a todos sus rivales, incluidos los más vendidos en 2021 como son el Citroën C3, el SEAT Ibiza (prueba), el Peugeot 208 o el Renault Clio (prueba).

PRUEBA: Skoda Kamiq Style 1.6 TDI 115 CV

Así que nos encontramos con un habitáculo en el que caben cuatro adultos de 1,86 metros de estatura y un niño sin agobios ni apreturas. Más coche por tamaño y todo ello rematado por un diseño original, elegante y aerodinámico (ha pasado de 0,32 a 0,28 estableciendo un récord en el segmento de los coches pequeños) en línea con el resto de productos que está presentando Skoda en los últimos tiempos.

prueba skoda fabia 1.0 tsi 110 cv dsg sport

Pero seguimos hablando de espacio ya que el maletero ahora cubica 380 litros y también es bastante más grande que el de sus rivales. Este lugar de carga de formas muy regulares lleva cuatro perchas muy útiles, un hueco al lado izquierdo para guardar un botiquín o cualquier accesorio adicional y un piso que se puede colocar a dos alturas con una zona muy generosa por debajo que admite la rueda de repuesto.

En las plazas traseras encontramos salidas de aire, dos asideros con recogida amortiguada, unas guanteras de puertas de tamaño medio y espacio para móvil y revistas en los respaldos de los asientos delanteros. Eso sí, el túnel central es tan voluminoso como el de todos los modelos que recurren a esta plataforma y el ocupante de la plaza central trasera querrá llegar cuanto antes al destino.

Simply Clever, las soluciones prácticas del nuevo Fabia

Skoda siempre se caracteriza por incluir en sus modelos soluciones prácticas que no ofrecen sus rivales, una lista que sigue engordando para mayor satisfacción de sus clientes. Función de plegado del respaldo del asiento del acompañante, dos bolsillos para guardar el smartphone en los respaldos de los asientos delanteros, toma USB-C en el espejo retrovisor, compartimento de almacenamiento flexible plegable en el maletero, luz de lectura en la parte trasera que se puede accionar desde la parte delantera, portavasos extraíble, soporte para mapas y bolígrafos en el compartimento de almacenamiento delante de la palanca de cambios, compartimento para tarjetas y monedas en la tapa de la guantera, compartimento de almacenamiento en el túnel delante de los asientos traseros con un portavasos, visor solar desmontable para el techo panorámico… así hasta 43 soluciones que siempre se agradecen.

maletero del Skoda Fabia 1.0 TSI 110 CV DSG Sport

El salpicadero del Fabia es moderno y agradable a la vista. No encontramos ninguna zona mullida (sí una pequeña zona con tejido Alcántara) y quizá abusa un poco de los plásticos duros por todas partes, sin embargo, estos son de calidad y el diseño de elementos como el volante, los asideros de las puertas, las salidas de aire laterales, la pantalla central y la limpieza de líneas general termina eclipsando esa primera impresión menos favorable y el interior del Fabia en esta versión Sport convence más pronto que tarde.

Y eso que todavía no hemos hablado del capítulo asientos, unos muy deportivos de tipo baquet con un diseño muy atractivo que hará las delicias de los más detallistas. A pesar de este guiño deportivo que se une a los pedales y al volante (por cierto, una lástima que los modos de conducción y las levas de cambio en el volante en los modelos con cambio automático DSG sean opcionales, aunque a muy bajo precio), no es nada difícil encontrarse a gusto enseguida en un Fabia que, como todo modelo del Grupo Volkswagen, se ha diseñado buscando el agrado y la facilidad de conducción.

asientos bacquet del Skoda Fabia 1.0 TSI 110 CV DSG Sport

Además, la parte de conectividad e infoentretenimiento ha quedado resuelta muy satisfactoriamente con sistemas de última generación y pantallas de hasta 9,2 pulgadas. Y el coche está siempre conectado gracias a una eSIM integrada para acceder a la radio por Internet o a la gama de servicios móviles online Skoda Connect. Mientras que el Virtual Cockpit, de serie en el acabado Sport, permite configurar el cuadro de instrumentos a nuestro gusto con numerosas pantallas. Por su parte, el sistema Amundsen de gama alta opcional, también puede manejarse mediante control gestual y el asistente de voz digital Laura.

El motor y la tecnología

prueba skoda fabia 1.0 tsi 110 cv dsg sport

El motor de nuestra unidad de pruebas es el conocido TSI de tres cilindros y 110 caballos asociado a un cambio automático de doble embrague DSG de 7 marchas sumamente eficaz y más que recomendable. Para este tamaño de coche nosotros creemos que es suficiente potencia, aunque lógicamente siempre habrá a quien le guste sentir un mayor empuje cuando pise el acelerador, y más en este acabado Sport. Para ellos Skoda tiene reservado el motor 1.5 de 4 cilindros y 150 caballos que según los datos homologados por la marca gasta prácticamente lo mismo, pero acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos, casi dos menos que nuestro protagonista. Eso sí, esta mejora en prestaciones nos va a costar alrededor de 2.000 euros más, un dinero que, de no buscar la máxima potencia, puede servir en parte para configurar un Fabia de 110 CV espectacularmente equipado y atractivo.

PRUEBA: Skoda Karoq 2022

Con todo, lo que sí nos parece una magnífica inversión es pagar 1.380 euros por el cambio automático de doble embrague DSG. Y nos parece una buena elección porque es cómodo, eficaz y cubre a la perfección los momentos en los que apetece pasar a modo manual gracias al carril secuencial. Además, el modo S evita ese ligero tiempo muerto de respuesta desde que se pisa el acelerador hasta que el motor responde, un modo pensado para cuando se quiere realizar una conducción más fluida ya que está programado para insertar más tarde las marchas más largas.

prueba skoda fabia 1.0 tsi 110 cv dsg sport

El Fabia de nuestra prueba acelera hasta las 6.100 rpm sin titubeos incluso superando ligeramente la zona roja, para los que se piensan que un cambio automático es mucho más conservador que uno manual. Y para los más curiosos, dos datos que llaman la atención. Por un lado, que el coche incorpora un indicador instantáneo de kW utilizados y a 120 km/h mantenidos el motor utiliza solamente 18 kW de los 81 kW que anuncia, lo que equivale a 24,5 caballos de potencia.

El segundo es que el nuevo Fabia ya lleva incorporada una Caja Negra (Event Data Recorder) cuyo objetivo es el registro de datos durante un accidente de tráfico u otra situación de tráfico extraordinaria en el que se activen los sistemas de retención. Esta caja negra registra el accidente durante un breve espacio de tiempo (aprox. 10 seg.), y “graba” el estado del cinturón de seguridad del conductor y acompañante, la activación del pedal de freno y aceleración o la velocidad del vehículo en el momento del accidente. También se registran los datos del sistema de asistencia en el vehículo. Por ejemplo, si los sistemas afectados se activaron o desactivaron en el momento correspondiente, ya sea porque estuvieran disponibles solo parcialmente o porque estuvieran inactivos.

Al volante del Skoda Fabia 1.0 TSI 110 CV DSG Sport

prueba skoda fabia 1.0 tsi 110 cv dsg sport

Lleve un motor u otro o cualquiera de los dos cambios de marcha, lo que sí o sí se va a encontrar el comprador de este Fabia es con un comportamiento impecable. Porque en este caso se combinan una suspensión deportiva de serie (opcional en otros acabados), un chasis de los mejores del segmento y unos neumáticos de perfil bajo Nexen N Blue HD Plus en medida 215/45R17 (opción de 200 euros en nuestra unidad) para lograr una estabilidad increíble y una conducción en curva sin derivas y con trayectorias uniformes y seguras que animan a sacarle todo el partido al motor. Sin embargo, aunque en asfalto liso sin baches el coche es cómodo, cualquier imperfección en este provoca reacciones secas y cierta incomodidad que obliga a pensarse muy seriamente si estas bonitas ruedas merecen la pena o nos deberíamos conformar con las de serie (185/65 R15) fiándolo todo con buen criterio a la eficacia del conjunto chasis-suspensión endurecida.

El Skoda Fabia probado cuesta sin descuentos oficiales ni financiación un total de 22.705 euros, un precio que supone una menor inversión que en la mayoría de sus rivales con motor, cambio y equipamiento equivalente. Y eso que de serie el coche incluye:

  • ESC con ABS, MSR, ASR, EDS, HBA, XDS y freno multicolisión
  • Inmovilizador electrónico y código VIN
  • Activación de las luces de emergencia en caso de frenada brusca
  • Corte de la inyección de carburante en caso de accident
  • Reflectores de seguridad en puertas delanteras (no luminosos)
  • Front Assist
  • Asistente en pendiente
  • Asistente de luz automático con función Coming/Leaving Home manual
  • Limitador de velocidad
  • Detector de fatiga
  • Climatizador bizona automátic
  • Asiento copiloto ajustable en altura
  • Soporte lumbar mecánico y eyectores del lavacristales térmicos
  • Sensor de lluvia y retrovisor antideslumbrante automático
  • Control de Crucero con limitador de velocidad
  • Volante de cuero deportivo multifuncional de 3 radios con cromo
  • Radio Bolero 8″ y 6 altavoces
  • Virtual Cockpit
  • Smartlink

prueba skoda fabia 1.0 tsi 110 cv dsg sport

Un equipamiento muy competitivo en el que eso sí, la pintura azul claro (Energy) es la única que no lleva sobreprecio ya que el resto se paga aparte con precios de entre 390 y 825 euros. Y el depósito de combustible de 50 litros (10 litros más que de serie) cuesta 30 euros, una cantidad muy razonable que permite aumentar la autonomía hasta los casi 900 km con un solo depósito ya que el consumo medio homologado de este modelo es de 5,6 l/100 km. Un gasto que en el mundo real no es difícil lograr, aunque sin pasar de 90 km/h y conduciendo con suavidad y anticipación. El gasto de este modelo, como ocurre con otros muchos de este corte, es muy sensible al uso pero lo normal es que oscile entre los 6,5 y los 7,5 l/100 km sin que haga falta estar muy pendientes. Otra ventaja más para un modelo muy a tener en cuenta.

A destacar A mejorar
Espaciosidad y maletero Consumo muy sensible al uso
Comportamiento Tecla de modos de conducción opcional
Relación precio-producto-equipamiento Con kit de reparación
Ficha técnica Skoda Fabia 1.0 TSI DSG Sport
Motor Cilindrada 999 cc
Cilindros 3 en línea
Potencia máxima 110 CV / 5.500 rpm
Par máximo total 200 Nm / 2.000 – 3.000 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa, turbo e intercooler
Transmisión Caja de Cambios Automática, 7 velocidades
Doble embrague
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson
Amortiguador de gas
Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con
elemento torsional
Resorte helicoidal
Amortiguador de gas
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Tambores
Dimensiones Longitud 4.108 mm
Anchura 1.780 mm
Altura 1.459 mm
Distancia entre ejes 2.564 mm
Maletero Volumen 380 – 1.190 litros
Peso Peso 1.187 kg
Prestaciones Velocidad máxima 205 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 9,9 seg
Consumo Combinado 5,6 l/100 km
Velocidad baja 7,6 l/100 km
Velocidad media 5,6 l/100 km
Velocidad alta 4,8 l/100 km
Velocidad muy alta 5,5 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 127 g/km Euro 6 – Etiqueta C
Precio Precio oficial 22.705 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.