PRUEBA: Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

Prueba Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

Durante los dos últimos años hemos asistido a la llegada de infinidad de nuevos modelos que está provocando que muchos compradores se sientan ahogados en un mar de vehículos. Los B-SUV son la más reciente incorporación de muchos fabricantes, por lo que, en un segmento donde apenas competían unos pocos y tenían como referente al Nissan Juke (prueba), ahora cuenta con modelos para todos los bolsillos y necesidades. Con mi prueba del Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV te traigo la que probablemente sea una de las opciones más polivalentes del segmento.

Opel ofrece una de las opciones más interesantes del segmento en su gama de SUV y crossovers recientemente lanzados. El Opel Mokka X fue el primero en llegar y, siguiendo los pasos muy de cerca, encontramos el Opel Grandland X, la opción más grande, y el Opel Crossland X, que ha llegado para reemplazar al antiguo Opel Meriva. Es por ello que en su interior aún encontramos algunos indicios del antiguo monovolumen compacto, como su generoso espacio y su capacidad de carga.

Dinámica trasera Prueba Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

En una carrocería con apenas 4.212 mm de longitud y una distancia entre ejes de 2.604 mm, encontramos un habitáculo generoso con un maletero de 410 litros que se puede ampliar hasta los 1.255 litros una vez son abatidos los asientos traseros. Al igual que con el Opel Insignia Grand Sport (prueba), el interior gana muchos enteros, con materiales de mayor calidad percibida, tapicería mixta de cuero y tela, o lo último en tecnología a bordo. Pero es en espacio donde realmente destaca el Crossland X 1.6 CDTI 99 CV que he puesto a prueba, con unas plazas delanteras con la suficiente anchura y que, regulados para una persona de talla media, aún respeta el espacio suficiente para las piernas en los asientos traseros.

No te pierdas ‘PRUEBA: SsangYong Tivoli 4×4

Sin embargo, son percibidas algunas pegas. Para el acceso a las plazas traseras encontramos unas puertas y pasos algo estrechos debido al pilar C, el cual resta espacio y dificulta la salida. Tampoco me ha gustado el apoyabrazos delantero, integrado en el lateral del respaldo del asiento del conductor, que debe mejorar en agarre lateral, limitando su uso a la persona que se ponga tras el volante. Por último, algunas superficies incluyen plásticos duros que invitan a vibraciones y crujidos. Son pequeños detalles, pero condicionan estar ante un producto redondo.

Interior Prueba Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

Pese a ello, las bondades del pequeño Crossland X se hacen más visibles cuando descubres su maletero, con un doble fondo ajustable para que el suelo quede al nivel de la boca de carga, la altura libre hasta el techo, donde encontramos un techo panorámico de cristal que no es practicable, pero es uno de los más grandes del segmento y que hace que la sensación de amplitud sea mayor, o el elevado nivel de equipamiento propio de segmentos más grandes, como los faros de LED completos con luces largas automáticas, diferentes asistentes a la conducción como el detector de ángulo muerto, el asistente de arranque en pendiente o los completos sensores de aparcamiento con cámara trasera y visión 360º grados que hace más cómodo estacionar en parkings subterráneos entre las temidas columnas.

Al volante, el Crossland X 1.6 CDTI 99 CV saca a relucir algunas características que, a priori, parecen impensables dada su configuración. Tiene una altura total de 1.605 mm y una anchura de 1.765 mm, lo que hace que se vea quizá algo estrecho. Sin embargo, puedes esperar cierto barqueo en curvas o unos cambios de apoyo acusados debidos a su altura. Nada más lejos. El Opel Crossland X sorprende en el apartado dinámico y lo hace para bien.

Frontal Prueba Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

Es muy fácil de conducir, quizás más fácil de lo normal. Su enorme luna delantera te ofrece una gran visibilidad del entorno y los pilares A no entorpecen, algo que suele ser muy común en los monovolúmenes. Se muestra ágil dentro de los límites de su configuración y el tarado de la suspensión ofrece un equilibrio entre la rigidez suficiente para evitar balanceos innecesarios en el paso por curva, y la suavidad necesaria para brindar altos niveles de confort. La dirección está demasiado asistida, pero esto facilita que a la hora de estacionar en plazas de aparcamiento estrechas podamos maniobrar de forma cómoda.

Te interesa: ‘PRUEBA: Citroën C4 Cactus e-HDI 92 ETG6

Bajo el capó se esconde un motor turbodiésel de 1.6 litros con 99 CV de potencia y 254 Nm de par asociado a una transmisión manual de cinco relaciones. El motor mueve con soltura el coche en ciudad, pero acusa cierta limitación cuando salimos a carretera o autovía. La relación entre marchas es demasiado amplia y esto conlleva que tenga que subir de vueltas el motor para cambiar de velocidad. También son muy largos los recorridos de la palanca de cambios. En materia de consumos puedes ver reflejado esta ‘brusquedad’ a la hora de cambiar de marcha, ya que las cifras que he registrado durante mi prueba han llegado a los 5,4 litros/100 km, cifra lejana a los 3,9 litros que homologa en ciclo combinado.

Motor Prueba Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

Opel ofrece alternativas a este motor en diferentes combustibles. Si lo que quieres es un diésel, te recomiendo el motor 1.6 CDTI de 120 CV que eleva la cifra de par hasta los 300 Nm y equipa una caja de cambios manual de seis velocidades, la cual elimina esa falta de equilibrio en la relación entre marchas, así como un extra de potencia para mantener más a raya los consumos. También está disponible un motor turbo de gasolina de 1.2 litros con 110 y 130 CV, el cual es una opción muy interesante. Sin embargo, echo en falta algunos modos de conducción, como el sistema FlexRide que Opel comercializa para adecuar el comportamiento del vehículo a las necesidades en cada momento.

Otro de los puntos fuertes donde destaca el Crossland X entre la competencia es su amplio nivel de equipamiento de serie. Hay disponible cuatro niveles de acabado -Selective, Excellence y Ultimate-, siendo el acabado intermedio el de la unidad de pruebas. De serie encuentras alerta de cambio involuntario de carril, detector de señales de tráfico, retrovisores plegables, OnStar con conexión WiFi, climatizador bizona y asistente de arranque en pendiente, entre otros. Opcionalmente, puedes equiparlo con los faros adaptativos AFL LED, asistentes de aparcamiento, Head-Up Display o el cuadro óptico trasero de LED, muchos de ellos en interesantes paquetes de equipamiento o por separado. Los precios arrancan en 17.308 euros con varios descuentos y optando por la financiación, mientras que, con todo el equipamiento de esta unidad, la cifra se queda en 20.832 euros, según el configurador oficial.

Prueba Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV

Frente a modelos que vienen pisando fuerte, como el Hyundai Kona (prueba), su hermano de filas, el KIA Stonic, japoneses como el Honda HR-V (prueba) o europeos como el Renault Captur (prueba), la apuesta de la compañía de Rüsselsheim no tiene nada que envidiarles. Es la elección perfecta si buscas un crossover con una gran habitabilidad sin renunciar a las bondades que ofrecen los B-SUV en cuanto a cotas exteriores. Los propulsores responden adecuadamente (aunque te recomiendo unidades con más potencia), mientras que el equipamiento es una de sus grandes bazas, al igual que el precio y la dinámica de conducción, pese a que algunos detalles menores del habitáculo son mejorables.

A destacar A mejorar
Dinámica de conducción Caja de cambios
Espacio interior y maletero Accesibilidad plazas traseras
Equipamiento Modos conducción
Ficha técnica Opel Crossland X 1.6 CDTI 99 CV
Motor Cilindrada 1.560 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 99 CV / 3.750 rpm
Par Máximo 254 Nm / 1.750 rpm
Transmisión Caja de Cambios Manual, 5 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Rueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.212 mm
Anchura 1.765 mm
Altura 1.605 mm
Distancia entre Ejes 2.604 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa por conducto común, Turbo, Intercooler
Peso Peso 1.289 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 180 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 11,6 seg
Consumos Urbano 4,5 l/100 km
Extraurbano 3,5 l/100 km
Combinado 3,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 102 g/km
Precio Precio Oficial 19.212 euros

Fotos: Álex Aguilar

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here