Prueba Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

PRUEBA: Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

Tras poner a prueba el Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV puedo asegurar que estamos ante uno de los productos que más promete en el segmento de las berlinas medianas. Crece en dimensiones, mejora en acabados e incluye más tecnología que nunca, convirtiéndose en una interesante alternativa a los SUV. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo…

Acabo de bajarme del Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV tras mi prueba durante la última semana y puedo asegurar que en Opel se han tomado muy en serio el que es el sustituto de uno de los productos más destacados de su segmento. No solo a nivel estético, con sus líneas esculturales, sino también en cuanto a tecnología se refiere. También con sus nuevos acabados y la calidad de los interiores, lo cual le permite al fabricante alemán dar un paso adelante con el que es uno de sus modelos más exitosos desde el año 2009, año en que fue lanzada la anterior generación.

El nuevo Insignia, que adopta el apellido Grand Sport en la versión sedán, crece con respecto a su predecesor, la primera generación, en 92 mm de distancia entre ejes y solo en 55 mm de longitud debido al diseño corto de ambos voladizos. Su nueva imagen sigue los pasos ya establecidos por el Opel Astra (prueba) e inspirada fuertemente por el Opel Monza Concept, destacando sus nuevos y afilados faros o la caída de estilo coupé del techo hacia el maletero que le otorga gran presencia y un aspecto más deportivo.

Prueba Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

Una nueva plataforma modular sustenta al Opel Insignia Grand Sport 2017, la cual, como en el Astra, le permite afeitar kilos sobre la balanza; en total hasta 175 kilogramos con respecto a su predecesor. Otra de las diferencias con respecto a la primera generación es el interior, tanto en espacio como en diseño y acabados. 32 mm más a la altura de la cadera, 25 mm más a la altura de los hombros y rodillas, y 8 mm adicionales de altura hasta el techo. Además, el maletero crece hasta los 490 litros en su configuración estándar, cifra que puede convertirse en 1.450 litros una vez son abatidos los asientos posteriores.

Mientras tanto, la imagen interior de la berlina de Opel se presenta con un salpicadero con formas esculpidas y enfocado al conductor, una reducción considerable del número de botones e interruptores (uno de los puntos débiles del habitáculo de la generación anterior) y los nuevos acabados que ofrecen una mayor calidad percibida gracias a las superficies gomosas y plásticos blandos que evitan posibles crujidos y vibraciones. Por otro lado, los asientos opcionales AGR hacen que pasar varias horas sentado sea más llevadero. Estos asientos ergonómicos han sido certificados con un sello de calidad de un comité independiente formado por expertos en diversas especialidades médicas. Están disponibles en varias tapicerías, pero el cuero Brandy opcional perforado de color marrón se complementa a la perfección en unos asientos cómodos que otorgan un gran agarre lateral y con ajustes en 18 vías, función masaje y climatización.

Prueba Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

Bajo el capó, el Opel Insignia Grand Sport que he puesto a prueba equipa un motor turbodiésel de 2.0 litros CDTI con una potencia de 170 CV y un par motor de 400 Nm, el cual homologa un consumo medio de 5,5 litros a los 100 kilómetros. El propulsor se asocia a una caja de cambios automática de ocho velocidades y tipo convertidor de par que canaliza toda la energía al tren delantero. También está disponible con otros tres motores de gasolina y dos diésel, así como opciones de cajas de cambios manuales.

Una vez accedo al interior y arranco el motor mediante un botón situado a la derecha del volante, aprecio una serie de detalles. La calidad de los materiales llama mucho la atención y, pese a la mejora de la insonorización, el motor diésel de 2.0 litros es ligeramente más ruidoso que, por ejemplo, el propulsor de 2.2 litros Skyactiv-D del Mazda6 (prueba). Sin embargo, debo reparar en el espacio de las plazas traseras. El túnel central es algo elevado, pero los asientos exteriores de la banqueta, además de incluir calefacción, ofrecen espacio de sobra para las piernas y la espalda, aunque si superas los 180 cm de altura probablemente toques el techo con la cabeza, uno de los inconvenientes más comunes en carrocerías de corte coupé, como en el nuevo KIA Stinger (prueba).

Prueba Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

Inicio la marcha y me encuentro con un tacto de la dirección suave y una caja de cambios rápida que no acusa el tipo del que se trata, ya que en otras transmisiones de tipo convertidor de par se aprecia un exceso de revoluciones en las aceleraciones y la ausencia de transiciones entre marchas. Es fácilmente reconocible la mejora en la reducción de ruidos y vibraciones, pero se acusa el sonido de la rodadura, donde los neumáticos 245/35 de 20 pulgadas no contribuyen lo más mínimo a mantener la calma. En su configuración ‘Normal’, el Insignia se muestra equilibrado, pero también ofrece dos modos de conducción adicionales dentro del sistema FlexRide situados en la consola central. El modo ‘Tour’ permite que la dirección sea más blanda y la suspensión infinitamente menos rígida, lo que hace que los cambios de apoyo en curva sean demasiado pronunciados e incluso se acusen varios rebotes de la amortiguación al paso por badenes o resaltos. También ejecuta los cambios de velocidades a más bajo régimen. Mientras tanto, el modo ‘Sport’ es todo lo contrario, con una suspensión y un tacto de la dirección más firme y unos cambios de marcha, así como reacción al acelerador, mucho más definidos.

La reducción de peso ayuda a hacer más liviano y manejable el vehículo, aunque en esta unidad, con el motor diésel y la caja de cambios automática, la cifra asciende a 1.613 kilogramos. Por otro lado, durante la semana que he pasado con el Insignia Grand Sport 2.0 CDTI de 170 CV, el consumo medio que he registrado es de 6,5 litros a los 100 kilómetros, lo que se aleja ligeramente de los 5,5 litros que homologa Opel. Sin embargo, el motor se muestra enérgico y la caja de cambios responde adecuadamente a los cambios de ritmo.

Prueba Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

Otro de los puntos fuertes del nuevo Insignia es la carga tecnológica en materia de asistentes a la conducción, sistemas de seguridad y conectividad. Opel hace gala del sistema OnStar de asistencia, un asesor que actuará en caso de emergencia y proveerá de otros servicios al usuario, así como conectividad para smartphones y conexión Wi-Fi 4G LTE incluida para hasta 7 dispositivos, todo ello congregado en el sistema multimedia R 4.0 IntelliLink comandado por una pantalla táctil de ocho pulgadas que reacciona muy bien al uso y los cambios entre menús. Ofrece, además, un punto de carga inductiva para teléfonos y un sistema de sonido firmado por Bose. La cámara Opel Eye (situada en el parabrisas), las cámaras (delantera y trasera) para el asistente de aparcamiento, los sensores y el radar de proximidad en la calandra son todo lo que necesita el Insignia Grand Sport para ofrecer una completa batería de sistemas de seguridad.

Como parte del sistema Opel Eye, encontramos el sistema de colisión frontal con advertencia y frenada de emergencia (muy sensible y con gran capacidad de alcance), el detector de peatones y de señales de tráfico, indicador de distancia de seguridad, asistente activo de cambio involuntario de carril, alerta de tráfico cruzado, alerta de ángulo ciego y control de velocidad de crucero adaptativo con limitador. Además, a todo esto se suma el asistente activo de aparcamiento con función visión 360º, el sistema Head-Up Display y los innovadores faros matriciales LED IntelliLux de segunda generación de la marca, los cuales pasan de 16 ledes en el Opel Astra a 32 ledes en el Opel Insignia. Este sistema de iluminación permite pasar de luces de carretera a cruce y viceversa de forma automática y puede apagar estos ledes de forma independiente para permitir iluminar otras zonas de la vía sin interferir en el tráfico. Tienen gran capacidad lumínica y trabajan de forma ágil incluso en cambios de dirección rápidos con vehículos delante.

Prueba Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV

Por lo tanto, el Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI de 170 CV que he puesto a prueba destaca por su interior renovado con materiales de mayor calidad, el espacio reservado a las plazas traseras y al maletero, así como la enorme carga tecnológica y de conectividad que incluye. A nivel mecánico, el sistema FlexRide le permite adaptarse claramente a cada tipo de conducción, la transmisión es enérgica y el motor es una buena opción para todos aquellos que demanden potencia y vayan a hacer un uso intensivo en autovía, aunque los niveles sonoros del propulsor deberían mejorar para aumentar el confort en marcha. En una época en la que el mercado vira claramente hacia los SUV, Opel ha sabido renovar su berlina de manera que los nuevos integrantes de la gama crossover del fabricante, como el Opel Grandland X, una alternativa al Opel Insignia Sports Tourer, no eclipsen su imagen de modelo insignia de la compañía.

  A destacar   A mejorar
Espacio interior y maletero Sonoridad Motor
Calidad materiales Consumos
Sistema FlexRide Altura plazas traseras
Ficha técnica Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV
Motor Cilindrada 1.956 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 170 CV / 4.000 rpm
Par Máximo 400 Nm / 1.750-2.500 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática convertidor de par 8 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.897 mm
Anchura 1.863 mm
Altura 1.455 mm
Distancia entre Ejes 2.829 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa por conducto común, Turbo, Geometría variable, Intercooler
Peso Peso 1.613 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 223 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 8,9 seg
Consumos Urbano 7,4 l/100 km
Extraurbano 4,5 l/100 km
Combinado 5,5 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 145 g/km
Precio Precio Oficial 37.488 euros

Fotos@javygo

Resumen
Fecha de la prueba
Coche probado
Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV
Calificación
41star1star1star1stargray

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies