Siempre lo he pensado. Si se quiere conseguir un consumo realmente contenido a la vez que se realiza una conducción ecológica, ¿por qué no combinar una motorización diésel con una eléctrica? Ese buen maridaje lo presentó el primer Peugeot 3008, lanzado en 2008, pero, posteriormente, se desechó. No lo ha hecho la firma alemana de la estrella, que lo ofrece en varios de sus modelos, como en el de la prueba, el Mercedes GLE 350 de 4Matic.

Mercedes GLE 350 de 4Matic cargando

La compañía de Stuttgart destaca por tener un extenso portfolio de coches hibridados con multitud de opciones: diésel, gasolina, 4×2 o 4×4. Y es que ningún fabricante tiene actualmente 22 modelos disponibles en 14 carrocerías -y los planes de futuro son realmente ambiciosos-. Y de entre todos ellos destaca el MB GLE híbrido enchufable, que gracias su autonomía eléctrica de hasta 98 km (WLTP), se sitúa en el primer escalón del podio de los PHEV.

Por fuera pasa desapercibido, porque no incorpora el lenguaje de diseño del (prueba) Mercedes EQC y que adoptarán los eléctricos venideros. Eso sí, las placas EQ Power en los laterales y la doble tapa -una para cargar electricidad y la otra para repostar carburante- dan la pista de que no se trata de un GLE cualquiera. Y punto.

interior del Mercedes GLE 350 de 4Matic

Lo mismo que su espacioso interior con materiales y ajustes de primera, coronados con la doble pantalla de 12,3 pulgadas, totalmente configurables y con los mejores gráficos del mercado.

PRUEBA: SEAT Tarraco FR 2021

Pero lo que importa son sus ‘tripas‘, que están compuestas por el enchufe de carga (AC/DC), la electrónica de potencia y convertidor AC/DC y la batería de 31,2 kWh. Esta última hace que la capacidad del maletero se vea reducida, pasando de 630 a 490 litros -el eje trasero se ha modificado por el peso y para perder el menor espacio posible-. Lo bueno es que la cifra es considerable -con los asientos abatidos llega a 1.915 litros- y que, sobre todo, se ha suprimido el escalón en el piso, como sí posee el Clase C.

Y antes de que pongas tus dedos índices en forma de cruz, déjame que te aclare que su motor diésel no es cualquiera. Fue desarrollado para lanzar el Clase E de 2016 y en él se invirtieron unos 3.000 millones de euros para conseguir un propulsor muy eficiente y muy limpio gracias a que realiza dos procesos que eliminan las partículas de NOx.

botón encendido del Mercedes GLE 350 de 4MaticDicho esto, comienzo la prueba del Mercedes GLE 350 de 4Matic. Para ello pulso el botón de encendido y lo que escucho es… nada. Me gustan estos coches, también los eléctricos, por la tranquilidad que transmiten. La ‘culpa‘ la tiene su motor eléctrico, que va acoplado dentro de la caja de cambios de 9 velocidades.

Pero no todo es tranquilidad en el modo Electric -también hay Individual, Sport y Comfort-, porque esa calma se desvanece cuando pisas el pedal con ganas, momento en el que sus 2.655 kilogramos parecen esfumarse de un plumazo. Si lo pisas a fondo y la barrita del indicador ‘power’ de la esfera derecha pasa del tope, entra en escena el motor de combustión para conseguir una aceleración de 0 a 100 km/h de auténtico deportivo: 6,8″. Ten en cuenta que la potencia conjunta es de 320 CV y el par máximo, de 700 Nm.

Pero tranquilo, que todo está más controlado de lo que parece, porque el recorrido tiene un ligero tope –pedal del acelerador háptico– que indica la barrera del paso eléctrico al híbrido.

prueba del Mercedes GLE 350 de 4Matic

Y es en este modo, en el eléctrico, en el que las levas del volante pasan de ofrecer la función de subir o bajar de marcha a aumentar o reducir la intensidad de retención con los niveles D–, D-, D, D+, D+ Auto.

PRUEBA: Ford Kuga PHEV

Además, el problema de ruido de los diésel al iniciar la marcha o a baja velocidad se solventa con el motor eléctrico. Perfecto. Como la autonomía que ofrece, que a los hasta 98 kilómetros en modo eléctrico -se puede circular en él hasta 160 km/h- súmale su depósito de 65 litros de gasóleo.

pantalla del Mercedes GLE 350 de 4MaticY todo ello con unas emisiones de 18 gr/km y un consumo medio oficial de 0,7 l/100 km, que ha pasado a 1,2 l/100 km (26.6 kWh/100 km) durante la prueba del Mercedes GLE 350 de 4Matic. ¿Y cómo se consigue esa cifra tan ajustada? Pues mimando el pedal del acelerador, pero, sobre todo, con el ‘Asistente ECO‘, que establece una estrategia de eficiencia y hace recomendaciones de conducción durante el trayecto, adelantándose a las curvas, cruces, rotondas y cuestas abajo; ajustándose a las limitaciones de la velocidad y guiándose y manteniendo la distancia con los vehículos que circulan delante. Con él, según Mercedes-Benz, se consigue una eficiencia del 5%.

Una ventaja más de esta combinación -diésel/eléctrico- es que cuando se agota la reserva de energía, el consumo es muy ajustado, cosa que no ocurre en los coches híbridos con motor de gasolina, que al funcionar únicamente con el bloque de combustión, se dispara.

Otra de las características que me ha gustado es el tacto del pedal de freno. Aunque todos los híbridos que regeneran energía en la frenada tienen un leve recorrido que no ejecuta la acción, en el de este SUV es mínimo, pero, además, percibes como detiene con efectividad sus más de dos toneladas y media.

Mercedes GLE 350 de 4Matic cargando en un punto Ioniity

Hora de hablar del tiempo de carga de este Mercedes GLE PHEV. Con un Schuko (2,3 kW) se tarda en realizar la carga -del 10% al 100%- once horas. En un wallbox (3,7 kW), seis horas y cuarenta y cinco minutos, tiempo que pasa a ser de tres horas y cuarto si la potencia es de 7,4 kW. En un cargador de corriente continua de 60 kW, en solo 30 minutos tienes la carga completa.

PRUEBA: Mercedes Clase A 250 e

Y ahora toca lo que quizá más duela, su precio. El Mercedes GLE 350 de 4Matic parte de 78.125 euros. Esa cantidad, hasta final de año, incluye un wallbox y su instalación, gracias a un acuerdo con Iberdrola, independientemente de si es un garaje unifamiliar o un bloque de viviendas y de los kilómetros de línea a tirar.

prueba del Mercedes GLE 350 de 4Matic

Ficha técnica Mercedes GLE 350 de 4Matic
MotorCilindrada1.950 cc
Cilindros4 en línea
Potencia máximaCombustión: 194 CV / 3.800 rpm
Eléctrico: 136 CV
Total: 320 CV
Par máximoCombustión: 400 Nm / 1.600-2.800 rpm
Eléctrico: 440 Nm
Total: 700 Nm
AlimentaciónTipoInyección directa
Turbo geometría variable
TransmisiónCaja de CambiosAutomática, 9 velocidades
Convertidor de par
TracciónTotal
SuspensiónDelanteraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
FrenosDelanterosDiscos ventilados
TraserosDiscos ventilados
DimensionesLongitud4.924 mm
Anchura1.947 mm
Altura1.795 mm
Distancia entre ejes2.995 mm
MaleteroVolumen490 / 1.915 litros
PesoPeso2.655 kg
PrestacionesVelocidad máxima210 km/h
Aceleración 0-100 Km/h6,8 seg
Consumo
(WLTP)
Combinado0,7 l/100 km
Velocidad bajan.d.
Velocidad median.d.
Velocidad altan.d.
Autonomía98 km
EmisionesEmisiones de CO218 g/km Euro 6 – Etiqueta 0
PrecioPrecio oficialDesde 78.125 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.