Con sus 5,05 metros de longitud y 2,28 metros de ancho (con retrovisores), el Ford Explorer PHEV de la prueba tiene una imagen imponente. Es el nuevo buque insignia de Ford en España, un SUV con siete plazas de verdad que está equipado con un poderoso sistema de propulsión híbrido enchufable. Un conjunto con el que logra unas prestaciones muy elevadas con un consumo de combustible ajustado para su tamaño y peso.

Con este todocamino de gran tamaño, Ford completa su gama SUV. Esta incluye cuatro modelos con los pueden cubrir las necesidades de casi todos los usuarios: el Ecosport (prueba), el Puma (prueba), el Kuga (prueba) y ahora se suma el Explorer. Un vehículo, este último, que por tamaño, equipamiento y prestaciones compite directamente contra modelos de marcas premium.

Ford Mustang Mach-E, un eléctrico con carácter

Porque para encontrar algo parecido en otra marca, tendrás que mirar coches como el Volvo XC90, el Audi Q7 o el Mercedes GLE. El modelo de Ford tiene la ventaja frente a estos de contar con una motorización muy potente (457 CV) y un equipamiento de serie tan extenso que no hay posibilidad de opciones. A eso hay que sumar su precio, que parte de 73.300 euros con descuentos aplicados, una cantidad inferior a la de cualquiera de las alternativas con motorizaciones y equipamiento similar.

Bienvenido, Mister Marshall

prueba ford explorer phev frontal

El regreso del Ford Explorer a España se produce con la sexta generación del modelo. Un vehículo que, siguiendo la estrategia de productos globales de Ford, ha sido diseñado teniendo en cuenta al mercado europeo. Conviene recordar que anteriormente la marca ya comercializó la primera y segunda generación del Explorer en nuestro país, que hasta ahora no habían tenido un sucesor. Algo cuanto menos sorprendente si tenemos en cuenta que este coche ha sido el SUV más vendido en EE.UU. durante los últimos 30 años.

Es un todocamino de grandes dimensiones que hace que a su lado casi cualquier otro turismo parezca pequeño. Con un diseño diferenciado con respecto a sus hermanos de marca, luce imponente con una parrilla delantera en negro brillante que aloja en el centro un óvalo azul más grande que el de cualquier otro modelo de la marca. Igualmente llamativos son sus faros delanteros de ledes, con un aspecto afilado y situados en los extremos superiores para enfatizar la anchura del conjunto.

prueba ford explorer phev lateral

En la vista lateral, además de la amplia longitud total y batalla, llaman la atención la extensa superficie acristalada del habitáculo, los detalles en negro brillante o los pasos de rueda. Estos acogen de serie en su interior unas llantas de aleación de 10 radios con 20 pulgadas de diámetro. Y si continuamos hacia la parte trasera, nos encontramos con una zaga con pilotos de ledes, un alerón sobre el portón y cuatro salidas de escape situadas por parejas en los extremos del paragolpes.

Con esa longitud de 5,05 metros, 2,28 de ancho, 1,77 de alto y una batalla de 3,02 metros, el Ford Explorer PHEV que pruebo tiene un habitáculo muy amplio. Ofrece siete plazas aptas para adultos (con una distribución de 2+3+2) y un maletero que con una capacidad que varía entre 240 y 2.274 litros en función de la configuración de asientos escogida. Es un habitáculo muy agradable no solo por el espacio disponible, también por la gran cantidad de luz que entra a través de las ventanas y del techo solar panorámico, por la calidad de los materiales pero sobre todo, por el amplio equipamiento.

prueba ford explorer phev interior

Teniendo en cuenta al público al que va dirigido, Ford ha decidido ofrecer el Explorer 3.0 PHEV AWD con un único nivel de acabado (ST Line) que no admite posibilidad de añadir equipamiento opcional. Esto quiere decir que todo viene incluido de serie y que los compradores únicamente podrán elegir el color exterior.

Una dotación muy extensa en la que no falta casi de nada: sistema multimedia SYNC3 con pantalla de 10,3” en formato vertical, cuadro de mandos digital de 12,3”, sistema de sonido B&O con 14 altavoces y 1.000 W de potencia, asientos delanteros eléctricos con memoria, asientos delanteros climatizados y traseros calefactados, climatizador automático de tres zonas, cámara de 360 grados y múltiples asistentes, incluido el de aparcamiento o la capacidad de conducción autónoma de Nivel 2.

Un sistema híbrido enchufable con 457 CV y 825 Nm

prueba ford explorer phev motor

Uno de los aspectos que más me ha sorprendido del Ford Explorer Plug-In Hybrid durante esta prueba ha sido precisamente su sistema de propulsión híbrido enchufable. Está compuesto por un motor 3.0 V6 EcoBoost de gasolina que por sí solo produce 350 CV de potencia y 555 Nm de par. Este propulsor turboalimentado cuenta con el apoyo de un motor eléctrico que es capaz de añadir 100 CV de potencia. De esta forma, tenemos a nuestra disposición nada menos que 457 CV y unos imponentes 840 Nm.

El motor eléctrico está integrado en la caja de cambios automática de 10 velocidades y puede mover a este gigante a velocidades de hasta 135 km/h sin necesidad de utilizar el motor de combustión interna. Extrae la energía necesaria para su funcionamiento de una batería de ion-litio de 13.1 kWh de capacidad. Esta se puede recargar con la toma de carga situada en la aleta delantera (tarda 5 horas y 50 minutos con un enchufe convencional), aprovechando la regeneración durante las desaceleraciones o bien, empleando el motor térmico.

prueba ford explorer phev toma carga

Con todo, ofrece una autonomía en modo eléctrico de hasta 42 kilómetros (por lo que tiene etiqueta ambiental Cero), con un gasto medio combinado de gasolina de 3,1 l/100km y unas emisiones de CO2 de 71 gramos por kilómetro. Las prestaciones son igualmente impresionantes, con un paso de 0 a 100 km/h de tan solo 6,0 segundos y una velocidad máxima fijada en 230 km/h.

Ambos motores, el de gasolina y el eléctrico, envían la potencia a las cuatro ruedas a través de un sistema de tracción a las cuatro ruedas inteligente. Este es capaz de variar la cantidad de par que envía a cada eje en cuestión de milisegundos, variando de forma automática entre propulsión o tracción a las cuatro ruedas en función de las condiciones. No tiene reductora porque es un SUV, pero cuenta con hasta siete modos de conducción diferentes y cuatro modos adicionales para el sistema de propulsión de forma que pueda adaptarse a cualquier circunstancia que puedas encontrar en tu camino.

La prueba del Ford Explorer PHEV

prueba ford explorer phev zaga

Una vez a bordo del nuevo Ford Explorer, lo primero que llama mi atención es la buena calidad de materiales y ajustes y su amplio equipamiento. Con el asiento y el volante regulable de forma eléctrica, es fácil encontrar una postura de conducción cómoda. Gracias a su altura, su puesto de mando da sensación de control por la buena visibilidad que ofrece. Es una de las ventajas añadidas de este tipo de coches. La contrapartida es que su tamaño hace que no sea tan fácil de manejar en entornos urbanos.

Por suerte para mí, cuenta con sensores de aparcamiento y multitud de cámaras que permiten disfrutar de una vista cenital del coche en la pantalla central, por lo que no tengo problemas a la hora de ponerme en marcha. Desde el primer momento este SUV deja claro que a veces las apariencias engañan, porque conociendo sus dimensiones y peso (unos 2.500 kilogramos), podrías pensar que va a ser un todocamino torpe o lento. Pero nada de eso.

prueba ford explorer phev delantera estática

Los ingenieros de Ford, aun sin emplear un complejo sistema de suspensiones con resortes neumáticos o amortiguadores controlados electrónicamente, han conseguido un gran equilibrio entre capacidad de absorción y estabilidad. Al volante no se nota que esté conduciendo un coche de su tamaño y peso; cambia de dirección con soltura y no se producen inclinaciones acusadas de la carrocería en curvas rápidas o medias. No es deportivo ni lo pretende, pero tampoco es el típico coche americano pensado para circular por autovías totalmente rectas.

Igualmente sorprendente es su capacidad de aceleración. Los 457 CV y 825 Nm que desarrolla su sistema híbrido le permiten ganar velocidad con suma facilidad, algo que es especialmente acusado cuando selecciono el modo Sport. Con este último activado, la dirección se endurece, el pedal del acelerador se vuelve más sensible o se ajustan los parámetros de la caja de cambios automática para que reduzca antes y estire más las marchas. Esta transmisión puede manejarse adicionalmente de forma manual empleando las levas que equipa de serie tras el volante deportivo tapizado en cuero.

prueba ford explorer phev delantera llanta

En circunstancias normales, el sistema híbrido intenta aprovechar al máximo el motor eléctrico. De esta forma te encontrarás circulando con el Explorer PHEV en modo eléctrico siempre que haya energía suficiente en la batería. Una circunstancia en la que este SUV resulta muy silencioso, aunque no llega a ofrecer el nivel de aislamiento que ofrecen alternativas como el Audi Q7.

Durante el breve recorrido realizado con motivo de la presentación del modelo, conseguí alcanzar los 40,2 kilómetros circulando en modo eléctrico. Un dato muy próximo a los 42 kilómetros que homologa en ciclo WLTP y posiblemente es inferior porque aproveché en varias ocasiones toda la capacidad de aceleración disponible. El gasto de combustible, por su parte, quedó fijado en 5,7 l/100km al finalizar la prueba. Una cifra superior a la oficial pero que en términos absolutos es baja si valoramos su peso, tamaño y rendimiento.

Ficha técnica Ford Explorer 3.0 V6 PHEV
MotorCilindrada2.956 cc
Cilindros6 en uve
Potencia máximaCombustión: 363 CV / 5.750 rpm
Eléctrico: 102 CV
Total: 457 CV
Par máximoCombustión: 555 Nm / 3.500 rpm
Eléctrico: 300 Nm
Total: 825 Nm
AlimentaciónTipoInyección directa
Turbo e intercooler
TransmisiónCaja de CambiosAutomática, 10 velocidades
Convertidor de par
TracciónTotal
SuspensiónDelanteraTipo McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
FrenosDelanterosDiscos ventilados
TraserosDiscos
DimensionesLongitud5.049 mm
Anchura2.004 mm
Altura1.778 mm
Distancia entre ejes3.025 mm
MaleteroVolumen240 / 635 / 2.274 litros
PesoPeso2.466 kg
PrestacionesVelocidad máxima230 km/h
Aceleración 0-100 Km/h6,0 seg
Consumo
(WLTP)
Combinado3,1 l/100 km
Velocidad bajan.d.
Velocidad median.d.
Velocidad altan.d.
Autonomía eléctrica42 km
EmisionesEmisiones de CO271 g/km Euro 6 – Etiqueta 0
PrecioPrecio oficialDesde 73.300 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.