El mercado está lleno de opciones. Algunas de ellas, la gran mayoría, ofrecen escasas emociones al conductor. Lástima. No es el caso del coche de la prueba, el Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV quattro tiptronic, un automóvil de aspecto impresionante, espacio más que destacable y sensaciones al volante de las que pocos vehículos pueden presumir. Si quieres deportividad, tienes a raudales, pero también, comodidad para hacer viajes de forma tranquila y sosegada gracias a su excelente insonorización, calidad de rodadura y modos de conducción que puede sacar tanto lo más agresivo como lo más tranquilo a golpe de botón.

prueba Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CVTambién a golpe de botón, en este caso el de encendido, consigue con su bramido que mis hormonas de la felicidad comienzan a despertarse. Y es que es de esos coches que disfrutas de su encendido con la puerta abierta. ¿O soy yo el único que lo hace? Mejor no me respondas…

PRUEBA: Audi RS2 Avant

Su imagen es impresionante y eso que el color Gris Daytona efecto perla que se encarga de bañar la unidad de pruebas no le hace justicia. A su cada vez más amplia toma Singleframe se une un paragolpes redimensionado con unas mayores tomas de refrigeración y unos grupos ópticos con una inconfundible firma de doble flecha concebida por ledes.

llantas Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV Eso en la parte frontal, porque en la zaga, su ensanchada zaga, como ponen de manifiesto los apliques situados en los extremos de los pilotos, un homenaje al Audi 90 quattro IMSA GTO, los protagonistas son el alerón, más grande que el de la generación anterior, y el difusor, que está escoltado por las dos salidas de escape ovaladas características de los modelos RS.

Qué decir de su perfil… ¡Brutal! Sus prominentes pasos de rueda -la vía delantera ha crecido 15 mm, mientras que la trasera, 29 mm- y sus enormes llantas de aleación de 20″ con cinco radios dobles en color negro Antracita brillante, que esconden unas pinzas en rojo -opcionales- y unos discos de freno casi tan grandes -375 milímetros delante y 330 mm detrás- como las paellas que organizaban en Villarriba, dejan claro que no estás ante un vehículo cualquiera.

PRUEBA: Audi R8 V10 540 CV 2015

Y eso es así, porque en el momento en el que un modelo de Audi tiene el honor de adoptar las iniciales RS en su parrilla, sabemos que es el gallo del corral. Y este, cómo no, lo es. Porque equipar un V6 biturbo 2.9 de 450 CV no es poca cosa, a pesar de que el anterior Audi RS 4, del que puedes leer aquí la prueba, montase un V8 4.2, eso sí, con la misma potencia, pero atmosférico y con un sobrepeso de 31 kg. Pero de su magnífico bloque te hablaré un poco más adelante…

motor Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV

Ahora, antes de dar comienzo a la prueba dinámica del Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV, déjame que te describa su interior. Equipa materiales de primera como el cuero Napa de los asientos con diseño en panal y reposacabezas integrado -de tal forma que parece un semibaquet-, así como exquisitos al tacto como la Alcantara, encargada de tapizar elementos tales como el pomo del cambio automático o el volante. Un volante que, por cierto, es un gustazo agarrar, no solo por su suavidad, también por su grosor y su diámetro: perfecto. Lástima que sea achatado por la parte inferior. No te voy a comentar nada de la gran sensación de calidad que transmiten los mandos, ni del cuadro de instrumentos digital Audi virtual cockpit de 12’3 pulgadas, que es una delicia, pero sí del Head-up display. Es la primera vez que veo uno tan completo, porque el Audi RS4 Avant 2018 de la prueba me da una completísima información, que incluye hasta la aceleración longitudinal y transversal, la temperatura del aceite o la presión de los neumáticos, entre otros muchos datos. Pero lo que más me ha llamado la atención es la barra que mediante colores, como si de un coche de competición se tratase, indica el corte de inyección.

interior Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV

Y como familiar que es no podía faltar espacio, otro de sus puntos destacados. Los pasajeros de las plazas posteriores tienen más que de sobra para sus rodillas y unos seis dedos para la cabeza si su altura es de 1,78 metros como la mía. Otra cosa es el de los hombros, que en el caso de viajar dos personas es muy amplio, menos si viajan tres, como en el 90% de los coches que puedes encontrarte en el concesionario. Respecto al de carga, el maletero cubica 505 litros, 15 más que la anterior generación, que pueden ser ampliados a 1.510 si se abaten los respaldos de los asientos de la segunda fila. Será por espacio…

Comienzo la prueba del Audi RS4 Avant 2018

prueba Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CVEs el momento que tanto ansiaba. Mi dedo índice tiene el poder de dar vida a su motor V6 biturbo. El bramido inicial es adictivo. El Audi drive select me permite variar la respuesta del motor, del cambio y de la suspensión, así como el tacto de la dirección mediante los cuatro modos: comfort, auto, dynamic e individual. En los primeros compases de la prueba del Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV quattro tiptronic circulo de forma relajada. Para ello selecciono el modo más cómodo de todos ellos y con el que el vehículo sigue siendo un cohete. La suspensión filtra bastante bien las irregularidades de la calzada, aunque es algo seca y al pasar los badenes, algo rebotona. Aún hoy en día me sigue pareciendo raro que un deportivo de raza equipe el sistema Start-Stop. Te escribe un defensor de esta función con la que se ahorra combustible, y más si, como en el caso del RS4, el apagado y el encendido del bloque me permite disfrutar más veces del sonido de su escape.

ofrece 600 Nm desde solo las 1.900 rpm

Es en mi puerto de montaña preferido donde extraigo la quintaesencia de este familiar. Seleccionado el modo dynamic y hundo el pedal derecho. Su aceleración es brutal desde lo más bajo del cuentavueltas. Es ahí donde el actual V6 juega con ventaja respecto al anterior V8, porque el nuevo propulsor, gracias a sus dos turbos, ofrece 600 Nm desde solo las 1.900 rpm. Y es que toda su garra la entrega de forma instantánea, muy lineal y sin el vacío propio de los motores sobrealimentados. Sube de vueltas de forma sensacional y los cambios los realizan en un abrir y cerrar de ojos. Su rapidez en las transiciones pueden hacerte pensar que se trata del S tronic, pero no, es el tiptronic de convertidor de par de 8 marchas creado por ZF.

prueba nuevo Audi RS4 Avant 2018

El trabajo que realiza es tan asombroso que hace que me pregunte si actualmente las transmisiones de doble embrague tienen algún sentido. ¡Chapó! Activo la función Launch Control y alucino tanto como mi cuello… Es en ese momento, cuando mi cuerpo casi se funde con el asiento, en el que recuerdo que este coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,1″, 0,6 más veloz que el anterior. Es tan rápido que no te permite ningún despiste a la hora de presionar la leva derecha, que no te permite ningún retraso porque enseguida llega al corte de inyección, las 6.700 rpm. Y es que ese chute de adrenalina te pide apurar al máximo las revoluciones. Levantó el pie del acelerador y me regala un par de petardeos. Qué lujo es poder conducir este tipo de coches.

prueba Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV

El Audi RS4 Avant 2018 se inscribe en los virajes de forma precisa, sin atisbo de duda. Pones el ojo y ahí metes el morro… Y lo sacas rápidamente gracias al diferencial trasero deportivo, que es opcional y que evita el subviraje al distribuir el par entre las dos ruedas del eje posterior, pero también a la tracción integral permanente quattro con diferencial central mecánico. En el caso del coche de la prueba, el Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV quattro tiptronic, en condiciones normales el reparto de par entre los dos ejes es de un 40% en el delantero y un 60% en el trasero, aunque puede enviar hasta el 70% al anterior y el 80% al posterior si las condiciones de adherencia lo requieren.

PRUEBA: Audi RS5 2018

El RS4 un coche fácil de llevar a velocidades elevadas. Muestra un aplomo sobresaliente y aunque en la báscula suma 1.790 kg, la sensación que ofrece es la de llevar un coche ligero. También a la hora de frenar gracias a los discos perforados, que tienen un tacto perfecto y que cumplen su función a las mil maravillas y sin ningún atisbo de fatiga, por lo menos en carretera abierta -en opción tienes unos cerámicos 7.910 euros-.

prueba nuevo Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV

Después de envenenarme en sucesivos tramos de curvas, quizá lo que menos me importe es que su consumo medio sea de 8,8 l/100 km. Durante la prueba del Audi RS4 Avant 2018, intentando retener mis ansias de velocidad, he logrado moverme con 10,3 l/100 km. Sí, no casa con el difundido por la marca, pero me parece un cifra sensacional dado la cilindrada, la potencia, el peso y las dimensiones del vehículo.

Si mi economía fuese tan desahogada como para permitirme un coche sin mirar los ceros que cuesta, me compraría un Porsche 911, no te voy a engañar. Si mi economía fuese tan desahogada como para permitirme un coche válido para todos los días sin mirar los ceros que cuesta, 98.055 euros, me compraría el Audi RS 4. Palabra. Qué fácil sería hacerme feliz con tan poco…

prueba Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV

A destacar A mejorar
Imagen Precio
Espacio Suspensión algo rebotona
Motor
Ficha técnica Audi RS4 Avant 2018 2.9 TFSI 450 CV quattro tiptronic
Motor Cilindrada 2.894 cc
Cilindros 6 en V
Potencia Máxima 450 CV / 5.700 – 6.700 rpm
Par Máximo 600 Nm / 1.900 – 5.000 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automático, 8 velocidades, convertidor de par
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable /Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.781 mm
Anchura 1.866 mm
Altura 1.404 mm
Distancia entre Ejes 2.826 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa. Turbo
Peso Peso 1.790 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 250 km/h
Aceleración 0-100 km/h 4,1 seg
Consumos Urbano 11,6 l/100 km
Extraurbano 7,2 l/100 km
Combinado 8,8 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 200 g/km (Euro 6)
Precio Precio Oficial 98.055 euros

Fotos: Álex Aguilar

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here