La gama de modelos Audi Sport incluye hasta 10 coches diferentes, divididos a su vez en 14 carrocerías. Existen vehículos de toda clase, desde compactos hasta SUV pasando por las diferentes berlinas de la marca alemana, lo que lleva a Audi a ofrecer varias posibilidades entre las que elegir, todas ellas de gran deportividad, con niveles de potencia de entre 400 CV y 646 CV. En la familia RS hay varias posibilidades donde elegir, pero existe un modelo que destaca por su equilibrio entre prestaciones y confort. Pongo a prueba el Audi RS 5 Sportback para descubrir por qué es el modelo que debes comprar.

Los modelos RennSport (deporte de carreras, en alemán) o RS a secas aúnan deportividad, versatilidad y estilo con acabados de alta gama. Esto significa que puedes conducir tu Audi Sport a diario en todos esos trayectos cotidianos que sueles realizar en familia, y luego exprimir todo su potencial el fin de semana en circuito. En esa polivalencia radica el éxito de esta gama de modelos deportivos de Audi, y el RS 5 Sportback es la compra más razonable por diferentes factores.

El diseño sutil, pero deportivo, del RS 5 Sportback

prueba audi rs 5 sportback

Presentado en marzo de 2018 en el Salón de Nueva York, el Audi RS 5 Sportback está basado en la segunda generación del Audi A5 Sportback. Esto significa que a finales de 2019 se sometió a la actualización estética que sufrió el modelo para afrontar con éxito la segunda mitad de su ciclo de vida.

Una jornada probando la gama RS en un Audi Driving Experience

De este modo, el RS 5 Sportback de la prueba presenta unos parachoques específicos con grandes tomas de aire, una parrilla RS hexagonal, taloneras, un difusor trasero con una pareja de salidas de escape ovaladas y un pequeño spoiler sobre la tapa del maletero. El resto del diseño exterior es similar al del A5, salvo por las insignias RS, las llantas Audi Sport de 20 pulgadas y el equipo de frenos deportivos con discos perforados que se oculta tras ellas.

prueba audi rs 5 sportback

En el interior ocurre algo parecido. Un volante deportivo forrado en Alcantara con pespuntes en color rojo y el logo RS en la parte inferior, sobre el fondo plano, un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas con pantallas específicas para esta versión, molduras de carbono en salpicadero, consola central y paneles de las puertas, y una pareja de asientos deportivos con cabezales integrados. Todos estos elementos otorgan una mezcla perfecta entre deportividad y exclusividad, con materiales de alta gama y acabados premium.

PRUEBA del Audi RS 5 Sportback

Ya sabemos cómo es por fuera y también por dentro. Es el momento de ponerse al volante. Inicio la prueba del Audi RS 5 Sportback en una zona urbana con intersecciones, semáforos y bastante tráfico. Selecciono el modo de conducción Comfort en el Audi drive select, que es uno de los tres disponibles junto a Dynamic y Auto, para una conducción relajada y silenciosa.

prueba audi rs 5 sportback

Con esta configuración, el RS 5 Sportback se muestra dócil, sencillo, fácil de conducir y muy cómodo incluso en las irregularidades de calles adoquinadas. También está bien insonorizado en el interior y la suspensión absorbe casi cualquier imperfección. La transmisión Triptronic de ocho velocidades con convertidor de par realiza cambios suaves y me permite conducir a bajas revoluciones priorizando el confort y los consumos.

Pero conducir un RS así es aburrido, por lo que rápidamente busco la libertad de las carreteras nacionales para dar rienda suelta a todo su potencial. Hasta ahora, el V6 turbo de 2.9 litros había pasado casi desapercibido, pero esto está a punto de cambiar. En este punto, me decanto por el programa de conducción Auto, que adapta la respuesta y el rendimiento del vehículo a las necesidades y al estilo de conducción. El RS 5 Sportback se vuelve algo más activo, fugaz y dinámico, aunque sin llegar a ningún extremo. Es la opción más equilibrada y esto se agradece cuando no quieres preocuparte de cambiar los modos, algo que, por cierto, se realiza desde un interruptor específico ubicado en la zona baja de la consola central.

Más extremo en el RS MODE

prueba audi rs 5 sportback

El sedán de línea coupé se ha convertido rápidamente en un confortable crucero para recorrer kilómetros, sabiendo, además, que dispones de toda la potencia que necesites bajo el pie derecho. Sin embargo, la situación me pide más y, por suerte, la ruta me tiene preparado un interesante tramo de curvas en el que probar el Audi RS 5 Sportback y sus cualidades dinámicas con mayor precisión.

La carretera se estrecha y esas largas rectas se convierten en una sinuosa línea de asfalto que invita a adoptar una postura más deportiva. Ajusto el asiento, acerco el volante al cuerpo y activo el presiono el botón que llevo ya varios kilómetros deseando activar. Se trata del interruptor RS MODE ubicado en el lado derecho del volante. Este botón se convierte en la puerta de acceso a todas las prestaciones, sensaciones y rendimiento que el RS 5 Sportback puede ofrecer.

prueba audi rs 5 sportback

El coche me confirma que este programa ha sido activado cuando la pantalla del cuadro de instrumentos digital se convierte en el cockpit de un coche de carreras. Tengo una barra ascendente para las revoluciones del motor, un velocímetro digital y esferas que me indican cuánta potencia y par estoy empleando en cada momento. Además, un medidor de fuerzas G aporta una mayor sensación de deportividad si cabe. La segunda señal que me confirma que algo ha cambiado en el RS 5 Sportback es acústica. Concretamente, proviene del sistema de escape, que incluye unas válvulas activas que al abrirse me permiten disfrutar de la melodía del seis cilindros en V.

ADN Audi Sport

No se necesita más. Solo centrar la atención en la carretera y disfrutar al volante del RS 5. La dirección es mucho más directa y comunicativa, la suspensión deportiva RS sport plus, que cuenta con el sistema Dynamic Ride Control de estabilización del balanceo y el cabeceo de la carrocería, tiene un tarado más firme, aunque no llega a ser incómodo; y la respuesta del sistema de tracción quattro es aún más efectiva. Es fácil ir rápido en curva con el Audi RS 5 Sportback, sin subviraje ni inercias no deseadas, dejando que todo fluya mientras que cuentarrevoluciones se aproxima a la zona de las 7.000 rpm.

prueba audi rs 5 sportback

También ha cambiado la respuesta de la caja de cambios, mucho más precisa y rápida. Decido intervenir algo más en la conducción, por lo que activo el modo secuencial y empiezo a gestionar los cambios de marcha desde las levas ubicadas detrás del volante. Quizá, este sea uno de los pocos puntos que mejoraría en el RS 5 Sportback, ya que las levas son de material plástico y restan un punto a la gran calidad general del habitáculo. A pesar de ello, el rendimiento es excepcional, y permite crear una mayor conexión entre el coche y el conductor haciéndolo partícipe de la experiencia.

PRUEBA: Audi Sport Quattro

Los 450 CV de potencia y 600 Nm de par motor se hacen notar desde el primer momento. El propulsor acelera sin contemplaciones, con un 0 a 100 km/h en 3,9 segundos que muy difícilmente podrás poner a prueba fuera de un circuito de carreras. De serie, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. Pero, con el Paquete Dinámico RS opcional (8.240 euros), podrás aumentar la limitación a 280 km/h, al mismo tiempo que añades la dirección dinámica, el diferencial deportivo, el tren de rodaje RS con Dynamic Ride Control y los faros Matrix LED con tecnología láser.

Un coche familiar de diario, un deportivo los fines de semana

prueba audi rs 5 sportback

Atrás queda esa respuesta dócil y relajada del RS 5 Sportback cuando conducía por ciudad en los primeros kilómetros de esta prueba. La forma de afrontar las curvas, la dureza con la que acelera al salir de ellas y cómo se comporta el chasis en los tramos más revirados convierten el RS 5 en todo un deportivo. Y todo esto, con cinco puertas, unas espaciosas plazas traseras, una carrocería de 4,78 metros de largo y un maletero con 465 litros de capacidad volumétrica y la opción de ampliarla al abatir los asientos traseros.

El Audi RS 5 Sportback es, probablemente, el coche más equilibrado de la gama RS. Ofrece espacio y buena habitabilidad interior, un diseño exterior no tan agresivo como el del Audi RS 6 Avant (prueba), por ejemplo, y un apartado mecánico que es una mezcla perfecta entre un crucero cómodo con el que viajar en familia y un deportivo para disfrutar de tu carretera de montaña favorita.

prueba audi rs 5 sportback

El único impedimento para disfrutar del Audi RS 5 Sportback a diario tal vez sean los 109.200 euros de precio de salida por el que se vende en España. Es más de 5.000 euros más barato que uno de sus principales rivales, el BMW M3 Competition (prueba), que es un coche más potente y radical, mientras que, en el momento de escribir esta prueba, aún no se ha lanzado la nueva generación del Mercedes-AMG C 63.

Ficha técnica Audi RS 5 Sportback
Motor Cilindrada 2.894 cc
Cilindros 6 en V
Potencia máxima 450 CV / 5.700 – 6.700 rpm
Par máximo 600 Nm / 1.900 – 5.000 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa. Turbo e intercooler.
Transmisión Caja de Cambios Automática, convertidor de par Tiptronic
8 velocidades
Tracción Integral permanente
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados 370 mm
Traseros Discos 330 mm
Dimensiones Longitud 4.783 mm
Anchura 1.866 mm
Altura 1.399 mm
Distancia entre ejes 2.826 mm
Maletero Volumen 465 litros
Peso Peso 1.742 kg
Prestaciones Velocidad máxima 250 km/h (280 en opción)
Aceleración 0-100 Km/h 3,9 seg
Consumo Combinado 9,7-10,0 l/100 km
Velocidad baja N.d.
Velocidad media N.d.
Velocidad alta N.d.
Velocidad muy alta N.d.
Emisiones Emisiones de CO2 220-226 g/km Euro 6 – Etiqueta ECO
Precio Precio oficial Desde 109.200 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.