El mundo del motor está lleno de curiosidades de todo tipo, pero hay una que comparten muchos conductores cuando se compran un coche nuevo: teniendo en cuenta la última matrícula, ¿qué combinación será la que nos toque? Estas placas identificativas están llenas de singularidades que van más allá del número, las letras o el significado de su color y en Australia encontramos una de esas peculiaridades: la matrícula de Mercedes-AMG C43 vale (supuestamente) 1,6 millones de euros.

La matrícula “O 10” se ha vendido por 143.500 euros

Se trata de un modelo que ha sido descubierto en Melbourne y, a simple vista, es igual que cualquier otro Mercedes-AMG C43. Sin embargo, lo que le hace especial no es la marca o el modelo sino su matrícula. En ella aparece únicamente el número 1, una característica que la ha convertido en la placa en circulación más cara de aquel estado: se cree que vale, como mínimo, 1,6 millones de euros.

Una matrícula de 1932

Es inevitable preguntarse por qué y la respuesta está en su historia. La matrícula fue producida en 1932 y durante algún tiempo el Comisionado General de la Policía, el primer ministro y el gobernador del estado no se pusieron de acuerdo sobre quién debería lucirla. Ante la falta de consenso acabó en una caja ubicada en la Junta de Registro de Motores, donde permaneció hasta 1984: en aquel año fue vendida en una subasta por 105.000 euros.

Pagar tal suma por una matrícula en 1984 fue un movimiento arriesgado, pero lo cierto es que aquella placa con el número 1 comenzó a revalorizarse. La primera vez que fue registrada se hizo en un Saab 9000 Turbo y, posteriormente, varias personas la han lucido a lo largo de los años. Durante este tiempo ha servido para identificar a un Ferrari, un Rolls-Royce, un HSV SV5000, un Porsche 911 Turbo (prueba), un Porsche 911 Carrera (prueba), un Mercedes E55 AMG y un Mercedes E63 AMG.

El futuro de las matrículas pasa por placas digitales… y personalizadas

Lo cierto es que en Australia o, al menos, en Melbourne este tipo de matrículas son habituales y cuentan con un atractivo mercado detrás. No en vano, la que luce el número 26 fue subastada por 700.000 euros en 2020 y por la que cuenta con el 101 pagaron 324.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.