Aunque el futuro de la industria del automóvil pasa por la electrificación y, aunque varios fabricantes ya han puesto fecha al final de sus motores de combustión, éstos seguirán existiendo durante muchos años más. ¿Cómo? Gracias a la gasolina ecológica del futuro. Y Porsche ya la está usando.

Porsche 356 B Carrera Abarth GTL: el coche que inspiró al legendario ‘nueveonce’

Porsche acaba de estrenar en Europa dos importantes modelos, el Porsche 718 Cayman GT4 RS y el GT4 RS Clubsport, aprovechando el Gran Premio Ice Race Zell am See en Austria y con la ilustre compañía del legendario piloto de rallyes de los 80, Walter Röhrl.

La gasolina ecológica del futuro: Porsche ya la está usando

gasolina ecológica Porsche

Ambos modelos del Porsche 718 Cayman fueron presentados el año pasado en Los Ángeles. El GT4 RS monta un motor de seis cilindros bóxer atmosférico de 4.0 litros que entrega 500 CV y es capaz de subir hasta las 9.000 vueltas. Se puede asociar al cambio PDK de doble embrague y acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos. Equipa una suspensión adaptativa que se puede ajustar para circuito.

Por su parte, el GT4 RS Clubsport está alimentado por el mismo motor, pero solo con el cambio PDK y tiene una configuración de la suspensión pensada para rendir mejor en circuito.

Cómo se obtiene el combustible sintético

Pero, además de las especificaciones técnicas de cada vehículo, lo verdaderamente importante de este estreno era que ambos modelos utilizaron un nuevo combustible ecológico que Porsche produce en Chile, en un proyecto junto a Siemens bautizado como ‘Haru Oni’.

A subasta el Porsche 904 Carrera GTS que perteneció a Robert Redford

El proceso de obtención de esta gasolina ecológica de Porsche es complejo, pero podemos resumirlo así: gracias a los fuertes vientos de la zona, cerca del Estrecho de Magallanes, se genera la suficiente electricidad eólica se separar el oxígeno y el hidrógeno del agua. Posteriormente, el hidrógeno se mezcla químicamente con el CO2 del aire para producir un combustible, e-metanol y, a partir de ahí, se obtiene gasolina sintética compatible con los motores actuales.

La planta que tiene Porsche en Chile producirá hasta 130.000 litros de gasolina sintética en 2022 que la marca utilizará en el mundo de la competición, como la Supercup, con un Porsche 911 GT3, y es la misma gasolina que ha utilizado en el estreno de los nuevos 718 Cayman GT4 RS y GT4 RS Sportclub.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.