Ya sabemos que los motores de combustión interna tienen fecha de caducidad. La Unión Europea ha establecido el año 2035 como el del final de la producción de motores de gasolina y diésel. Al menos como los entendemos actualmente. Sin embargo, todavía hay una esperanza de seguir viendo motores térmicos: Porsche trabaja en la producción de un combustible sintético. Aquí podría estar la solución.

¿Salvarán los combustibles sintéticos al motor de combustión?

Se trata de proyecto Haru Oni, del que forman parte Porsche junto con Siemens Energy, con el objetivo de crear un combustible neutro en CO2, un combustible ecológico que permitiría prolongar la vida de los motores de combustión interna más allá de 2035. Incluso, permitiría seguir circulando a los muchos modelos clásicos de Porsche que siguen circulando, en especial, el 911.

Salvar al Porsche 911

Porsche combustible sintético

Actualmente, la gama de Porsche es muy variopinta, con diferentes deportivos y todocaminos. Sin embargo, el modelo por excelencia de la marca, el que todo el mundo piensa cuando menciona la palabra Porsche, es el 911. Pero, difícilmente, podríamos imaginar (incluso, aceptar) un 911 puramente eléctrico.

Es cierto que el futuro de la marca de Stuttgart pasa por la electrificación y que, en el futuro, solamente producirá vehículos cero emisiones. Excepto el 911. Pero para que éste sea una excepción, es necesario crear un tipo de combustible que sea compatible con los objetivos medioambientales prevista para la próxima década.

El combustible sintético de Porsche: proyecto Haru Oni

Porsche confía en seguir produciendo motores de combustión después de 2035. Pero ¿cómo? Para ello, ha sellado un acuerdo con Siemens Energy, junto con varias empresas internacionales, para la construcción de una planta industrial dedicada a la producción de combustible neutro en CO2 en Chile.

Los objetivos previstos para esta planta ubicada en la Patagonia chilena son:

  • Alrededor de 130.000 litros de combustible ecológico en 2022
  • 55 millones de litros en 2024
  • 550 millones de litros en 2026

Armin Schnettler, Vicepresidente Ejecutivo de New Energy Business en Siemens Energy, ha declarado que “Estamos desarrollando y realizando conjuntamente la primera planta integrada y comercial a gran escala del mundo para producir combustibles sintéticos neutros para el medio ambiente”.

Porsche y Siemens unen fuerzas para fabricar combustible sintético

Y ha añadido que “el proyecto del sur de Chile es uno de los más apasionantes de la industria energética de cara al futuro, y con él impulsamos la descarbonización del sector de la movilidad. Esto supone una contribución rápida y eficaz para reducir las emisiones de CO2 en el sector del transporte”, subrayó Schnettler.

Porsche ya realiza pruebas con combustibles sintéticos

Porsche ya se encuentra en fase de pruebas con los combustibles sintéticos, los cuales, utilizará en sus propios vehículos con motor de combustión. Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Investigación y Desarrollo, ha comentado que “nos consideramos pioneros en lo que respecta a los combustibles renovables y por ello queremos impulsar su desarrollo. Esto encaja con nuestra estrategia general de sostenibilidad, que permitirá a Porsche ser neutral en emisiones de CO2 a partir de 2030”.

9 marcas que han confirmado que dejarán de fabricar motores de combustión

Como ha subrayado el propio Steiner, los combustibles sintéticos pueden ayudar a conseguir los objetivos sostenibles propuestos para la próxima década, ya que permitirán reducir las emisiones de CO2 en un 90%:Los combustibles renovables, cuyas primeras pruebas están siendo muy exitosas, permitirán reducir las emisiones de CO2 en los motores de combustión hasta en un 90 por ciento. Entre otras cosas, utilizaremos el primer combustible procedente de Chile en nuestros coches de carreras de la Porsche Mobil 1 Supercup a partir de 2022”.

¿Cómo obtiene Porsche el combustible neutro en CO2?

Porsche combustible sintético

El proyecto Haru Oni ​​aprovecha unas condiciones de viento perfectas en la provincia de Magallanes, al sur de Chile, para producir el combustible sintético, utilizando energía eólica renovable de bajo coste. En una primera fase, mediante electrólisis se divide el agua en oxígeno e hidrógeno utilizando energía eólica.

Después, se filtra el CO2 del aire y se combina con el hidrógeno para producir metanol sintético, que a su vez se convierte en combustible ecológico. Está previsto que la planta piloto comience su producción a mediados de 2022. Además de Siemens Energy, Porsche y HIF, también forman parte del proyecto Haru Oni las empresas Enel, ExxonMobil, Gasco y ENAP.

Fuente: Porsche

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.