El Volkswagen Beetle es uno de los coches clásicos más conocidos e influyentes de toda la historia. El coche del pueblo por excelencia, un vehículo con el que muchos pudieron acceder a la compra de su primer coche. Sin embargo, es posible que en nuestro país sea más conocido o recordado como Volkswagen Escarabajo. Con una vida que ya supera los 80 años de edad, vamos a hacer un repaso a la historia del Volkswagen Beetle. Comenzamos, por tanto, por su primera generación.

Remontándonos a sus orígenes

Su concepción real tuvo lugar varios años antes a su presentación en sociedad. A principios de esa misma década fue desarrollado el Porsche Tipo 12, y en 1933 ya habían sido construidos cuatro prototipos del Volkswagen Beetle -el último fue el Porsche Tipo 32-. Pero Hitler le pidió a Porsche que construyese un coche para el pueblo -que se traduce literalmente como Volkswagen-. Las premisas eran que cupiesen dos adultos, dos niños, su equipaje… y que pudiese llegar al menos a 100 km/h.

frontal del volkswagen beetle

Todos los nombres del Volkswagen Beetle

El nombre original del Volkswagen Beetle fue el de Volkswagen Tipo 1. No obstante, la peculiar forma de su carrocería le hizo adoptar una serie de nombres de lo más original. Tanto que se ha acabado quedando, de manera oficial, con el de Volkswagen Escarabajo. Las traducciones más populares son las de Volkswagen Beetle, Volkswagen Käfer o Volkswagen Coccinelle, que significa lo mismo pero en inglés, en alemán y en francés, respectivamente. Aun así, también hay países en los que se le conoce como Vocho, Fusca, Sapo, Peta o Pichirilo.

PRUEBA: Volkswagen Beetle Dune Cabrio 2.0 TDI 150 CV

Nacido en 1938

A pesar de todas estas nomenclaturas, cuando apareció en escena allá por 1938, el Volkswagen Beetle recibió el nombre de KdF Wagen. Se trata de un acrónimo de Kraft durch Freude Wagen; o lo que es igual, el coche de la fuerza a través de la alegría si lo traducimos al castellano. Cuenta con el honor de ser el primer coche de Volkswagen, por lo que inició una historia que ha dado lugar a uno de los mayores grupos de fabricantes de vehículos en la actualidad.

Estuvo bajo la denominación de Tipo 1 entre los años 1938 y 1978, si bien hubo partes en Sudamérica en las que se siguió produciendo hasta el 2003. Sus inicios no fueron muy boyantes, pues durante la Segunda Guerra Mundial, que estalló aproximadamente un año después de su lanzamiento, la producción disminuyó considerablemente. Al menos en lo que respecta al modelo de calle, ya que las fábricas se centraron en construir algunos vehículos militares.

Un Volkswagen Beetle en Ruanda: 50 años de historia

A partir de entonces el Volkswagen Beetle empezó a fabricarse a gran escala. Tanto es así que, durante toda su vida en todos los territorios en los que se produjo, llegaron a construirse más de 21,5 millones de unidades. En cualquier caso, de esta primera generación, vigente hasta finales de la década de los años ’70, se fabricó el grueso de toda la producción, superando los 19,5 millones de ejemplares.

Su influencia en la sociedad

Durante diferentes épocas el Volkswagen Beetle ha formado parte de la cultura popular. Por ejemplo, siempre ha sido asociado a la cultura hippie. Pero también hay numerosas unidades ‘tuneadas’ al gusto, y varios ejemplares en perfecto estado pertenecientes a propietarios de clubes exclusivos del Volkswagen Escarabajo o de coches clásicos en general. Además, también se ha dejado ver por la gran pantalla al protagonizar la película Herbie.

interior del volkswagen beetle

Así era el motor del Volkswagen Beetle

El motor del Volkswagen Beetle contaba con un motor bóxer de cuatro cilindros refrigerado por aire y ubicado en la parte trasera del vehículo. La propulsión también era trasera. Tanto el propulsor, como las culatas y la transmisión fueron construidas en aleación ligera. Esta transmisión era manual de cuatro relaciones, si bien a partir de 1961 se comercializó una caja de cambios semiautomática Saxomat. Podría decirse que se vendió solo en Europa. Sin embargo, en 1967 Volkswagen puso a la venta una versión con otra caja de cambios de este tipo, pero con tres velocidades y llamada AutoStick.

El Volkswagen Beetle pondrá el punto final a su producción

Modelos derivados del Volkswagen Tipo 1

Durante la Segunda Guerra Mundial se produjeron el Tipo 82 Kubelwagen, un todo terreno que apenas sobrepasaba la media tonelada de peso; y el Tipo 166 Schwimmwagen, un 4×4 que incorporaba una hélice plegable en la parte trasera que le permitía moverse por el agua. Además de estos dos coches, el Volkswagen Tipo 1 dio lugar a modelos como el Volkswagen Karmann Ghia. Este fue un deportivo biplaza y coupé diseñado por el carrocero italiano Ghia que cosechó un gran éxito de ventas en Norteamérica.

volkswagen escarabajo

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.