Las normas anti contaminación adoptadas a lo largo de los últimos años han obligado a las marcas a ponerse las pilas. Y nunca mejor dicho. No importa qué tipo de fabricante sean: han de disponer de una gama de vehículos lo más respetuosos con el medio ambiente posibles. ¿Y sabes cuáles son los más sorprendentes? Los coches deportivos con etiqueta 0. Te mostramos varios ejemplos.

Porsche Taycan

coches deportivos con etiqueta 0

En nuestra opinión, el (prueba) Porsche Taycan es el modelo más destacado de entre todos los coches deportivos con etiqueta 0 que puedes comprar a día de hoy. Es verdad que no se trata precisamente del más económico, ni mucho menos, pues su precio parte desde unos 91.000 euros.

Pero es que lo tiene todo. Autonomía suficiente gracias a su sistema de baterías y su carga rápida. Un diseño espectacular. Un interior con una calidad de fabricación sublime. Lo último en tecnología enfocada tanto al confort como a la seguridad. Múltiples carrocerías. Y, por supuesto, potencia de sobra, pudiendo llegar hasta a los 761 CV.

Audi e-tron GT

coches deportivos con etiqueta 0

Construido sobre la misma base que el modelo anterior, el (prueba) Audi e-tron GT es una opción maravillosa si quieres un deportivo respetuoso con el medio ambiente y con el que también puedas desplazarte con la familia. En lo que respecta a su diseño, nos parece espectacular.

6 coches deportivos pequeños divertidos que gastan poco combustible

Según el ciclo de homologación WLTP tiene una autonomía cercana a los 500 kilómetros con una sola recarga, y es posible cargarlo a 270 kW de potencia... pero es raro que encuentres cargadores compatibles con esa cifra. Tiene un precio de partida ligeramente superior a los 105.000 euros.

Ford Mustang Mach-E

coches deportivos con etiqueta 0

A muchos les pareció un insulto que la firma norteamericana rescatase un nombre tan mítico para hacer referencia a un SUV eléctrico. Pero lo cierto es que el tiempo le ha dado la razón y el (prueba) Ford Mustang Mach-E ha resultado ser todo un éxito comercial para la marca del óvalo azul.

Su atractivo estético es innegable y, según la versión escogida, su autonomía con una carga oscila entre los 400 y los 610 kilómetros. Su comportamiento dinámico resulta excelente y además es espacioso por dentro. Y no tiene un precio excesivo atendiendo a su competencia directa, pues arranca en unos 65.000 euros.

BMW i4 M50

coches deportivos con etiqueta 0

A lo largo de los últimos años la firma de Múnich ha seguido una estrategia claramente enfocada hacia los vehículos completamente eléctricos, pero sabiendo mantener también una gama de producto que respete su historia. Y en esas está el nuevo (prueba) BMW i4 en su versión M50.

Es, como ya habrás podido imaginar, la variante más potente de su gama. Una berlina con un sistema de propulsión 100% eléctrico que entrega 544 CV de potencia. Una fuerza 'controlada' por su sistema de tracción total xDrive. Su comportamiento dinámico es excelente y tiene más de 500 kilómetros de autonomía. Ahora bien, cuesta desde casi 80.000 euros.

Volkswagen Golf GTE

coches deportivos con etiqueta 0

El (prueba) Volkswagen Golf GTE es el único coche de todo este ranking que no tiene un sistema de propulsión totalmente eléctrico. La octava generación del compacto más famoso de todos los tiempos ofrece en su gama esta variante híbrida enchufable, que por supuesto tiene la etiqueta 0.

5 coches deportivos con etiqueta ECO

Como en el resto de versiones del Golf, se caracteriza por un comportamiento dinámico muy equilibrado. Te permite circular por la ciudad o por carretera con un bajo consumo, pero también disfrutar al volante en una carretera de montaña. Tiene una autonomía en modo 100% eléctrico de 64 kilómetros, 245 CV de potencia y cuesta desde unos 45.000 euros.

Cupra Born

coches deportivos con etiqueta 0

El último modelo de esta lista de los mejores coches deportivos con etiqueta 0 es un compacto. Este que ves en la imagen es el (prueba) Cupra Born, un coche emparentado a nivel de plataforma con otros vehículos del Grupo Volkswagen, como por ejemplo el Volkswagen ID.3, pero del que se diferencia claramente a nivel dinámico.

El Cupra es mucho más ágil en curva y transmite más sensaciones que el alemán, sobre todo en su versión tope de gama, llamada e-Boost. Tiene 231 CV de potencia, una batería con 77 kWh de capacidad y una autonomía de casi 550 kilómetros según la homologación del ciclo WLTP. Cuesta desde aproximadamente 41.000 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.