Cuando hablamos de BMW clásicos hay varios modelos que son must. Que se nos vienen a la cabeza enseguida al pensar en este tipo de vehículos. Sin embargo, es posible que haya otros modelos que se conocen un poco menos, o que directamente ni sabías que existían. Una buena forma de ponerte a prueba si eres un fan de la marca de Múnich. Posiblemente eches de menos alguno, pero seguro que no sobra ninguno de los escogidos:

BMW M3 E30

bmw clásicos

Si hablamos de BMW clásicos, el primero que tiene que figurar en esta lista es el (prueba) BMW M3 E30. El precursor de un mito que llega hasta nuestros días. Solo 1.200 kg de peso y un culo muy juguetón, que unido a su propulsor de 200 CV y 240 Nm de par motor máximo le convertían en un coche muy divertido. Su imagen se ha convertido en un icono.

BMW 507

bmw clásicos

El (prueba) BMW 507 es uno de esos modelos que se ha ido revalorizando con el tiempo. En parte por su aspecto: es precioso. Y también por su corta tirada, con tan solo 253 ejemplares fabricados entre 1956 y 1960. Su motor V8 de 3,2 litros y 150 CV de potencia también ayuda, le da un encanto especial, y con él alcanzaba una velocidad punta de 217 km/h.

BMW Z8

bmw clásicos

De cabrio a cabrio, y tiro porque me toca. En este caso, el (prueba) BMW Z8. Puede que te guste o no, pero es de los BMW más llamativos creados jamás. Además, bajo sus entrañas se esconde un maravilloso V8 de 4,9 litros con 400 CV de potencia, con el que acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. Por algo lo eligió James Bond. Solo se matricularon 5.703 unidades.

BMW M635 CSi

bmw clásicos

La fórmula de un coupé deportivo con prestaciones increíbles viene de lejos en BMW, y uno de los pioneros en llevarla a cabo fue el BMW M635 CSi. Una berlina de altos vuelos con dos puertas y un motor de 3,5 litros y seis cilindros en línea con 215 CV de potencia y un par motor máximo de 304 Nm. Con esto le valía para ostentar una velocidad máxima de 222 km/h.

BMW i8

bmw clásicos

Es posible que al (prueba) BMW i8 no se le pueda considerar todavía como uno de los BMW clásicos, pero sí en un futuro muy cercano. Este superdeportivo nació como un adelantado a su tiempo debido no solo a su imagen y a su cuidada aerodinámica, sino sobre todo a su sistema de propulsión híbrido con 362 CV de potencia. Su consumo homologado era de solo 2,1 l/100km.

BMW M1

bmw clásicos

El (prueba) BMW M1 es uno de los modelos más importantes de la historia de la marca alemana. Un superdeportivo diseñado por Giorgetto Giugaro fabricado entre 1978 y 1981 del que tan solo se elaboraron poco más de 450 unidades. Su aspecto retro y un motor 3.5 de seis cilindros en línea con 277 CV le hacen muy apetecible. Otro de los que es un icono, tanto que ha tenido ciertas incursiones en el mundo del arte.

BMW Z1

bmw clásicos

Otro de los BMW clásicos que merecen mención es el (prueba) BMW Z1. Un roadster biplaza con un propulsor 2.5 de 170 CV que fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1987, y del cual hubo más de 35.000 pedidos en tan solo un año. Sin embargo, el Mercedes SL le aguó la fiesta y tan solo se llegaron a fabricar menos de una cuarta parte de los previstos...

BMW 2002 Turbo

bmw clásicos

Si hablamos de berlinas clásicas de la firma bávara, el (prueba) BMW 2002 Turbo ha de figurar en un lugar privilegiado en este ranking. Contaba con una mecánica bastante pequeña para la época en la que apareció, en el año 1973. Un bloque de 2,0 litros y cuatro cilindros que, gracias a su sobrealimentación por turbo, erogaba 170 CV que le convertían en una bala: superaba los 210 km/h de velocidad punta.

BMW 3.0 CSL

bmw clásicos

Suele pasar que los modelos nacidos para homologar una versión de carreras se convierten en mitos, y ese es el caso de este BMW 3.0 CSL, cuyo apellido heredó el (prueba) BMW M3 CSL. Solo se produjeron 1.265 ejemplares, y todos ellos con una mecánica de 3,0 litros y seis cilindros con 200 CV de potencia. De 0 a 100 km/h en 7,5 segundos... en el año 1972.

BMW M5 E60

bmw clásicos

El (prueba) BMW M5 en su generación E60, de mediados y finales de la década de los 2000, tiene que entrar sí o sí en una lista de los mejores BMW clásicos. No solo por su original diseño, que también. Sino especialmente por su motor atmosférico V10 de 507 CV de potencia, su comportamiento radical y el espectacular bramido que genera esta mecánica.

1 COMENTARIO

  1. este auto a diferencia con otras marcas que primero sale pa produccion y despues hacen el wrc como ejemplo de una categoria bmw m3 es un auto hecho para circuito dtm para competir con su compatriota archirival mercedes benz 2.3 16 ambos evolucionaron a 2.5 y despues de esto se comercializaron

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.