El IAA Mobilty 2021, que ha abierto hoy sus puertas en Múnich (Alemania), ha sido el lugar escogido para el debut del Volkswagen ID.LIFE. Con este nuevo prototipo, Volkswagen nos muestra cómo podría ser su futuro coche eléctrico de corte urbano y precio asequible. Un modelo de imagen retro cargado de tecnología con el que buscarán conquistar a los conductores más jóvenes, posicionándose por debajo del Volkswagen ID.3 (prueba).

Volkswagen podría acabar con el cambio manual en 2030

Y es que la versión definitiva de producción del nuevo ID.LIFE llegará en 2025 y costará unos 20.000 euros. Una suma muy atractiva para un vehículo que en su versión definitiva ocupará el hueco dejado por el Volkswagen e-Up! como el vehículo eléctrico más asequible de la compañía. Un coche que se asienta sobre una versión de la plataforma modular eléctrica MEB de la marca, más compacta y con tracción delantera.

El Volkswagen ID.LIFE ofrece hasta 400 km de autonomía

Volkswagen ID.LIFE zaga

A diferencia de lo que sucede con los coches eléctricos de producción que ya emplean esta plataforma, como el Audi Q4 e-tron (prueba), en el Volkswagen ID.LIFE el motor eléctrico está delante e impulsa las ruedas delanteras. Se trata, en concreto, de un propulsor que es capaz de entregar 172 kW (234 CV) de potencia y 290 Nm de par motor. Unos datos que permiten a este urbano acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y alcanzar una velocidad punta limitada a 180 km/h.

Este motor eléctrico toma la energía de una batería con una capacidad de 62 kWh (57 kWh netos). Queda situada debajo del piso del habitáculo y con ella ofrece una autonomía de 400 kilómetros en ciclo WLTP. Volkswagen aseguro que es compatible con puntos de carga rápida, pudiendo recuperar 163 km de autonomía en tan solo 10 minutos. Hay que puntualizar que estos son los datos provisionales que han anunciado para este prototipo, pero las cifras definitivas podrían ser incluso mejores.

Volkswagen ID.LIFE interior

A nivel estético, el Volkswagen ID.LIFE Concept combina rasgos vistos en otros vehículos ID con un innegable aire retro. Es un urbano, sí, pero su carrocería descansa a 190 mm del suelo por lo que podría pasar por un crossover pensado para la ciudad. Mide 4.091 mm de largo, 1.845 de ancho y 1.599 de alto, con una batalla de 2.650 mm.

Es decir, es significativamente más corto que un Volkswagen Golf 8 (prueba) pero tiene una batalla más amplia que este. Gracias a ello, puede ofrecer un habitáculo espacioso y un maletero con 225 litros. Si abatimos los asientos traseros, esta cifra se incrementa hasta los 1.285 litros. Hay que señalar que estos datos no incluyen el hueco con 108 litros que hay debajo del piso en la zona de carga o los 68 litros extra del maletero delantero.

Volkswagen ID.LIFE pantalla

Y ya que hablamos del habitáculo, decir que como buen prototipo incluye multitud de soluciones innovadoras. Por ejemplo, de la parte superior del salpicadero se extiende una pantalla de 34” con proyector para que puedas ver una película o jugar a un videojuego mientras se recarga la batería; puedes configurar los asientos de diferentes formas para, por ejemplo, crear una superficie plana de 2 metros de longitud para dormir en el interior; carece de un cuadro de mandos al uso, función que es asumida por el teléfono móvil del conductor; emplea multitud de materiales reciclados…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.