La Monterey Car Week celebrada el pasado fin de semana nos ha dejado la presentación de algunos coches espectaculares, los cuales te hemos mostrado aquí, como el RUF Bergmeister, el McLaren Solus GT, el Bentley Mulliner Batur, el Bugatti W16 Mistral o el Lamborghini Urus Performante, entre muchos otros. Pero también nos ha dejado una de las subastas más caras de la historia: este Ferrari 410 Sport Spider de 1955 vendido por 22 millones de euros.

La subasta se realizó a través de RM Sotheby’s y la cifra alcanzada invita a pensar que se trata de un coche muy especial. En efecto, Carrol Shelby ganó más carreras con este Ferrari que con cualquier otro coche a lo largo de su trayectoria como piloto: un total de ocho victorias y diez podios.

Vendido un Ferrari 410 Sport Spider de 1955 por 22 millones de euros

 

En la subasta se incluyó también el primer trofeo que consiguió Shelby con el Ferrari 410 Sport Spider en 1956, así como el último, conquistado en 1958. El coche incluye también la matrícula original del Nassau Racing de 1957.

Sale a subasta el Ferrari F50 de Mike Tyson

Originalmente, la marca italiana construyó el 410 Sport Spider para competir en la Carrera Panamericana de 1955. Diseñado por Sergio Scaglietti, montaba un motor V12 de 4.9 litros con tres carburadores Weber 46 DCF, que desarrollaba 400 CV. Era el motor más potente fabricado en Maranello hasta entonces. Sin embargo, el coche nunca llegó a pisar la pista Panamericana.

Nunca compitió en la Panamericana

Vendido Ferrari 410 Sport Spider

Ese mismo año, se produjo el accidente más trágico en la historia de Le Mans, en el que murieron 83 espectadores, y la organización canceló la Carrera Panamericana. Así que, en su lugar, el Ferrari 410 Sport Spider debutó en los 1.000 kilómetros de Buenos Aires en enero de 1956, con Juan Manual Fangio y Eugenio Castellotti al volante.

Venden este Ferrari F40 ‘Competizione’ con 1.000 CV de potencia

Posteriormente, el director del equipo, John Edgar, compró el coche para promocionarlo en Estados Unidos, sentó a Carroll Shelby y ganó su primera carrera al en el Seafair, en Bremerton, Washington. El piloto de Texas compitió en casi 40 carreras al volante del Ferrari, desde 1956 hasta 1958.

“El mejor Ferrari que construyó”

En las décadas siguientes, el Ferrari 410 Sport Spider ha sido utilizado en diferentes eventos y exhibiciones, como el Festival de Velocidad de Goodwood o el Concurso de Elegancia de Pebble Beach.

En 2006, Carroll Shelby volvió a rencontrarse con el coche en el Concours Fabulous Fifties en Gardena, California, y allí escribió sobre la superficie del depósito de combustible un mensaje: “El Señor Ferrari me dijo que este era el mejor Ferrari que él construyó”. Ese mensaje sigue en el coche hoy.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.