Disfrutar, a priori, de pistas repletas de barro y agua a finales de mayo en España puede ser complicado. Sin embargo, el clima adverso fue favorable por una vez y preparó un entorno ideal para realizar mi prueba del Skoda Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4, la versión más aventurera del SUV de siete plazas de la firma checa que, además, es la variante más completa y equipada de la gama detrás del acabado Style.

PRUEBA: Skoda Superb 2016 2.0 TDI 150 Laurin & Klement

El Skoda Kodiaq (prueba) fue lanzado en el año 2016 como el primer todocamino moderno de la compañía. Surgió detrás de dos modelos que allanaron el camino: el Skoda Yeti, que vio la luz en el 2008, y la versión 4×4 del Skoda Octavia, que nació en 1999. Esta nueva gama SUV va afianzándose poco a poco en el ferviente mercado de los todocamino con su último lanzamiento, que se dio a principios de este año: el Skoda Karoq (prueba). Sin embargo, el Kodiaq es el pionero en la marca y una de las opciones de siete plazas más interesantes del segmento.

Prueba Skoda Kodiaq Scout

Durante el Salón de Ginebra del año pasado, Skoda reveló dos versiones especiales del modelo, el Kodiaq Sportline y el Kodiaq Scout. Mientras que el primero se enfoca como una variante más dinámica dirigida a los entusiastas de la conducción, el último es la opción más aventurera que rinde tributo a modelos como el Skoda Octavia Scout. A nivel estético, el Kodiaq Scout cuenta con revestimientos adicionales en la parte inferior de la carrocería, así como refuerzos en color plata en la parte delantera y trasera. Otros detalles del mismo color están presentes en la parrilla, las barras longitudinales del techo o las carcasas de los espejos retrovisores. El conjunto lo completan una serie de anagramas ‘Scout’ específicos y unas llantas Crater de 19 pulgadas de serie creadas para esta versión.

En la cabina del Skoda Kodiaq Scout encontramos una tapicería en Alcántara con inserciones Scout en los respaldos de los asientos delanteros y traseros, revestimiento de las puertas en Alcántara, molduras en símil madera, aplques en los umbrales de las puertas, pedalier de acero y la tercera fila de asientos con dos plazas adicionales, suelo doble en maletero y reposabrazos central delantero. De esta forma, el Kodiaq Scout sigue ofreciendo un maletero de 270 litros con las tres filas de asientos, de entre 560 y 735 litros con dos, y de 2.005 litros una vez son abatidos todos ellos.

Skoda Kodiaq Scout

En equipamiento, el Scout es la versión más equipada de serie sin contar con el acabado Style. Sobre el ya extenso equipamiento del nivel Ambition, el Kodiaq añade sistemas como los sensores de aparcamiento delantero, el sistema de iluminación ambiental, apertura y arranque sin llave, faros delanteros y traseros completos de LED, navegador Amundsen con pantalla táctil de 20,3 cm (8 pulgadas), conexión WLAN, servicio Care Connect, llamada de emergencia E-Call, maletero eléctrico y asientos delanteros térmicos.

La dotación tecnológica del Skoda Kodiaq Scout es un referente en el segmento

La dotación tecnológica del acabado Scout incluye sistemas de seguridad de serie en el Kodiaq como el asistente de arranque en pendiente o el asistente de luces con sensor de lluvia, mientras que opcionalmente también se puede incluir el sistema Crew Protect Assist, el detector de fatiga, el sistema de frenada de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, detector de ángulos muertos, regulación dinámica de la luz de carretera o la cámara de visión perimétrica.

Skoda Kodiaq Scout

Por último, el Skoda Kodiaq Scout, que tan solo está disponible con siete asientos, se ofrece en cuatro motorizaciones diferentes. Dos diésel montados sobre el mismo 2.0 TDI con 150 y 190 CV de potencia, los cuales se asocian a un cambio manual (150 CV) y a una caja automática DSG de doble embrague y siete relaciones común en ambas motorizaciones. Las otras dos opciones son de gasolina, con el 1.4 TSI de 150 CV como base (el cual debería actualizarse en un futuro al nuevo 1.5 TSI EVO que ya monta el Karoq) y que está disponible tanto con cambio manual como automático DSG de seis relaciones, mientras que la versión más potente es el 2.0 TSI de 180 CV disponible únicamente con cambio DSG de siete velocidades. Todos ellos, además, están vinculados como única opción a un sistema de tracción 4×4.

Precios del Skoda Kodiaq Scout en España

Versión Precio
Skoda Kodiaq Scout 1.4 TSI 150 CV 4×4 38.210 euros
Skoda Kodiaq Scout 1.4 TSI 150 CV DSG 4×4 40.210 euros
Skoda Kodiaq Scout 2.0 TDI 150 CV 4×4 40.360 euros
Skoda Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4 41.910 euros
Skoda Kodiaq Scout 2.0 TDI 150 CV DSG 4×4 42.360 euros
Skoda Kodiaq Scout 2.0 TDI 190 CV DSG 4×4 43.800 euros

Inicio de la prueba del Skoda Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4

Los responsables de Skoda son positivos con los resultados que está teniendo su gama SUV en el mercado. El Kodiaq no es el modelo más vendido. Este título recae sobre su hermano pequeño, el Karoq, pero deja al Kodiaq en una posición ventajosa al situarse como la opción ideal para todos aquellos que buscan un SUV de siete plazas o un vehículo con un gran maletero conservando la configuración original de cinco asientos. Con esto en mente es hora de iniciar la prueba con el Skoda Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4.

Prueba Skoda Kodiaq Scout

Como te decía, el día amanece lluvioso y las pistas anegadas con barro y agua. Arranco el motor 2.0 TSI del Kodiaq Scout y empiezo a recorrer los primeros metros en búsqueda de un poco de acción. No tardo en avistar la primera pista de nuestra ruta y, cauteloso, me adentro a desafiar los límites de este todocamino. Pese a las enormes llantas de 19 pulgadas, que no están equipadas con neumáticos mixtos o todoterreno, el Kodiaq absorbe perfectamente las irregularidades de la superficie, mientras que el habitáculo, repleto de materiales de calidad premium, no permiten que el ruido acceda al interior. Los NVH, los niveles de ruido, vibraciones y asepereza, son muy bajos pese a ser sometido a un tipo de conducción que más del 90% de compradores de SUV jamás lo harán.

Los niveles NVH me han sorprendido. El Kodiaq Scout es un aventurero silencioso

Llega la primera pendiente pronunciada del terreno. El fango hace su aparición estelar en el peor de los lugares. Luego recuerdo que el Skoda Kodiaq Scout tan solo está disponible con un sistema de tracción total, el cual está basado en la última generación del embrague electrónico multidisco. Una unidad de control calcula constantemente la distribución ideal de potencia entre el eje delantero y el trasero, mientras que, en un uso normal, el eje trasero no trabaja, lo que permite ahorrar combustible.

Prueba Skoda Kodiaq Scout

El Skoda Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4 es un vehículo grande, muy grande (es 10 mm más largo que el Kodiaq), y pesado -1.738 kilogramos-, pero el sistema de tracción a las cuatro ruedas es una garantía de que no perderemos adherencia ante cualquier obstáculo. Con esto en mente, y sabiendo que, además, integra un modo Snow (nieve) específico en los modos de conducción y las funciones off-road para controlar parámetros como la inclinación y la altitud, y que actúa sobre el control de tracción, afronto esta pendiente con total seguridad. Por su parte, la caja de cambios automática DSG actúa con precisión para enviar a las ruedas la máxima potencia en todo momento, mientras que las cotas todoterreno, con 19,1 grados de ángulo de ataque, 16,4 grados de ángulo de salida y 19,4 grados de ángulo ventral, así como su altura libre al suelo de 194 mm, son otra de las características del enfoque aventurero del Scout.

PRUEBA: Toyota Land Cruiser 2018

La carrocería del Kodiaq Scout de mi prueba de coches oculta poco a poco su color original por una cubierta de barro y polvo, fiel testigo de lo que la ruta 4×4 nos está proporcionando. Los tramos de enlace entre pista y pista los realizamos por carretera y resulta agradable volver a pisar una superficie regular donde comprobar que el SUV más grande de Skoda también es un elegante y cómodo crucero con el que devorar kilómetros. Además, la dotación tecnológica, el sistema multimedia y su pantalla de 8 pulgadas que resulta muy fácil e intuitiva de utilizar, y la batería de sistemas de seguridad y asistentes a la conducción, se postulan como una de las principales apuestas para el competitivo segmento todocamino.

Prueba Skoda Kodiaq Scout

Llega el momento de poner fin a la prueba del Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4, pero Skoda aún guarda un secreto más que es parte de su filosofía Simply Clever. Entre las 30 diferentes soluciones prácticas para el día a día, como la protección en las puertas, el bloqueo electrónico infantil de las puertas traseras, el rascador de hielo en la tapa del depósito, el gancho de remolque plegable o los diferentes compartimentos de almacenamiento entre los que se incluye incluso una papelera, decido coger el paraguas integrado en la puerta del conductor para que este día lluvioso que ha teñido de color tierra todo el exterior del Kodiaq, no acabe mojándonos.

Ficha técnica Skoda Kodiaq Scout 2.0 TSI 180 CV DSG 4×4
Motor Cilindrada 1.984 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 180 CV / 3.900 – 6.000 rpm
Par Máximo 320 Nm / 1.500 – 3.900 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática, 7 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera McPherson, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.706 mm
Anchura 1.882 mm
Altura 1.676 mm
Distancia entre Ejes 2.791 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección mixta directa/indirecta, Turbo, Intercooler
Peso Peso 1.738 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 205 km/h
Aceleración 0-100 km/h 8,2 seg
Consumos Urbano 9,1 l/100 km
Extraurbano 6,4 l/100 km
Combinado 7,4 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 170 g/km
Precio Precio final 41.910 euros

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here