El SUV mediano de SEAT, el Ateca (4,4 metros), vuelve a la carretera con nuevas evoluciones que actualizan este modelo de 2016, y que se palpan en retoques de diseño que lo acercan a la nueva imagen de marca, motores renovados y nuevos equipamientos que acentúan la conectividad. El que fue el primer modelo SUV de la firma española se enfrenta a rivales como el Nissan Qashqai, el (prueba) Peugeot 3008, el (prueba) Hyundai Tucson o el (prueba) Volkswagen Tiguan, y sus precios parten de los 18.700 euros (en promoción, 24.250 sin ella), unas cifras que lo sitúa en un término medio entre los citados. A día de hoy, el modelo español es el segundo más vendido de todos ellos, tan solo por detrás del Nissan Qashqai. Hemos realizado la prueba del SEAT Ateca 2021 2.0 TSI 190 CV 2020 para ofrecerte las primeras impresiones tras todos estos suaves cambios.

El redactor Rafa Cid antes de probar el SEAT Ateca 2021

Para distinguir a los nuevos Ateca debemos fijarnos en el renovado frontal, protagonizado por una parrilla rediseñada, más grande y parecida ahora a la del (prueba) León 2020, que le da un aspecto discretamente más robusto y masculino, y que está extendiéndose por todas las familias SEAT. Son nuevos también los parachoques, faros e intermitentes, estos últimos con un funcionamiento secuencial que permite señalar activamente el sentido del giro. A su vez, la gama de llantas cuenta con nuevas propuestas que van de las 16” a las 19” pulgadas de diámetro –aquí puedes ver la prueba del anterior Ateca para ver sus cambios estéticos-.

PRUEBA en VÍDEO: SEAT León 2020

Por otro lado, los diferentes niveles disponibles de acabado, Style, FR y X-Perience, matizan el aspecto de los Ateca, de tal forma que los FR apuestan por rasgos más deportivos, y los X-Perience aportan un mayor aspecto de todoterreno gracias a elementos como parrilla específica, molduras protectoras en los laterales o parachoques propios con inserciones en aluminio, entre otros detalles.

prueba del SEAT Ateca 2021

En el interior, la calidad sigue siendo muy alta, y todavía tiene mucho que ver con la del León de 2012, que elevó enteros la percepción de esta característica que el público tenía de SEAT. Para apuntalarla, se ha cambiado el volante, que puede ser calefactado opcionalmente, o el pomo de la palanca de cambios; se han retocado embellecedores y molduras decorativas, y se han empleado nuevos materiales para los recubrimientos. Además, hay cambios en las tapicerías.

toma USB del SEAT AtecaComo es clave hoy día, los sistemas multimedia siguen evolucionando. Están disponibles versiones con pantalla de 8 o 9 pulgadas, que incluye de serie tarjeta SIM para una conectividad total que abre la puerta a servicios como circulación GPS con control del tráfico en tiempo real, radio por Internet -para no perder tu emisora por muchos kilómetros que avances- o reconocimiento de voz, a lo que se añade una aplicación de SEAT que muestra datos del vehículo como lugar de aparcamiento, consumos o puertas abiertas por descuido, además de permitir abrirlo, cerrarlo o tocar el claxon mediante nuestro móvil. Su precio será gratis el primer año, y desde 50 euros a partir del segundo. Por otro lado, la compañía española ofrece en opción un cuadro digital de 12 pulgadas en lugar del tradicional de agujas analógicas, techo panorámico, o apertura automática del portón trasero.

interior del SEAT Ateca X-Perience

La cantidad de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción son muchos, y entre ellos destaca el programador de velocidad activo, que no solo mantiene la velocidad del coche que nos precede, además es capaz de tener en cuenta la aparición en la ruta de curvas, rotondas o límites de velocidad teniendo en cuenta los datos del sistema de navegación. También cuenta con sistema de mantenimiento en el carril, alerta de tráfico cruzado al dar marcha atrás, o un sistema de seguridad preventiva que tensa cinturones o cierra ventanillas, entre otras acciones, si prevé riesgo de colisión.

PRUEBA: CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CV

En cuanto a motores, la principal novedad radica en la incorporación a la gama del 2.0 TDI en sustitución del anterior 1.6, ambos con una potencia pareja de 115 CV. La clave radica en que sus consumos son muy parejos y la nueva versión 2.0 dispone de un mayor par motor, y por tanto mueve con mucha más soltura al Ateca y se posiciona así como un motor suficiente para cualquier desempeño. Su par en gasolina es la versión tricilíndrica 1.0 TSI de 115 CV. SEAT no ha comunicado todavía las especificaciones definitivas de este modelo, que tardará unas semanas en llegar al mercado.

prueba del SEAT Ateca X-Perience

Si se pretende una mayor soltura y alegría en la conducción, la oferta continúa con el diésel 2.0 TDI junto con el gasolina 1.5 TSI de 150 CV, dos bloques equilibrados y que copan la mayor parte de las ventas de este modelo por su polivalencia.

Prueba del SEAT Ateca 2.0 TSI 4Drive 190 CV

Para los que quieren prestaciones, el tope de gama sigue siendo el gasolina 2.0 de 190 CV. Se trata de una versión que se mueve con soltura, que tiene un par a bajas vueltas extraordinario, y a tan solo 1.500 rpm ya alcanzamos su máximo, 320 Nm. Le sigue una excelente zona media del cuentavueltas, muy prolongada, llena de fuerza, y que hace innecesario alcanzar regímenes altos. Acompañada por la caja automática de doble embrague, el conductor sentirá que el motor responde en todo momento en que se necesita; sus 190 CV son muy fáciles de gestionar.

Rafa Cid probando el SEAT Ateca 2.0 TSI 4Drive 190 CV

El dinamismo de los Ateca no ha cambiado, con lo que siguen vigentes las apreciaciones del modelo precedente. Se caracteriza por un rodar muy parejo al de cualquier berlina, con un excelente equilibrio entre eficacia y confort, que permite un uso diario muy confortable y una agilidad notable para lo habitual en su categoría. Aunque los modelos FR no cuentan con una amortiguación más deportiva, sí es posible, por unos 700 euros, añadir la de tipo variable DCC, que aporta un poco más de dinamismo. En las versiones con este sistema, los conductores pueden seleccionar mediante un mando rotativo entre cuatro modos distintos de conducción, Eco, Normal, Sport e Individual, mientras que los vehículos con el sistema 4Drive ofrecen dos posibilidades más: Off-road y Snow.

foto de la prueba del SEAT Ateca 2.0 TSI 4Drive 190 CV

Ficha técnica SEAT Ateca 2.0 TSI DSG 4Drive 2020
MotorCilindrada1.984 cc
Cilindros4 en línea
Potencia máxima190 CV / 4.200-6.000 rpm
Par máximo320 Nm / 1.500 – 4.100 rpm
AlimentaciónTipoInyección mixta directa/indirecta, turbo
TransmisiónCaja de CambiosAutomática,7 velocidades,
doble embrague
TracciónTotal
SuspensiónDelanteratipo McPherson
Muelle neumático
Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable
Muelle neumático
Barra estabilizadora
FrenosDelanterosDiscos ventilados
TraserosDiscos ventilados
DimensionesLongitud4.381 mm
Anchura1.841 mm
Altura1.625 mm
Distancia entre ejes2.630 mm
MaleteroVolumen485 litros
PesoPeso1.541 kg
PrestacionesVelocidad máxima212 km/h
Aceleración 0-100 Km/h7,1 seg
ConsumoCombinado7,9 l/100 km
Velocidad bajan.d.
Velocidad median.d.
Velocidad altan.d.
Velocidad muy altan.d.
EmisionesEmisiones de CO2180 g/km Euro 6
PrecioPrecio oficial40.530 euros

Fotos: Mikel Prieto

Valoración
Puntuación
Artículo anterior¿Qué pasa si pones gasolina en un coche diésel?
Artículo siguienteLas mejores imágenes del Concurso de Elegancia 2020
Rafael J. Cid
Llevo un cuarto de siglo en el periodismo del motor, siempre probando y contando coches, sobre todo, de rasgos deportivos. He participado en unas 30 carreras de velocidad, rallyes, subidas y circuitos, y en muchas otras pruebas automovilísticas en las que solo hay que pasear, porque lo mejor de los coches es disfrutarlos en todas sus facetas.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.