Desde que en 1996 se presentase la primera versión Cupra, fue el Ibiza II el que tuvo tal honor, la división deportiva de la firma de Martorell no ha parado de crear coches de esos que nos gustan, esos que se disfrutan conduciendo. Fue en febrero de 2018, justo ahora hace un año, cuando SEAT multiplicó al cuadrado su apuesta por CUPRA, lanzándola como marca independiente con productos propios. El primer modelo en ser presentado fue el de la prueba, el CUPRA Ateca, erigiéndose como la versión más radical del exitoso SUV del segmento C.

prueba CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CV

No soy un ferviente partidario de los todocamino; me parece que existen opciones mucho más acertadas, como puede ser un vehículo familiar o esos vehículos en extinción denominados monovolúmenes. Pero también he de decirte que tenía muchas ganas de echarle el guante a este coche en concreto. ¿Por qué? Algo en lo que está detrás SEAT Sport siempre es un caramelito…

llanta CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CV
Las llantas son de 19″ y se denominan Copper.

También pienso que un deportivo, además de serlo no solo sobre el papel, tiene que parecerlo. Y aunque el aspecto del Cupra Ateca guarde parecido al del SEAT Ateca FR, el caso es que adopta elementos que marcan la diferencia. Llaman la atención sus llantas de aleación de 19 pulgadas Copper -no existe otra medida-, por su diseño, por su color y por su tamaño. Éstas cubren unos frenos opcionales (2.448 euros) firmados por Brembo, los delanteros perforados con un tamaño 370×32 mm. Tampoco pasa desapercibido el nuevo paragolpes delantero, ni mucho menos el trasero, con un enorme difusor, que literalmente se sale, y con cuatro salidas de escape, dos a cada lado. Las barras de techo en negro brillante y los logotipos CUPRA en color cobre apuntan aún más esa disparidad.

PRUEBA: BMW X2 20i S drive M Sport

Dentro, destaca el cuadro de instrumentos digital, que es de serie e incorpora una información clara, totalmente configurable y con un diseño superatractivo. Pero sobre todo me rindo ante los excelentes asientos de una pieza tipo bacquet. Son opcionales, sí, pero bien pagados están los 1.664 euros que cuestan por la sujeción lateral que ofrecen y el aspecto que le dan al habitáculo. Y que quedan perfectos en un coche deportivo, y eso es así.

interior CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CV

Otra diferencia la observo a primera vista, en el volante, achatado en su parte inferior, por cierto, donde se ha sustituido la parte central con el logo de SEAT por una con el logo de CUPRA y un patrón que imita a la fibra de carbono. Y hasta ahí los cambios más importantes, aunque haber, hay más: la Alcántara que cubre algunos elementos y las costuras del volante y del fuelle del cambio es de color cobre. Lo que mantiene, y que agradezco, son los materiales de calidad y los buenos ajustes. ¡Ah! Y botones físicos, pasando de la moda poco práctica que los suprime.

La luz del botón de encendido late como si se tratase de un corazón. Lo pulso y es el órgano que consigue mover el vehículo lo que se enciende; el escape lo que suena. Un sonido que, la verdad de primeras, me esperaba algo más bruto -la versión CUPRA Ateca Special Edition equipa escape Akrapovic-.

asientos CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CVEl coche de la prueba, el CUPRA Ateca tiene diferentes modos de conducción gracias al SEAT Profile, que es de serie. Mi intención es pasar de lo más cómodo a lo más radical. Por ello selecciono el modo Confort, con el que descubro que a pesar de ser un SUV de corte deportivo, puede ser confortable, válido para coche de uso diario. Porque su suspensión filtra más que correctamente tanto las irregularidades de la calzada como los badenes. Pero, a pesar de tratarse del modo más manso, ofrece una excelente aceleración desde las 2.000 rpm. Una aceleración que todavía se hace más intensa en el modo Sport. Cómo también las transiciones del excelente cambio de doble embrague se realizan de forma aún más rápida. ¡Qué transmisión! ¡Que barbaridad! La suspensión y la dirección también se ven alteradas, más dura la primera, con algo más de resistencia la segunda. También el sonido, que ahora se vuelve más convincente, más deportivo, con alguna que otra deflagración, como esperaba…

PRUEBA: SEAT León Cupra R 2018

Y ahora llega la guinda de la prueba del CUPRA Ateca, el modo CUPRA, el más radical y del que carece el modelo de SEAT con el mismo nombre. Muevo el conmutador y el coche me regala un sonido aún más ronco. Bravo. Desde las dos mil vueltas va cogiendo más energía, rabia que se incrementa aún más cuanto toca las 2.500 vueltas, y cuando llega a las 3.000 rpm es cuando entrega un enorme torrente de fuerza amenizado con un sonido de motor y de escape. Toco la leva derecha e inmediatamente me regala un bufido al subir de marcha…

prueba CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CV

No terminar la prueba del CUPRA Ateca sin recorrer mi puerto de montaña favorito. Grata sorpresa la mía…  Es un SUV, sí, pero los ingenieros de la compañía española han creado una bestia con un comportamiento similar al de un compacto. Y eso a pesar de su altura y de su alto centro de gravedad -se ha rebajado un milímetro respecto al SEAT Ateca-. También a pesar de su peso, que para tratarse del coche que es, se ha conseguido rebajarlo hasta los 1.615 kilogramos. Entra en las curvas sin apenas rechistar y vira casi plano. Excelente trabajo.

PRUEBA: Porsche Macan S 2019 3.0 354 CV

Además de los modos anteriormente citados, el CUPRA Ateca tiene otro para condiciones atmosféricas adversas y otro para conducción off-road. Por sus zapatones de 19 pulgadas y neumáticos de perfil bajo no es el vehículo más adecuado para sacarlo fuera del asfalto, pero su altura libre al suelo te permitirá alguna aventurilla que otra en pistas sin mucha dificultad.

prueba CUPRA Ateca

Es el primer vehículo firmado por CUPRA. Pero viendo de lo que son capaces, esperamos lo mejor con los siguientes. No podía ser de otra forma conociendo la experiencia que tiene la compañía española, que muy pocas veces defrauda en lo que a coches deportivos se trata. Tiene una imagen que expone lo que es, un deportivo; un comportamiento excelente que lo confirma, y un modo Confort que hará del CUPRA Ateca ese coche espacioso perfecto para el día a día. Y con un consumo medio de 9’0 100/km. ¿Que quieres divertirte en un puerto de montaña? ¡Modo CUPRA y a devorar curvas!

2 Comentarios

  1. Buenas, he leído algunas cosas sobre el Cupra Ateca, todo indica a que tiene un comportamiento dinàmico muy bueno pero ¿Es realmente tan eficaz en carretera como se promociona? Las pruebas se han hecho en circuitos cerrados con periodistas que no se si pueden hacer comentarios críticos delante de los promotores de dichas pruebas…Tengo la sensación de comprar un Seat…Perdonad por la insistencia pero ¿vale la pena este Cupra Ateca?, ¿Es un buen producto comparable con otras marcas de más prestigio? ¿ tiene tan buen comportamiento como se promociona desde la marca?
    Creo que ya he transmitido mis dudas,
    Gracias de antemano.

  2. Hola Jordi.
    Voy a ver si puedo resolver tus dudas.
    Sí, es tan eficaz como te comento en la prueba. Es más, parece un turismo en lugar de un SUV. Su comportamiento solo podría ser igualado o quizá superado por el nuevo Porsche Macan S, pero el alemán tiene un precio superior. Comparable dinámicamente con el de Stuttgart, sí, pero en lo que respecta a calidad de interiores, no. Aún así, el español tiene buenos materiales, equiparables a VW.
    Saludos!

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.