Parece que le costó decidirse por el atractivo -en lo que a ventas se refiere- segmento de los SUV, pero está claro que la apuesta de la firma española no acaba más que empezar, como demuestra el coche de esta prueba: el SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence. Y es que el pequeño de la familia llega tras el Ateca, que también hemos probado, pero antes del todocamino de siete plazas, del que aún no se conoce su denominación. Ahí no queda la cosa porque en los mentideros se comenta que SEAT quiere un SUV deportivo con características parecidas a las del Macan. Y teniendo detrás al departamento SEAT Sport y su firma Cupra, que podría ser marca independiente, no me extrañaría nada que el resultado fuese un producto de 10.

prueba SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence

Antes de comenzar la prueba del SEAT Arona echo un vistazo a su exterior. Reúne las cualidades que se exigen entre los SUV compactos: aspecto juvenil y fresco, atributos demandadas muy mucho por la clientela de este tipo de vehículos: gente joven. Otra cosa muy de moda y que no podía faltar es el techo flotante, efecto que se consigue dándole otro color. Pero es que, además, en el caso del pequeño SEAT, al ser el acabado Xcellence, añade una moldura plateada con una ‘X’ que recorre la línea de cintura. Y cómo no, la seña de la casa tenía que hacer acto de presencia: la mirada full LED; inconfundible.

SEAT Arona: coqueto por dentro y por fuera

Interior SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence

Por dentro es un Ibiza, por lo que al igual que la quinta generación del histórico modelo desprende la misma alta calidad percibida. La pantalla del sistema de infoentretenimiento y la moldura gris acero que fluye por el salpicadero de forma transversal son partícipes de ello. Y eso a pesar de los plásticos duros que encuentro distribuidos por todo el habitáculo, algo que es frecuente en este tipo segmento. Pero repito, la calidad percibida es muy buena, de lo mejor del segmento, y lo puedo asegurar tras probar los últimos SUV compactos que han llegado al mercado: Kona y Stonic.

Me acomodo en las plazas traseras, que no tienen regulación longitudinal, para comprobar si el espacio destinado a las piernas es igual de amplio que en el Ibiza. Lo es, y suma algo más. También el de la cabeza. Por su parte, el de los hombros sigue siendo justo, pero entra dentro de la lógica al tratarse de un automóvil con 1,78 metros de anchura. Y es que hasta vehículos de mucho mayor tamaño también suspenden en este apartado.

PRUEBA: Ford EcoSport 2018 ST-Line

El maletero es una de sus grandes bazas, no solo porque tiene una boca baja, lo que facilita la carga; un doble fondo o formas regulares, también porque presume de una capacidad de 400 litros, superando al Ibiza en 45 litros y a los vehículos de su clase. Lástima que el piso no se quede plano al abatir los respaldos de los asientos posteriores.

maletero SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence

Pero sin lugar a dudas lo que más me ha llamado la atención y más me ha sorprendido es su propulsor. El coche de la prueba, el SEAT Arona, equipa el 1.0 TSI 115 CV. Es un motor tricilíndrico que lo acogen muchos vehículos del Grupo Volkswagen, desde los más pequeños, como el up!, Polo o Ibiza, hasta modelos de más talla, como el Ateca, el Golf o el Octavia. Pues bien, los 1.165 kg son movidos con efectividad por este pequeño bloque. Es tal su excelente respuesta que he tenido que mirar la potencia en la ficha técnica para asegurarme de ello. Pero no, todo correcto, porque este motor es así: tiene buena respuesta a bajas vueltas y magnífica disposición desde las 2.000 rpm y hasta las 3.500, rango en el que entrega su par máximo de 175 Nm. Durante la semana de pruebas me he movido con una media de 6,4 l/100 km -4,9 son los oficiales-, una cifra alejada de la que expone al firma pero que no peca de ser alta… siempre y cuando no pises con alegría el pedal derecho, porque ese consumo se dispara, como tricilíndrico de baja cilindrada que es.

motor SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence

También cabe mencionar la buena sintonía que existe con el propulsor y su cambio de seis velocidades -en opción está el automático DSG de doble embrague y siete relaciones-, que destaca por su rapidez y precisión.

Lo que más me ha sorprendido es la respuesta de su motor: ¡de 10!

A pesar de tener un centro de gravedad más alto, se comporta muy bien en curva sin ofrecer balanceos de la carrocería gracias a su suspensión, que es algo más confortable que la del Ibiza. Asimismo, su dirección es muy rápida, tiene un tacto bueno, no es ligera y no tampoco peca de imprecisa.

prueba SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence

Y como SUV que es, toca probar el SEAT Arona fuera del asfalto, porque su altura libre al suelo de 19 cm lo permite -11 más que el Ibiza-, pero por pistas muy simples, puesto que carece de tracción 4×4 -no existe opción en la gama- o de sistemas de ayuda como el de descenso. Así que experimentos con barro, mejor con Alfanova.

El precio del BSUV de Martorell parte de 14.100 euros, cantidad que hay que pagar por el 1.0 TSI 95 CV con acabado Reference Plus. Si quieres el coche de la prueba, el SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence tendrás que desembolsar 18.660 euros, que incluye un completo equipamiento de serie en el que entra: sistema de apertura y arranque sin llave, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, faros antiniebla con función cornering, cámara de visión trasera, aparcamiento automático, control de crucero adaptativo, luces diurnas LED, pantalla táctil de 8 pulgadas, retrovisores plegables y calefactables, sensor de aparcamiento delantero y trasero, asistente de arranque en pendiente, detector de fatiga y llantas de aleación de 16 pulgadas, entre otros elementos.

PRUEBA: SEAT Ibiza 2017 FR 1.5 TSI EVO 150 CV

La compañía de Martorell ha creado un producto perfecto para los jóvenes… Y no tan jóvenes. Porque el Arona también puede ser la opción adecuada para todo tipo de públicos, independientemente de la edad, que buscan un coche compacto pintón, cómodo y con mayor altura que facilite el acceso y la visibilidad. Sin haber probado la versión diésel, puedo afirmar que este motor de tres cilindros creo que es el idóneo; le sienta como anillo al dedo porque su respuesta es más que suficiente para moverlo por ciudad y carretera con total confianza sin que el consumo sea muy elevado.

prueba SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence

A destacar A mejorar
 Respuesta de su motor Consumo a ritmo un poco alegre
 Equipamiento Maletero sin fondo plano
 Calidad percibida del interior Espacio para los hombros en plazas traseras
Ficha técnica SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV Xcellence
Motor Cilindrada 999 cc
Cilindros 3 en línea
Potencia Máxima 115 CV /5.000-5.500 rpm
Par Máximo 200 Nm / 2.000-3.500 rpm
Transmisión Caja de Cambios Manual, 5 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson / resorte helicoidal / barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional / resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 4.138 mm
Anchura 1.780 mm
Altura 1.552 mm
Distancia entre Ejes 2.566 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa. Turbo
Peso Peso 1.187 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 182 km/h
Aceleración 0-100 km/h 9,8 seg
Consumos Urbano 5,9
Extraurbano 4,3
Combinado 4,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 113 g/km (Euro 6)
Precio Precio Oficial 18.660 euros

2 Comentarios

  1. el maletero tiene un doble fondo, si se coloca la bandeja en la posición más superior la superficie de carga se queda al mismo nivel que los asientos abatidos.

  2. Llevo mas de cuatro meses esperando que me lo entreguen (automatico) y aun no me dan fecha de fabricación. Seat es un verdadero desastre y la atención al cliente es nula

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.