Quizá te preguntes qué hace un periodista como yo, probando un Porsche 911 Turbo Cabriolet 992, en un sitio como este, Hawái. Pues bien, fue la lotería que me tocó disfrutar gracias a que el COVID, en sus primeros coletazos, arruinó el viaje que tenía planeado Porsche para mí a China. Y visto lo visto, creo que el cambio fue a mejor, por lo menos en lo que a unidades a probar se refiere.

Porque a esa lotería le añadí el reintegro al poder probar clásicos como el Porsche 356 Speedster, el 914/6 o el 944 Turbo Cabrio, entre otros. Pero esa es otra historia que te contaré otro día.

Porsche 911 Turbo Cabriolet 992 en Hawái

Al comenzar la relación con mi mujer, me envalentoné, saqué pecho y se lo dije: "Si te toca la lotería -la de verdad, la de dinero en el banco-, me da igual la generación, la carrocería, el color o el tipo de propulsión, quiero que me regales un Porsche 911". Para lo de ver el fútbol con mis amigos el sábado por la tarde/noche, después de ocho años, aún no he encontrado el momento idóneo...

Como habrás podido imaginar, lamentablemente, ese día no ha llegado. Pero me siento afortunado, tanto por la mujer que tengo, aunque nuestra cuenta bancaria tenga menos ceros que las actuales celebraciones de la Fórmula 1, como por tener entre manos uno de los 'nueveonce' más deseados de la actual generación, el Turbo Cabriolet, que se exhibe ante mis ojos con una línea tan deseada como deportiva y sensual -por aquí te dejo la historia del Porsche 911-.

A todo siempre se le puede añadir algo más para mejorarlo -salvo en el caso de los productos Mansory-, aunque si hablamos de este modelo, ese 'añadir' se podría sustituir por 'eliminar'. Se ha prescindido del techo para acoplarle uno de lona con el que desnudarse en apenas doce segundos alegra a cualquiera. Si has conducido un descapotable con un buen motor sabrás que subirlo de vueltas, descapotado, atravesando un túnel, es algo tan especial que difícilmente puede ser descrito con palabras.

Porsche 911 Turbo Cabriolet 992 en Hawái

Pues imagina con un motor bóxer 3.8 de 580 CV con doble turbo mientras sus 750 Nm y el trabajo de su magnífica caja de cambios PDK te dejan pegados al asiento a la vez que sus cuatro ruedas de enormes dimensiones, 255/35 R20 97Y las delanteras y 315/30 R21 105Y las traseras, casi son capaces de levantar el asfalto.

Quizás pienses que exagero, pero echa un vistazo a su 0 a 100 km/h en solo 2,9", a los 10,1" que se toma en llegar a 200 km/h desde parado o a su velocidad máxima de 320 km/h.

PRUEBA: Porsche 911 GT3 RS (992)

Pero sobre el papel queda precioso -como el coche delante de cualquier fondo-, pero lo mejor, como Porsche que es, es que a esas magníficas prestaciones le acompañan unas no menos aún impresionantes sensaciones... Y eso que no hablamos de la gama GT, la más deportiva de la gama.

Quizá Hawái no sea el sitio más propicio para probar un deportivo debido a sus límites de velocidad y el miedo que infunden sus policías, pero sí que es uno de los mejores parajes para disfrutar de un descapotable, y en el caso de este coche, de su motor.

Me encuentro en la isla de Hawái, también conocida como Big Island, aclarando, así, que se trata de la que más extensión tiene de todo el archipiélago. En sus 10.430 m2 de superficie puedes encontrar desde verdes parajes hasta espacios lunares donde la lava solidificada es la protagonista.

Por ese motivo, recorrerla en un deportivo de tal calibre, a pesar del jet lag y de las 32 horas de viaje con sus tres aviones y dos escalas, es una especie de Euromillones que no me quita ni el Estado.

El 911 Turbo Cabriolet 992 de esta prueba es un coche perfectamente válido para circular con él a diario en una ciudad que no se caracterice por las anchas y rectas vías que sí forman las de los Estados Unidos. El corto radio de giro de su dirección, la suspensión en modo Normal y sus ruedas directrices hacen sencilla la tarea. Siempre y cuando sus 1.900 mm de anchura no sean un impedimento, como las miradas de admiración, envidia u odio que genera.

Porsche 911 Turbo Cabriolet 992 en Hawái

También sirve para viajar -ten en cuenta sus 128 litros de maletero-, porque absorbe bien las irregularidades de la calzada aunque la suspensión es algo rebotona si no has activado el Porsche Active Suspension Management.

De locos es casi todo en este coche. El consumo, también. Pero no por alto, siempre que mantengas encadenadas tus ganas de hundir el pie derecho. Puedes moverte con facilidad en unos 9,2 l/100 km. Si das rienda suelta a tus emociones, esa cifra suma un dígito y puedes superar los 15 con más facilidad aún.

Su motor 9A2 evo de dos turbocompresores VTG de geometría variable es un portento de energía. Sinceramente, y tras haber probado el Porsche 911 Turbo S 992 creo que con sus 580 CV, bastan y sobran, incluso en el modo más 'comedido', el Normal. Aunque me decantaría por la más potente, porque, ya puestos a soñar...

Porsche 911 Turbo Cabriolet 992 en Hawái

Su entrega es brutal, y si parecía que este motor bóxer de seis cilindros digno de estar expuesto en un museo de ingeniería, no podía dar más, me equivocaba. Pasando de un perfil a otro con el conmutador, de Sport a Sport Plus, la patada es aún más contundente. ¡Qué barbaridad! Y el colofón lo ponen esos 20 segundos del Porsche Sport Response. Sin palabras.

Los cambios se realizan a un mayor régimen y el sonido que acompaña a esa escalada de la aguja del cuentarrevoluciones es aún mayor. Y siempre con una pegada sensacional, independientemente de si su bloque gira a bajo, medio o alto rango. Es un pulmón.

Y para rápida, como era de esperar en un deportivo de tal envergadura, su caja de cambios PDK de doble embrague que hace que un pestañeo sea una acción lenta.

Porsche 911 Turbo Cabriolet 992 en Hawái

Es difícil mantener la mirada en la carretera con semejante paisaje lunar, pero entre manos llevo una máquina de 570 CV que es bastante fácil de llevar, pero que al mínimo despiste o exceso de confianza puede que no te perdone. Pero donde pongo la mirada, ahí va el morro sin dudar gracias a su precisa, rápida y comunicativa dirección. Una delicia. Una de las mejores del mercado. No tengo duda.

La carrocería vira plana por el enorme trabajo que realiza la suspensión, mientras que los frenos de serie con discos de 408 mm en el eje delantero y 380 mm en el trasero permiten detener el coche sin tacha y en el instante antes de girar el volante para abordar la siguiente curva.

PRUEBA: Porsche 356 Speedster 1600A

Tras esta grata experiencia, toca despedirse del Porsche 911 Turbo Cabriolet 992. Una noticia triste que se vuelve alegre cuando la responsable de los turnos me hace entrega de las llaves de un Porsche 964 Carrera 2 Cabrio en color Amethyst Metallic con un interior en el que hasta el más mínimo detalle está tintado o tapizado en cuero violeta. En ese momento doy gracias tanto a los dioses hawaianos Kāne, Kū, Lono y Kanaloa como al alemán, Ferdinand.

Si quieres ver más del 'nueveonce', te dejamos con más pruebas del Porsche 911 de diferentes carrocerías, versiones, ediciones y generaciones.

Porsche 911 Turbo Cabriolet y Porsche 964 Carrera 2 Cabrio en color Amethyst Metallic en Hawái

Ficha técnica del Porsche 911 Turbo Cabriolet 992
Motor Cilindrada 3.746 cc
Cilindros 6 opuestos
Potencia máxima 580 CV / 6.500 rpm
Par máximo 750 Nm / 2.250 - 4.500 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa. Turbo
Geometría variable
Transmisión Caja de Cambios Automática, 8 velocidades
doble embrague
Tracción Integral
Suspensión Delantera McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados / 408 mm
Traseros Discos ventilados / 380 mm
Dimensiones Longitud 4.535 mm
Anchura 1.900 mm
Altura 1.301 mm
Distancia entre ejes 2.450 mm
Maletero Volumen 128 litros
Peso Peso 1.785 kg
Prestaciones Velocidad máxima 320 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 2,9 seg seg
Consumo
(WLTP)
Combinado 12,1 l/100 km
Velocidad baja 20,3 l/100 km
Velocidad media 11,9 l/100 km
Velocidad alta 10,1 l/100 km
Velocidad muy alta 10,8 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 275 g/km Euro 6 - Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 262.490 euros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.