Llevar 42 años en activo y seis generaciones es una meta a la que no todos llegan. En mayo de 1976 era ensamblada la unidad número uno de la primera generación del Ford Fiesta, un utilitario de segmento B que ha vendido más de 17 millones de ejemplares en todo el mundo y que, a finales de 2016, se reinventaba en la sexta y actual generación con importantes novedades, entre las que destacan el Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV de mi prueba.

PRUEBA: Ford Fiesta ST200

Además de la famosa gama de motores de gasolina 1.0 Ecoboost turbo con potencias de hasta 140 CV, de los cuales nosotros ya hemos comprobado todas sus bondades en el Ford Fiesta Titanium 1.0 Ecoboost 125 CV (prueba), la firma del óvalo azul decidió seguir apostando por alternativas diésel, concretamente dos sobre la base del conocido 1.5 TDCI, con 85 y 120 CV de potencia. También tenemos un 1.1 Ti-VCT de 85 CV como la opción de acceso a gama y el 1.0 EcoBoost con 100, 125 y 140 CV. Por último, el nuevo Ford Fiesta ST representa el colofón de la gama con un novedoso propulsor 1.5 EcoBoost tricilíndrico de 200 CV con función de desconexión de cilindros, la cual permite desactivar uno de ellos para trabajar en modo bicilíndrico y reducir así los consumos y las emisiones de CO2.

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV estática trasera

Un diseño marca de la casa

En 2013, Ford anunció su intención de lanzar la experiencia Vignale, un acabado superior que se situaría como la cúspide en la gama de modelos que lo equipan y que añade una atmósfera premium en el interior, así como una serie de detalles únicos en la carrocería que permiten identificarlo inmediatamente. De esta forma, la firma del óvalo azul busca plantar cara a los grandes del segmento, como el Volkswagen Polo o el Audi A1 en este segmento de utilitarios.

Vignale, el acabado superior en calidad y diseño de Ford

Entre los elementos más característicos de su habitáculo encontramos la tapicería de piel parcial con costuras en contraste que están presentes también en el salpicadero y el volante. El techo panorámico, los protectores practicables en las puertas para evitar el contacto con otros vehículos, la pantalla táctil de estilo flotante de 8 pulgadas con navegador y cámara de visión trasera, el sistema de sonido B&O Play o el sistema de conectividad y control por voz SYNC III con Apple CarPlay y Android Auto, son parte de su equipamiento.

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV interior

El exterior también presenta algunos elementos característicos de la línea Vignale, como la parrilla específica, las llantas de 17 pulgadas con terminación cromo, los acentos en aluminio satinado en los bordes de la parrilla, los faros antiniebla, el parachoques trasero, el marco inferior de las ventanas laterales y en la nervadura de la parte baja de las puertas, así como los distintivos “Vignale” que encontramos en el portón trasero y las aletas delanteras.

El diésel, ¿en peligro de extinción en el segmento B?

Como te decía más arriba, el diésel parece que va perdiendo fuelle en Europa en los segmentos más pequeños (en el segmento A prácticamente ha desaparecido, mientras que en el B tiene cada vez menos presencia). De hecho, rivales del Fiesta como el nuevo Audi A1 2019 ya han renunciado a las mecánicas de gasóleo, mientras que el Opel Corsa actual lleva tiempo sin comercializar estos propulsores. Sin embargo, mi prueba del Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV, pese a todo, me presenta un dilema que puede ir en contra de la tendencia actual del mercado: ¿está realmente acabado el diésel en el segmento B?

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV estática delantera

Cada vez son menos los compradores interesados en este combustible, una decisión justificada por la mala reputación que está adquiriendo el gasóleo en Europa, las diferentes restricciones a las que se le está sometiendo y a la proliferación de sistemas de propulsión alternativos (híbridos y eléctricos), sin olvidarnos de que los motores de gasolina han dado un importante paso adelante en cuanto a economía de combustible y prestaciones se refiere.

Los prototipos del Ford Fiesta en sus 40 años de historia

Esto está invitando a muchos fabricantes a ir dejando de lado el diésel y apostando, especialmente en los segmentos más pequeños, por motores de gasolina. Sin embargo, aún existe la posibilidad de poder optar por un utilitario diésel como el Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV que he probado. El motor es un viejo conocido dentro de la marca y está disponible en otros modelos como el Ford Focus o el Ford EcoSport (prueba). Mi unidad de pruebas equipaba la versión de 120 CV con 270 Nm de par y una transmisión manual de seis velocidades que homologa unos prometedores 4,2 litros a los 100 km.

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV cuadro instrumentos

Al volante del Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV

Pensar en un coche como el Ford Fiesta, con 4.040 mm de longitud y un peso de solo 1.207 kilogramos invita a ser optimista con estas cifras de consumo. Arranco la prueba con los primeros kilómetros por autopista. El motor ya me es familiar (en casa tenemos un Focus con este propulsor), pero siempre resulta interesante comparar un mismo bloque en diferentes modelos y carrocerías para averiguar cuál es su desempeño.

En el Focus, lo mueve con soltura, es progresivo y todo un ahorrador si eres cuidadoso con el acelerador. Sin embargo, en el Ford Fiesta Vignale estos atributos se acentúan aún más. Empuja desde la parte baja del cuentarrevoluciones y no percibes un desequilibrio acentuado en la forma de entregar la potencia en ningún régimen, mostrándose muy estable y progresivo. La caja de cambios tiene las relaciones algo largas, lo que te obliga a revolucionar un poco más el motor en marchas cortas, pero en 6ª es ideal para llanear a punta de gas mientras mantienes el motor relajado.

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV dinámica frontal

Esto contribuye también a obtener buenos consumos. Durante mi prueba con el Ford Fiesta Vignale realicé varias comprobaciones, como la posibilidad de ser todo un ahorrador en autopista aprovechando cualquier desnivel para arañar algún kilómetro extra a cada gota de combustible; así como los desplazamientos por ciudad, donde el sistema Start&Stop permite estabilizar el consumo. Al final de la prueba, la media se situó en los 5 litros exactos. Una pena los 42 litros de depósito que auguran una autonomía de algo más de 700 kilómetros sin necesidad de repostar. Con un poco más estaríamos hablando de 1.000 kilómetros con un solo depósito y sin consumir de la reserva.

Ford Fiesta Active: la versión crossover del utilitario

Uno de los inconvenientes que más condicionan la compra de un motor de gasolina tricilíndrico, los cuales son muy comunes en el segmento A y B, es el consumo a velocidades de autopista. Si bien es cierto que su entorno predilecto es la ciudad y la carretera, la autopista no lo es tanto. Sin embargo, el Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV consigue el equilibrio perfecto para los tres entornos en los que vas a conducir tu coche. También pude comprobar su desempeño cuando se viaja a plena carga, con equipaje y ocupantes en las plazas traseras, una situación en la que el Fiesta diésel no desfallece y cumple con su cometido sin renunciar a un buen consumo de carburante, sin duda, la mayor de las bazas de esta mecánica.

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV dinámica trasera

Otro de los aspectos en los que me ha convencido el Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV que he puesto a prueba ha sido a nivel dinámico. La anterior generación ya ofrecía un chasis con una gran puesta a punto, un aspecto en el que el nuevo Fiesta parece mejorar. Tanto el paso por curva, los apoyos y el aplomo de su carrocería le confieren un gran tacto al volante, con una dirección suave y una suspensión lo suficientemente firme como para no renunciar a un elevado confort a bordo.

Su comportamiento dinámico me parece de lo mejor del segmento

Por otro lado, el aumento de tamaño del nuevo Fiesta, que es 71 mm más largo, 13 mm más ancho y 19 mm más bajo sobre una plataforma que es solo 4 mm más larga en distancia entre ejes, presenta un maletero con 13 litros más de capacidad volumétrica. Este incremento de dimensiones le permite recortar distancia sobre su hermano mayor, el Ford Focus, y lo convierten una compra interesante si no quieres dar el salto al segmento C.

Prueba Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV

De este modo, el Ford Fiesta Vignale es un coche más utilizable y polivalente para el día a día, con menos limitaciones en cuanto a espacio. La mejora en calidad, tanto percibida como al tacto, de los materiales de un habitáculo refinado en cuanto a ruidos y vibraciones, otorgan al pequeño utilitario un gran salto cualitativo que le permite convertirse, tanto por espacio como por comportamiento, prestaciones y refinamiento, en una de las compras más interesantes del segmento. Además, los precios son un gran atractivo incluso para quienes aspiren a las versiones tope de gama firmadas por Vignale, gracias a unos suculentos descuentos por parte del fabricante.

A destacar A mejorar
Equipamiento y comportamiento Marchas demasiado largas
Calidad interior Ausencia modos de conducción
Precio
Ficha técnica Ford Fiesta Vignale 1.5 TDCI 120 CV
Motor Cilindrada 1.499 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 120 CV / 3.600 rpm
Par Máximo 270 Nm / 1.750-2.500 rpm
Transmisión Caja de Cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra Estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 4.040 mm
Anchura 1.735 mm
Altura 1.476 mm
Distancia entre Ejes 2.493 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa conducto común / Turbo / Geometría variable / Intercooler
Peso Peso 1.207 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 195 km/h
Aceleración 0-100 km/h 9,2 seg
Consumos Urbano 4,7 l/100 km
Extraurbano 3,8 l/100 km
Combinado 4,2 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 109 g/km (Euro 6)
Precio Precio final Desde 20.258 euros (sin descuentos)
Valoración
Diseño
8
Acabados
9,5
Habitabilidad
8,5
Maletero
8
Motor
8,5
Consumo
9
Comodidad en marcha
9
Comportamiento
8,5
Equipamiento
8
Precio
8,5
Compartir
Artículo anteriorSaab 9-7X, el SUV sueco con motor de Corvette V8
Artículo siguienteBentley Bentayga Pikes Peak: un SUV de récord limitado a 10 unidades
Aficionado a la gasolina, las curvas y todas las sensaciones que un volante puede transmitir. Publicitario convertido en redactor del motor. Aprendiendo cada día un poco más sobre este mundillo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.