Manthey-Racing ha visto incrementada su popularidad en los últimos meses gracias a conseguir, mediante su trabajo en el Porsche 911 GT2 RS, crear el coche de calle más rápido en Nürburgring. Ahora la compañía se ha centrado en su hermano pequeño y ha creado el Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport MR, una variante que es todavía más radical que el vehículo de serie, pensado para un uso exclusivo en circuito.

Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport, solo para circuito

El objetivo de Manthey-Racing con su Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport MR es competir en la categoría GTA de las SRO Series (Stéphane Ratel Organisation), cuyos estándares han marcado el camino a seguir en las mejoras.

Lo principal ha sido llevar a cabo una dieta de adelgazamiento intensivo en varios frentes. Así, lo más importante ha sido sustituir multitud de elementos y paneles por otros fabricados en fibra de carbono: paragolpes delantero, capó, pasos de rueda, puertas, techo, paragolpes trasero, difusor, maletero y alerón. También se ha aprovechado para reemplazar las ventanillas laterales y la luna trasera por piezas fabricadas en policarbonato.

Como detalle curioso, se han reemplazado los faros por otros muy parecidos pero que, en caso de impacto, solo tienen que cambiar el cristal, no todo el grupo, por lo que se ahorra en costes.

Conscientes de que las posibilidades de tener un accidente son altas, han rellenado las puertas de espuma para absorber el impacto, una de las muchas medidas de seguridad a las que se suman las redes a ambos lados del piloto y un sensor que avisa de que todo funciona correctamente (exigencia de SRO).

El kit de puede comprar por 28.000 euros, pero es posible, al comprar el coche en Porsche, pedir a la marca que te ponga en contacto directamente con Manthey-Racing.

PRUEBA: Porsche 718 Cayman GTS PDK

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.