Estamos muy acostumbrados a ver lanzamientos de coches deportivos que son completamente radicales. La puesta a punto y los componentes que utilizan están ligados de una manera íntima con la competición. Esto sirve para ofrecer unas sensaciones que difícilmente se puedan experimentar en un vehículo más 'normal'. Son coches de circuito legales para ir por carretera, literalmente. Modelos que bien podrían meterse en un circuito según salen de la línea de producción, y medirse con otros deportivos pensados en un principio para la propia competición. Pues bien, estos son 10 que nos han parecido muy interesantes.

Porsche 911 GT1 Straßenversion

coches de carreras para ir por la calle 911 gt1

El Porsche 991 GT1 Straßenversion es un deportivo producido por la firma alemana para que la versión de competición fuese admitida para participar en las 24 Horas de Le Mans. Sin duda, uno de los grandes reconocidos como coches de carreras para ir por la calle. La estética de este '911' es imponente y cuenta con un motor que desarrolla 600 CV de potencia.

Lotus Evora GT430

coches de carreras para ir por la calle evora

Todos sabemos que los coches de la firma británica son más que radicales, pero si hablamos del Lotus Evora GT430 es conveniente hacer una puntualización. Es el modelo más potente de toda la historia de Lotus, con más de 430 CV embutidos en poco más de 1.250 kg de peso. Además, es limitadísimo: solo se han construido 60 unidades.

Abarth 695 Biposto

coches de carreras para ir por la calle biposto

El Abarth 695 Biposto es un coche derivado del Abarth 595, modelo que ya es bastante radical al ser una versión muy potente y con una puesta a punto específica del Fiat 500. Pero el Biposto fue más allá. Comercializado entre 2014 y 2016, dispone de una mecánica con 189 CV... en la misma carrocería que el Fiat 500. ¿Un detalle? Las ventanillas son como las de un coche de rally.

Caterham Seven

coches de carreras para ir por la calle caterham

El Caterham Seven es un descapotable de tan solo dos plazas enfocado únicamente al entretenimiento de su conductor. Sí, es un coche de carreras que se puede utilizar por la calle... pero que tiene mucho más sentido usar dentro de un circuito de carreras. Tiene un motor de hasta 200 CV, pero incluso con mucho menos ya es divertido gracias a su bajo peso.

Ariel Atom

coches de carreras para ir por la calle Ariel atom

El Ariel Atom es un modelo con exactamente la misma filosofía que el anterior, solo que llegó a montar un propulsor V8 con 500 CV. Esto se traducía en una relación entre peso y potencia que rondaba los 1.000 CV por tonelada. Una burrada capaz de acelerar más rápido que cualquier motocicleta que puedas imaginar... y eso ya es mucho decir.

BAC Mono

coches de carreras para ir por la calle bac mono

Existen muy pocos monoplazas que puedan ser utilizados en la vía pública, pero el BAC Mono es uno de ellos. Con sus más de 300 CV, acelera de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos gracias a un peso de tan solo 580 kg. ¿Sabes qué es lo más curioso de todo? En la Isla de Man -sí, donde se celebran esas locas carreras de motos- tienen uno de Policía.

Hennessey Venom F5

coches de carreras para ir por la calle Hennessey

El Hennessey Venom F5 es uno de los superdeportivos más rápidos del mundo, capaz de superar los 400 km/h sin despeinarse... y casi de llegar hasta los 500 km/h. Lo hace gracias a un motor V8 biturbo de 7,4 litros que entrega una potencia final que supera los 1.600 CV. Si hay algo claro es que no podrás exprimir todo su potencial en carretera abierta.

Koenigsegg Agera RS

coches de carreras para ir por la calle agera rs

El Koenigsegg Agera RS es uno de esos coches de carreras para ir por la calle. Se trata de un superdeportivo de origen escandinavo que, en su versión RS, monta una mecánica de 5,0 litros y 1.360 CV. Esta potencia le puede catapultar hasta superar los 450 km/h de velocidad máxima. ¿La clave? Su peso, ya que no llega siquiera a los 1.300 kg.

Bugatti Chiron Sport

coches de carreras para ir por la calle Chiron

Añadir la palabra Sport a un Bugatti Chiron parece una broma. Pero este deportivo no parece bromear para nada. Lo vemos en su estética agresiva y, al conducirlo, te das cuenta de que va muy en serio. Así lo ejemplifica su motor de 1.500 CV, con el que puede superar los 450 km/h de velocidad máxima. Un dato increíble: se pone de 0 a 200 km/h en 4 segundos.

PRUEBA: Bugatti Chiron W16 8.0 1.500 CV

Rimac C Two

coches de carreras para ir por la calle rimac two

Si pensabas que en esta lista no habría ningún coche eléctrico, el Rimac C Two está aquí para llevarse por delante todos tus prejuicios. Es de fabricación croata y tiene un sistema de propulsión eléctrico que entrega más de 1.900 CV. La cuestión es que todavía no lo hemos visto por la calle, pero falta poco: todas las unidades ya están vendidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.