El Mercedes-Benz EQC 2019 será sin duda una de las novedades más esperadas del Salón de París 2018. Pero por fortuna, no tendrás que esperar hasta que abra sus puertas este evento en octubre para conocer su características técnicas o imagen. Y es que, tras muchos adelantos y unas cuantas fotos espía, hoy por fin Mercedes-Benz ha desvelado a este modelo, un SUV 100% eléctrico que se convierte así en el primer producto de la nueva submarca EQ.

Mercedes EQA Concept: un compacto eléctrico en Frankfurt

La compañía de la estrella ha detallado las características de un SUV eléctrico que tendrá al próximo Audi e-tron quattro, al ya revelado Jaguar I-Pace y a la futura versión de producción del BMW Concept iX3 como principales rivales a batir. Las fotos oficiales que han lanzado Mercedes del nuevo EQC 2019 revelan algunos datos interesantes en cuanto a su diseño exterior.

Mercedes-Benz EQC 2019: 408 CV y 765 Nm

El Mercedes-Benz EQC 2019 presenta una parrilla diferente en comparación a otros modelos de la marca, así como unos faros Multibeam LED angulares nunca antes vistos en Mercedes. El techo arqueado hacia atrás se une con la zaga a través de un alerón, mientras que la parte trasera presenta unos faros con un diseño muy afilado y unidos entre sí. En la vista lateral también destaca el listón cromado que recorre las taloneras.

Por otro lado, el nuevo EQC estará basado en la plataforma de vehículos eléctricos de la marca, la cual ha sido especialmente desarrollada para la ocasión. Y por suerte, el sistema de propulsión ya no es un misterio. De hecho, es muy similar al del Mercedes Generation EQ Concept, la versión conceptual presentada en París en 2016, que estaba equipada con una pareja de motores eléctricos, uno en cada eje, con un total de 402 CV de potencia y 700 Nm de par motor.

El modelo definitivo de producción en serie producirá 300 kW de potencia (408 CV) y entregará 765 Nm de par motor gracias a dos motores eléctricos que además le permiten ofrecer tracción a las cuatro ruedas. A pesar del importante peso del conjunto, que asciende a 2.425 kg, las prestaciones son notables: pasa de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, mientras que la velocidad máxima está limitada a 180 km/h.

Otro aspecto muy a tener en cuenta de un vehículo eléctrico como el Mercedes EQC 2019 es la batería. El modelo de producción equipará una de iones de litio de 80 kWh de capacidad útil que le permitirá entregar más de 450 kilómetros de autonomía con una sola carga. Admite potencias máximas de recarga de hasta 110 kW -en función del estado de la batería-, lo que permitirá que pase del 10 al 80% de capacidad en tan solo 40 minutos. Además, dispone de serie de un cargador de a bordo integrado con una potencia de 7,4 kW para uso tanto en la vía pública como en domicilios particulares.

También hay que destacar que el nuevo Mercedes-Benz EQC 2019 está equipado de serie con el sistema multimedia MBUX, ya estrenado por el nuevo Mercedes Clase A 2018. Este presenta contenidos específicos como, por ejemplo, la autonomía, el estado de carga o el flujo energético. Desde él puede manejarse o ajustarse casi todas las funciones del vehículo, incluyendo los programas de conducción o la intensidad de la carga.

Por su parte, Mercedes planea contar con una gama de vehículos EQ que estará compuesta por hasta 10 modelos a mediados de la década de 2020.

Un completo programa de pruebas y desarrollo

Según ha detallado la compañía, cuando el Mercedes-Benz EQC 2019 llegue al mercado, llevará aproximadamente cuatro años en fase de pruebas y desarrollo y se habrá sometido a un completo programa para su puesta a punto que contemplará escenarios de conducción real en Alemania, Finlandia, Suecia, España, Dubái, Sudáfrica, Estados Unidos y China. Las fases del programa de pruebas también han incluido una serie de test de suspensión/tren motriz, así como unas pruebas de alta temperatura para vehículos en el sur de Europa.

Mercedes GLC F-Cell Concept: novedad en el Salón de Frankfurt

Como en España, donde el EQC 2019 se ha sometido a un programa de estrés de calor para alcanzar los objetivos para cada componente durante este mismo verano. Aquí, “los efectos de la temperatura durante la conducción se prueban bajo condiciones extremas, y también otros aspectos particularmente desafiantes para un vehículo eléctrico, como el aire acondicionado y la carga”, según detalla Mercedes en un comunicado.

La Península Ibérica es una de las zonas más interesantes para los fabricantes a la hora de desarrollar sus vehículos. Los coches eléctricos son sometidos a temperaturas de hasta 50 ºC, lo que conlleva que puedan testar elementos como el aire acondicionado, la recarga y drenaje completo de la batería, cómo afecta el calor en cuanto a daños se refiere a la batería y el polvo a todo el circuito del sistema de propulsión.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.