La nueva generación del Mercedes-AMG SL se presentó a finales de octubre del año pasado. El mítico roadster de Mercedes aterrizó con dos motorizaciones diferentes, SL 55 y SL 63, ambas equipadas con el motor V8 más potente de la compañía. Sin embargo, la marca alemana ha querido completar la gama con una tercera versión, en este caso, de cuatro cilindros. Este es el nuevo Mercedes-AMG SL 43 y todos sus detalles.

La historia de cómo acabó el Mercedes 300 SEL 6.8 AMG de 1970 probando piezas de aviones de combate

El SL 43 está equipado con una nueva variante del motor M139 de cuatro cilindros y 2.0 litros de AMG que utiliza un turbocompresor eléctrico, una tecnología derivada de los monoplazas de Fórmula 1 que Mercedes afirma que es la primera vez que se utiliza en un coche de producción. El turbo funciona con un sistema eléctrico de 48 voltios que alimenta el generador de arranque accionado por correa de segunda generación. Se trata de un sistema Mild Hybrid que permite mejorar el rendimiento y la eficiencia.

Mercedes-AMG SL 43: así es la versión de cuatro cilindros

Mercedes-AMG SL 43

El motor en cuestión desarrolla 381 CV de potencia y 480 Nm de par entre 3.250 y 5.000 rpm. El generador de arranque desarrolla 14 CV de potencia y está accionado por una correa. De este modo, el nuevo Mercedes-AMG SL 43 es menos potente que el Mercedes-AMG A 45 S (prueba), que ofrece 421 CV y 500 Nm de par. Sin embargo, se sitúa en línea con la primera generación del Mercedes-AMG A 45 (prueba), con el que comparte especificaciones.

El propulsor está ligado, como el resto de la gama, a una transmisión automática MCT de nueve velocidades conectada, en este caso, a un sistema de propulsión trasera. Según AMG, esta configuración le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 275 km/h. En cuanto a consumo, según el ciclo WLTP homologa entre 8,9 y 9,4 l/100 km.

Equipamiento y características de diseño

El Mercedes-AMG SL 43 de acceso a gama está equipado de serie con suspensión AMG Ride Control y un sistema AMG Dynamic Select con cinco modos de conducción (Resbaladizo, Comfort, Sport, Sport + e Individual), o seis modos si se añade el paquete AMG Dynamic Plus con el programa Race. Este paquete también suma una suspensión 10 mm más baja, diferentes soportes de motor, un diferencial trasero de deslizamiento limitado controlado electrónicamente y pinzas de freno amarillas.

A nivel de diseño, pocos son los cambios que encontraremos en comparación con las versiones SL 55 4MATIC+ y SL 63 4MATIC+. Sin embargo, la versión de acceso a gama del nuevo SL luce otras insignias, un difusor trasero diferente con salidas de escape dobles o las llantas de 19 pulgadas de serie. El interior es idéntico a los modelos V8 y se puede añadir todo tipo de elementos opcionales. Por supuesto, se beneficia del sistema de dirección en el eje trasero y los kits estéticos de carbono y cromo.

Fotos: Pablo Bayo @airmadrid

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.