Hasta hace no demasiado tiempo -o sí, depende de la edad que tengas- los coches tenían cuentakilómetros de cinco dígitos. ¿Qué significa esto? Que una vez el vehículo alcanzaba los 99.999 kilómetros, por norma general el odómetro se reiniciaba y empezaba a contar desde el principio, es decir, volvía a marcar “00000” kilómetros, como cuando era totalmente nuevo.

Por ese motivo, cuando un coche reiniciaba su cuentakilómetros y se ponía a la venta, era una cuestión de fe por parte del comprador, que tenía que creer casi a la fuerza que el coche solo tenía esos kilómetros, y no otros 100.000 o 200.000 kilómetros más. Por suerte, hubo un fabricante que puso fin a estos odómetros de cinco cifras lanzando el primer coche con un cuentakilómetros de seis dígitos.

Algo tan común como un cuentakilómetros de seis dígitos fue toda una novedad en 1971

mercedes sl r 107 cuentakilometros seis digitos

El fabricante en cuestión fue Mercedes-Benz que, a principios de la década de 1970, presentó el Mercedes-Benz 350 SL, conocido internamente como R 107. El sustituto del 280 SL ‘Pagoda’ vio la luz en 1971 como uno de los coches más avanzados de su época, un deportivo descapotable que introducía algunas novedades importantes, a la vez que alcanzaba un nuevo nivel en exclusividad y lujo.

Blitzen-Benz (1909), el coche más rápido del mundo y el primero que superó los 200 km/h

El R 107 contaba con una capota convertible tipo roadster totalmente retráctil y un techo rígido extraíble. También ubicó el depósito de combustible sobre el eje trasero para protegerlo en caso de fuerte impacto, y el interior contaba con un salpicadero tapizado y un nuevo volante de seguridad de cuatro radios con una almohadilla ancha y acolchada que proporcionaba la máxima protección al conductor en caso de accidente.

mercedes sl r 107 cuentakilometros seis digitos

Todas estas novedades destacaron en su momento sobre el hecho de que el 350 SL (R 107) fuera el primer coche con un cuentakilómetros de seis dígitos. De hecho, Mercedes-Benz describió el cuadro como un conjunto de “tres pantallas redondas que se encuentran agrupadas ante el conductor”, con el “velocímetro y el odómetro, el tacómetro y una combinación del indicador del depósito de combustible, el indicador de presión de aceite y el termómetro del refrigerante”.

Aunque no lo mencionaba, el R 107 fue el primer coche que seguía contando kilómetros más allá de los 99.999 kilómetros. Fue el primer en el que el conductor podía ver la mágica cifra de 100.000 kilómetros en el odómetro y seguir subiendo hasta llegar a los 999.999 kilómetros, momento en el que, entonces sí, el cuentakilómetros se reiniciaba, se ponía a cero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.